BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

La mejor forma de evitar excesos navideños

Los habrá que celebren que en este blog no se haya hablado de la Navidad hasta el momento. También alguno dirá que por qué demonios no he dicho nada de estas entrañables fiestas. Bueno, pues para intentar contentar a unos sin fastidiar a los otros, voy a daros una recomendación (cara) para combatir los excesos navideños. Quizás no para este año, pero puede que os sirva para el año que viene.

Seguramente estáis dentro del grupo de personas que se ha puesto hasta arriba de comida durante el pasado fin de semana, ¿verdad? Pues si en lugar de engordar queréis adelgazar durante estas fechas, os traigo la solución por el módico precio de 2.300 euros: un campamento navideño de ejercicio que he visto publicado en la prensa británica.

En Norfolk  (Reino Unido), han tenido la ocurrencia de montar un campamento llamado No1 Boot Camp en el que durante una semana quienes se apunten tienen la oportunidad de evadirse de las reuniones navideñas (no verás la cara a tu cuñado ninguno de estos días) mientras recuperan el tipín de cara al año que estamos a punto de estrenar.

¿Te imaginas levantarte a las 6.30 horas de la mañana y ponerte a hacer ejercicio con un gorrito de Papá Noel? ¿Comer patatas asadas y coles de Bruselas? Pues si es tu sueño… primero háztelo mirar y después apúntate a este campamento, porque tendrás la fantástica oportunidad de comer 1.500 calorías (si eres hombre) o 1.300 (si eres mujer) y quemarlas en un santiamén.

Es el plan ideal para un español medio que quiera renunciar a todo lo bueno: te dejas un pastizal en madrugar, comer mal y renunciar a la siesta. Sí, muchachos, tampoco hay siesta que valga, porque después de comer hay que ponerse las botas de otra forma: si te apuntas, tendrás que hacer una caminata de ocho kilómetros para bajar la comida.

Dice la fundadora de este campo de concentración mal llamado campamento, Karen Fitzpatrick, que la respuesta ha sido buenísima porque hay mucha gente que no quiere pasarse estas fechas delante de la televisión inflándose a comer. Hombre, si nos ponemos especialitos podemos decir que sí, que además es como unas vacaciones en un “todo incluido” porque a partir de las 18.30 h (hora del té en el campamento), te dejan tiempo libre, cual excursión del cole.

PD: Vale que los amigos invisibles, las cenas de empresa, las quedadas con gente que no ves durante el año, las reuniones familiares, las comilonas sin sentido y la programación televisiva pueden ser un coñazo, pero… ¿es esto mejor?

2 comentarios

  1. Hay que estar jodidamente pirado para pasar las vacaciones en un sitio de esos. De hecho creo que se llenará de “forever alones” que van ahí buscando hacer amigos. No creo que haya locos que quieran adelgazar a costa de perderse las navidades.
    Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

    26 Diciembre 2011 | 16:05

  2. Si por lo menos fuese barato igual compensaba para aquellos con familias muy muy pesadas, pero por ese precio es un poco locura…

    Con lo bien que se esta en el sofa en Navidad con los nuestros!!!

    26 Diciembre 2011 | 18:00

Los comentarios están cerrados.