Entradas etiquetadas como ‘antoine dodson’

Lo más raro que ha pasado durante la semana (31 de enero-6 de febrero)

BecConsejo: “Haz las cosas concienzudamente”

Supongo que ya sabéis cómo funciona este post, pero por si se ha colado aún no habitual entre los sospechosos habituales, lo explico rápidamente. Algunas de las chorradas que no han tenido cabida durante la semana en el blog porque estábamos con otras tontunas, las recopilamos aquí. Y empezamos…

1. ¿Adicto al sexo gay por un medicamento?

Un hombre casado ha denunciado a los fabricantes de un medicamento contra el párkinson porque asegura que como consecuencia de la medicación se ha vuelto un adicto al sexo gay.

El protagonista de la denuncia se llama Didier Jambart, tiene 51 años y está convencido de que su travestismo y su adicción a los juegos de azar en Internet son efectos secundarios del medicamento, según publica la prensa británica.

Pide una indemnización millonaria porque ha perdido entre 70.000 y 110.000 euros en los juegos internáuticos, según él por culpa del maldito medicamento. Y digo yo, que soy un tipo muy incrédulo y malicioso. ¿No será que se ha vuelto adicto al juego, se ha pulido ese dineral y ahora necesita sacarlo de donde sea? Pregunto.

(FOTO: Dvortygirl)

2. Un ‘reality’ para Antoine Dodson

Es posible que no le recordéis, no os culpo. Antoine Dodson saltó a la fama después de que un intruso se colara en la cama de su hermana en lo que dio pie a uno de los posts que más carcajadas me arrancó mientras lo hacía. A partir de sus declaraciones salió una canción que se convirtió en éxito… y ahora la fama le llega de verdad.

Tiene merchandising propio, sale en la tele a cada dos por tres y según leo en TMZ ahora le van a hacer un reality para él solito donde, entiendo, contarán cómo un tipo raro una persona cualquiera puede llegar a lo más alto.

De hecho, fijaos si ha llegado lejos que hasta el actor Andrew Garfield se sabe su canción (gracias BertuZK).

Ahora yo, que en su momento me reí de él, me la envaino. Seguramente, si me conociera, ahora sería él quien se partiría la caja viendo a este becario escribiendo estas sandeces a cambio de unos pocos euros.

(FOTO: david_shankbone)

3. El ladrón se dejó el móvil cargando en casa de la víctima

Un ladrón ha sido arrestado en Estados Unidos después de dejarse el móvil cargando en la casa de una de sus víctimas. Estaba el hombre rebuscando entre los cajones y las habitaciones de una casa en Washington cuando al huir por la ventana se dio cuenta de que, #epicfail, se había dejado el móvil enchufado.

El iluminado responsable del teléfono, Cody Wilkins, 25 años, fue arrestado después de que la Policía llamara por teléfono a uno de sus contactos explicándole la situación. Me imagino la llamada: “Oiga, ¿con quién hablo? Soy la Policía (así, en general) y resulta que el dueño de este número ha robado en diez domicilios, pero como es un poco bobo se ha dejado el móvil cargando y le hemos cazado. ¿Me puede decir cómo se llama?”.

En el fondo es una historia triste, la cara del pobre Cody lo es, porque en casa de los Wilkins no había electricidad, consecuencia de una tormenta de nieve, según The Washington Post. Vamos, que cargaba el móvil en casa ajena sólo por necesidad.

4. Devolvió al perro porque no le pegaba a las cortinas

He visto gente con poco cerebro, pero cuando buscas en la enciclopedia la acepción “genteconpococerebro” es posible que encuentres la imagen de la señora que, hace unos días, devolvió un perro al refugio del que se lo había llevado dos días antes porque descubrió que no le hacía juego con las cortinas. Literal.

Quiero pensar que la señora, de cuarenta y pico años, dijo eso como excusa, porque en un momento de nervios como aquel no acertó a decir la verdad. Cualquier otra cosa me hace pensar que su cerebro y los nuestros funcionan de manera demasiado diferente.

Según contaba el responsable de la perrera, la protagonista de los hechos había visitado varias veces las instalaciones en busca de un compañero. Se llevó a Harvey, un pequeño Jack Russell (no el que veis en la imagen, uno parecido) y lo devolvió dos días después, según cuenta la prensa británica.

Lo visitó una semana entera antes de llevárselo y el día que lo metió en su casa llamó para decir que no iba con sus cortinas, que lo devolvía. Le dijeron que lo pusiera en otra habitación, pero no le debió convencer, porque el pobre Harvey se quedó sin familia de nuevo.

(FOTO: Sitron_NO)

PD: Definitivamente, Dodson es un tipo normal. Al menos comparado con el resto.

Estrella de YouTube por accidente

BecConsejo: “Si ves una cámara, apártate”

Hay quien se pasa toda la vida intentando conseguir fama. Hay, incluso, quien después de esos duros esfuerzos lo consigue, aunque sea a costa de vender a plazos su vida en algún que otro plató. Y luego hay quien, sin comerlo ni beberlo llega a ser el chuleta de un barrio llamado Bel-Air se convierte en una celebridad, aunque nunca se lo había planteado.

Del título de este post (sí, me pagan por hacer esto, que ya me veo a los Pinky y cerebro de turno exigiendo artículos sobre la Metafísica de Aristóteles), entenderéis que voy a hablar del tercero de los casos. Bueno, para ser más concretos… escribiré sobre un caso del tercer supuesto: el señor Antoine Dodson.

La historia de Antoine es de ésas que te cuentan y no te la crees, y te la vuelven a contar y sigues sin creértelo hasta que un día empiezas a leer, a buscar, a ver… y te das cuenta de que todo es real. Surrealistamente real.

Resulta que un hombre entró a casa de Antoine y se metió en la cama de su hermana. Ella gritó y su hermano acudió en su ayuda. Hasta aquí, nada que merezca la atención fuera de las fronteras de Estados Unidos, dado que es allí donde sucedió todo esto.

Sin embargo, un informativo norteamericano consiguió que Antoine sea mundialmente conocido. Los periodistas entrevistaron a la protagonista de los hechos y, para rellenar completar la información, recabaron el testimonio de su hermano (Antoine), que había ido a ayudarla y que habla de esta forma tan particular.

Si a nosotros (que muchos no entendemos ni la mitad de lo que dice) nos hace gracia, imaginad a los que sí lo entienden. A ver, antes de que me se tiréis a la yugular: la gracia no está en lo que dice (vamos, no del todo) “esconded a vuestras mujeres y a vuestros hijos”, sino en cómo lo dice.

Tanto es así, que de su testimonio han hecho un hit y cuando digo un hit, digo un megaéxito. Es éste:

Pues bien, todo este jari le ha catapultado al éxito. Al margen de la canción, Antoine no se cansa de dar entrevistas, está ganando dinero a espuertas, tiene su propia web (con merchandasing y más visitas que Larrosa), y ya cuenta con 83.000 y pico seguidores en Facebook, mientras un servidor supera los 800 con dificultad. ¡Pero si tiene hasta un muñeco!

Resumen: pasó un mal rato que ahora mismo le está dando de comer.

PD: Esto que demuestra que aquí el más tonto hace relojes que la fama puede llegarte cuando menos te lo esperas.

PD2: Gracias a @tinoserrano, como todos los fines de semana, porque suyo fue el chivatazo.

Hoy hace un año

Los dos rombos de DEC

Nunca le prestes tu rifle a la camarera

– Envía el post:

Bookmark and Share