Error de bulto: confunden un adorno navideño con una ‘bomba no detonada’

La Policía del municipio Tower Hamlets, de Londres, recibió este miércoles varios avisos urgentes acerca de un posible ‘artefacto no detonado’ de la Segunda Guerra Mundial, que apareció a orillas del río Támesis, cerca del barrio de Wapping. ¡¡¡Bomba va!!!

Tras llegar al lugar e inspeccionarlo, los artificieros se llevaron una sorpresa, al descubrir que el objeto en cuestión, esférico y de color oscuro, era en realidad “una gigantesca bola de navidad“, según publica un medio local.

No me quiero imaginar cómo sería el árbol del que estaba colgada, ¿una sequoia de proporciones bíblicas? 😉

La imagen del ‘peligroso adorno’ fue publicada por la policía en Twitter y los comentarios posteriores fueron para todos los gustos. La verdad, es que viendo la imagen, no me extraña que los testigos confundieran la bola con una mina.

El miedo se extendió como la pólvora por el barrio porque el hallazgo se produjo una semana después de que se encontrara una bomba sin detonar, en Kingston upon Thames, un área del suroeste de Londres. Como para no poner pies en polvorosa y dar la voz de alarma. ¡¡¡Menudo susto!!!

PD. De regalo os dejo otro curioso caso con artefactos explosivos.

Se encuentra una bomba antigua en su jardín y la lava en el fregadero

bomba

Os imagináis despertar una mañana sobresaltados, tras oír ruidos bruscos en la cocina, y veis como vuestra mujer, con una tranquilidad pasmosa, deposita una bomba oxidada de 25 centímetros de la Segunda Guerra Mundial sobre la mesa del comedor. Lo primero que pensaríais es en salir corriendo despavoridos, y seguro que se os escapaba algún insulto por el camino.

Pues como la realidad normalmente supera a la ficción, una jubilada británica llamada Carole Longhorn ha sido la protagonista de esta historia que firmaría el mismísimo Alfred Hitchcock. Como cada mañana, esta encantadora británica, residente en Norfolk, trabajaba en su jardín cuando bajo uno de los setos encontró algo voluminoso (el proyectil). Ni corta ni perezosa, lo cargó en una carretilla, lo trasladó al fregadero de la cocina y lo limpió como cualquiera de sus cacharros (¡¡¡OMG!!!). En ese momento, su ángel de la guarda empezó a echar horas extras. Lee el resto de la entrada »

(Foto: EFE)

3 comentarios

  1. Dice ser Casandra

    Hombre confunde calabaza con bomba y así termina la historia

    3 de Noviembre de 2017

    Alemania. Un residente preocupado en Alemania alertó a la policía sobre lo que él pensó que era una bomba de la Segunda Guerra Mundial en su jardín, ya que esta presentaba un aspecto muy extraño. Los oficiales se apresuraron y rápidamente llegaron a la casa del hombre en donde lo único que encontraron fue un zucchini (calabaza horizontal) particularmente grande.

    Confusión

    La policía fue convocada a la escena en Bretten, cerca de la ciudad suroccidental de Karlsruhe, Alemania el 02 de noviembre por la mañana por un hombre de 81 años, se encontraba en su jardín dando un caminata cuando de pronto, un objeto le llamó la atención, sin embargo tuvo miedo de sostenerlo, pues era similar a un misil de la Segunda Guerra mundial.

    Las autoridades alemanas dijeron en un comunicado el 03 de noviembre que los oficiales determinaron que “el objeto, realmente se parecía mucho a una bomba” sin embargo era en realidad una calabaza horizontal que media alrededor de 40 centímetros (casi 16 pulgadas).

    El vegetal ‘ofensivo’, se contraba en la casa del hombre mayor y presentaba un color muy oscuro, lo cual hizo pensar al hombre que se trataba de una ‘bomba,’ misma que en cualquier momento podía explotar, motivo por el que anciano llamó a las autoridades. El vegetal pesaba alrededor de cinco kilogramos (11 libras) y según las conclusiones de la policía creen que alguien la arrojó sobre el jardín del veterano.

    Bombas en Alemania

    Las bombas de guerra sin explotar se desentierran con frecuencia durante los trabajos de construcción en Alemania, lo que obliga muy a menudo a las autoridades a evacuar a miles de residentes mientras están desactivándola. Pues en caso de explotar podría provocar la muerte de algunos habitantes que estén cerca.

    El señor de 81 años evitó a toda costa a tomar el vegetal, pues temía que este fuese una bomba y le explotara en sus manos. Sin embargo este suceso solo le llevó un gran susto y posteriormente una buena sonrisa, pues es un alivio que el objeto no fuese más que una verdura. Hasta yo me hubiera asutado.

    30 mayo 2019 | 13:13

  2. Dice ser Luis

    En serio esto es una noticia?
    Imaginate la que se podia haber liado.

    30 mayo 2019 | 14:36

  3. Dice ser Antonio

    jajaj buenisimo, habria que ver a la persona que lo encontró.

    30 mayo 2019 | 14:37

Los comentarios están cerrados.