BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

50.000 euros por un vómito muy especial

Todos sabemos que las cosas raras, originales, únicas, no se sabe muy bien por qué, pueden llegar a tener un precio desorbitado. Y no me refiero a una pieza única de Van Gogh, a un lujoso Bugatti Royale o al Diamante Hope (de incalculable valor por su curioso tono azul), sino más bien a algo que jamás imaginaríamos que puede llegar a tener precio.

mierda-artistaYa fue increíble el caso del artista italiano Piero Manzoni, que en 1961 tuvo la original ocurrencia de guardar sus excrementos en una serie de 90 latas etiquetadas con la frase ‘Mierda de artista‘, y las vendió al peso teniendo en cuenta la cotización del oro. Por si esto no fuera ya una locura, 40 años después, un coleccionista pagó 124.000 euros por una de las latas. Como siempre se puede rizar el rizo, he tenido noticia de alguien que ha ofrecido ¡¡¡50.000 euros por un vómito!!! Eso sí, de ballena (que tiene más caché).

El afortunado receptor de esta oferta, me aventuro a afirmar que irrechazable, es Ken Wilman, que tuvo la suerte de encontrar en una playa de Morecambe (noroeste de Inglaterra) lo que parecía “una piedra grande“, según sus propias palabras. Y al final, si las pruebas de laboratorio lo confirman, puede ser un gran trozo de ámbar gris (una secreción biliar del intestino de un cachalote enfermo. En Román Paladino: vómito de ballena), muy valorado en perfumería como fijador o base de una fragancia.

El ‘pedrusco’, que según el señor Wilman “tiene un olor a almizcle, pero cuanto más lo olfateas, mejor huele“, puede llenar de libras la cartera de este jubilado británico, que salió a pasear tranquilamente con su perra por la playa, y se encontró un décimo de lotería premiado con forma de ‘canto pestilente’. ¡Mire usted qué cosa!

1 comentario

  1. Dice ser avestruz

    La mierda de artista creo que al final llevaba escayola.

    08 febrero 2013 | 11:16

Los comentarios están cerrados.