BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

José Fernando y Michu, ¿de nuevo embarazados?

El pasado 23 de septiembre fue la última vez que vimos a José Fer, en Sálvame. Un reportero  del programa se lo encontró vagabundeando, en mal estado, al sur de Madrid mientras toda su familia lo buscaba. Con su novia, Michu, se habían pasado una semana de fiesta y, en ese momento, estaba desaparecido.

Michu, la itermitente novia de José Fer desde hace dos años

Michu, la itermitente novia de José Fer desde hace dos años

Sus celebraciones habían empezado en cumpleaños y bares de famosos y terminado en la zona de Embajadores, mal sitio. Las famosas ‘cundas’ de la droga parten de esa glorieta al sur de Madrid y llegan hasta la Cañada Real, uno de los barrios más deprimidos de la capital y centro neurálgico de la drogadicción.

El encontronazo entre el joven y el reportero, en directo, se convirtió en una persecución, tan pronto entraron ren escena sus tíos, los hermanos del torero, y metieron al chico en un coche del que logró salir un semáforo después.

Tan desesperado incidente consiguió que la audiencia del programa se quedase pegada a la pantalla y esa noche, en el Deluxe, siguieron sacando partido a una secuencia que parecía de película policíaca, y que provocó que el diestro dijese públicamente que quería incapacitar a su hijo para que no siguiese fundiéndose la herencia de su madre, de la que semanalmente recibe ingresos.

image

Este desaventurado capítulo fue el último, el que ponía cierre a un verano surrealista en el que el joven de 21 años y su novia vendían un embarazo, exclusiva mediante, cuando Michu ya había sufrido un aborto. La desesperación y la adicción les llevaban a los dos a intentar sacar el máximo partido de lo que había pasado, mientras en Sálvame criticaban hasta la saciedad a la chica “porque no quería que su novio se curase”, sin darse cuenta de que uno y otra son dos caras de la misma moneda.

Desde hace tres semanas José Fernando permanece ingresado en un centro de desintoxicación en Salamanca; a sus problemas con las drogas se añaden otros psiquiátricos que le obligan a tomar medicación, pero lo que pocos nos esperábamos es que ahora su novia también quiera ingresarse con él. Me cuentan que para desintoxicarse y porque, de nuevo, estaría embarazada y no quiere perder al niño. Un bebé que se convertiría en el primer nieto de Ortega Cano, y que ojalá, y si ambos logran desintoxicarse puedan cuidar sus propios padres y sea un motivo de alegría en una familia que, desgraciadamente, es más conocida por sus desavenencias que por sus momentos felices.

**Foto: Telecinco.es, Semana.

 

Los comentarios están cerrados.