BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

Mariló Montero vuelve a la tele para hablar de Woody Allen, George Clooney y el racismo en EE UU

Mariló Montero ha regresado a España pero solo de vacaciones. Estos días la hemos visto acudir a la Mercedes Fashion Week a apoyar a su hija, Rocío Cruset, que ha sido una de las estrellas de la pasarela. Y ya puestos, ha decidido hacer una visita al Hormiguero tras un año alejada de los platós de televisión. Como cabía esperar y como siempre ocurre cada vez que Mariló habla sube el pan.

La que fue reina de las mañanas de Rtve ha hecho un repaso de sus anécdotas en la ciudad de los rascacielos y lo suyo han sido titulares: “Woody Allen creo que no está en este mundo, tiene la mirada perdida” así resumía la periodista su encuentro con el director al que estuvo esperando a la salida de un concierto para abordarle en ‘modo selfie’. Pero sus momentos de fan no se han quedado ahí, ayer le confesaba a Pablo Motos que habría perseguido un poco a George Clooney “pero con mucha educación, y sin molestarlo“. Se lo encontró en el hotel Carlyle y acabó hablando con los padres del actor de la carrera de su hijo. También habló de su foto con Vargas Llosa y Preysler, a los que se encontró de paseo. Mariló prometé hacerse un álbum de celebridades en Instagram, aunque al principio no tenía tan claro lo de cruzar el charco.

Los lunes al Carlyle…

A post shared by Mariló Montero (@marilo_montero) on

Contaba la periodista que estuvo un año meditando si irse fuera a estudiar inglés o qué hacer para tener nuevas experiencias, pues estaba un poco aburrida, y eso que su repaso de anécdotas en nuestras fronteras también da para mucho. La ex de Carlos Herrera recordó el día que se denunció a sí misma tras verse conduciendo una moto sin casco, con unas bolsas colgadas del manillar, y pagó 200 euros de multa. Revivió el momento en el que también denunció al Instituto de la Mujer a Pablo Iglesias, que nunca le habría pedido disculpas, después de unas desafortunadas declaraciones en una conversación privada en la que el líder de Podemos dijo ” la azotaría hasta que sangre”, ella le aconsejo ayer ver páginas de sexo.

Mariló Montero recalcó que en EE. UU la gente es racista y que si tienes dinero “sí puedes aprender un idioma” y claro Twitter empezó a arder.

La periodista visionaria remató diciendo que “muerte le seduce” porque ella ya ha hecho muchas cosas, “me gustaría reencontrarme con la gente que está ahí arriba”, puntualizó. Yo estoy deseando que vuelva a la tele con sus impredecibles y surrealistas maneras y opiniones, porque si algo tiene Mariló es que engancha, pero su regreso depende de que aprueben sus proyectos: “el futuro ya es pasado, quiero seguir haciendo tele pero dependerá de que acepten mis ideas“. Ojalá sea pronto.

**Fotos: Gtres, Instagram, Antena3

Los comentarios están cerrados.