BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Todo el mundo andaba buscando a la dueña de estas fotos

BecConsejo: “Saca ganas de donde sea”

Hace cuatro años una cámara cayó al océano en Santa Cruz (California, EE UU). La dueña del aparato suponemos que quedó disgustada, sabiendo que bajo el agua quedaban sus 104 fotos de calor y risas de forma irrecuperable. Sin embargo, no fue así.

Hace unos meses, Peter Govaars (46 años) llevó a sus hijos a una playa californiana y mientras sus pequeños hacían castillos de arena (al menos eso cuenta la prensa norteamericana) él encontró una cámara a sus pies con la tarjeta de memoria aún dentro. Supongo que podéis más o menos adivinar que era la cámara que había caído al océano hace cuatro años, porque si no, vaya mierda de historia relato más desconcertante.

Dice Govaars que creyó que era una apasionante cápsula del tiempo. Efectivamente, era una mezcla de cápsula del tiempo y mensaje en una botella, pero 2.0, porque ahora todo es mucho más moderno. El caballero, que lo es, dijo que a él le habría gustado recuperar las fotos, así que…

Así que como es ingeniero informático en cuanto llegó a casa se puso a trastear la tarjeta. El ordenador no la reconocía pero no se rindió. Cogió un cuchillo, desmontó la tarjeta, la limpió con alcohol (vaya, como mi padre… al final llevará razón y el alcohol y su saliva son mágicos) y la montó de nuevo. Instantes después estaba descargando en su escritorio 104 fotos de junio de 2007.

Vio las imágenes y decidió que era el momento de encontrar a los dueños. Contactó con un periódico local, el Santa Cruz Sentinel, y les contó la historia. Al mismo tiempo, subió las fotos a Flickr y las colocó en un álbum llamado “DoYouKnowUs” (“¿nos conoces?”).

Los internautas se pusieron en marcha y pronto empezaron a adivinar datos de la familia hasta que la encontraron. La dueña resultó ser Stephanie, una joven de (ahora) 17 años que aparecía en algunas de las imágenes y que vive en Texas, a casi 3.000 kilómetros de donde ocurrieron los hechos.

Final feliz, esta vez sí.

PD: La magia de Internet, supongo.

18 comentarios

  1. Dice ser Oscar

    Yo una vez me encontré una cámara, borre las fotos y la vendí en ebay :P…

    25 junio 2011 | 11:41

  2. Dice ser Clara

    Bec, me encantas ;)…y la historia muy chuli

    25 junio 2011 | 11:42

  3. Dice ser ASCO

    jajajajaj

    25 junio 2011 | 12:11

  4. Dice ser KarlosMDQ

    Solo una pequeña aclaración, para limpiarla utilizó alcohol isopropilico (lo venden en cualquier ferreteria o tienda de electrónica), que es muy distinto del alcohol normal, ya que no es conductivo y es antiestático (ademas de limpiar, claro), eso lo usaba para reparar móviles, dejas la placa (nunca las pantallas) 10 minutos sumergida y santo remedio, luego cobras 40€ por cambio de circuito de carga o lo que quieras 😛

    25 junio 2011 | 12:26

  5. @KarlosMDQ: Mil gracias por el apunte!!

    25 junio 2011 | 12:27

  6. Dice ser JorgeD.

    A más de uno se os debería caer la cara de vergüenza por los comentarios.

    25 junio 2011 | 13:13

  7. Dice ser yo

    Pues el primero que vendio la camara en ebay, no pensó en el dueño de la camara, tenias que haberla dejado en el sitio donde la encontraste por si volvia su dueño. Hay que ser miserable.

    25 junio 2011 | 14:26

  8. Dice ser tupolev

    “yo”. Si la deja él, le hubiera seguido otro listo igual o peor. Para eso están la Policía y las oficinas de objetos perdidos. O, como se demuestra en esta historia y como estamos viendo últimamente, Internet y organizarnos entre nosotros 🙂

    25 junio 2011 | 14:37

  9. Dice ser vinimoto

    es una buena historia y un buen ejemplo a seguir

    25 junio 2011 | 14:51

  10. Dice ser jose2mingo

    Sinceramente. No me haria ninguna gracia que nadie publicara fotos mias. Muy poco profesional. Y tocando la linea del delito.

    25 junio 2011 | 14:55

  11. Dice ser cris

    el tio ese colgó las fotos en internet, porque la cámara estaba inservible, si no se la habría quedado sin pensárselo…

    25 junio 2011 | 15:31

  12. Dice ser maria

    que pasada muy buena historia me ha gustado… viva trollyyyyyyyyyyy (por no variar) jajaja 😀

    25 junio 2011 | 15:41

  13. Dice ser maria mosquera

    Pues a mí me cayó un Nokia recién comprado en un charquito, no estuvo ni 5 segundos en el agua, lo mandé a reparar y me dijeron que no tenía arreglo. Si me dais más información, igual lo reparo yo misma. graciaaaas =).

    25 junio 2011 | 15:46

  14. Dice ser Margaret Nahmias

    Me sorprende que la cámara y tarjeta de memoria sobrevivieron.

    25 junio 2011 | 18:00

  15. Dice ser Desconfiado

    No se hasta que punto eso no es un atentado contra la intimidad… Imaginad por un momento, que las fotos son ” privadas ” y hay un señor, que se dedica a sacarlas y a difundirlas por internet… Se que puede resultar un poco rebuscado, pero viendo lo que pasa hoy en dia… Yo no me fiaria ni un pelo de nadie… En fin, me alegro de que en este caso, no haya pasado nada extraño.

    25 junio 2011 | 19:10

  16. Dice ser Marlon

    muy buena historia, BEC, no ateindas a Trolly 😛

    26 junio 2011 | 0:43

  17. Dice ser chorreitor

    Pero que chorrada de noticia es esta….

    26 junio 2011 | 11:04

  18. Dice ser Jigsaw

    De california? yo diria sin temor a equivocarme que son de lo mas profundo de Mordor

    26 junio 2011 | 11:54

Los comentarios están cerrados.