Un pasajero aburrido usa una pasarela mecánica como si fuera una piscina

Nadie esperaría encontrar a un ‘caballero talludito‘ dentro de una terminal de un aeropuerto realizando este tipo de movimientos acompasados. O-O

Sin entender muy bien que está sucediendo, este aprendiz de Michael Phelps utiliza una pasarela mecánica para realizar 200 metros estilos imaginarios a toda pastilla. ¡¡¡Cómo están las cabezas!!!

En un momento de la ridícula competición, el ‘nadador’ cambia de estilo y aumenta la velocidad de brazada, me imagino que intuyendo el final de la prueba. Lo que hacen algunos para no aburrirse. 😉

Solo espero que lleve la ‘entrepierna blindada’, porque el dolor en sus partes pudendas debe ser de ¡aúpa! Un claro ejemplo de “sin miedo al que dirán” o “la vergüenza, para los que la tienen“.

PD. De regalo os dejo a ‘otro obsesionado’ con las pasarelas y sus hipnóticos desplazamientos. 😉

El divertido tira y afloja entre un pájaro y una cinta transportadora

La lucha entre un ave y el ingenio mecánico se convierte en una especie de coreografía visual, que rematada con una banda sonora al estilo de una película de Disney, crea un espectáculo casi magnético. Vuelo y me poso, vuelo y me poso… Lee el resto de la entrada »

(Fotos: TWITTER / PXHERE)

Los comentarios están cerrados.