BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

La reacción de Laura y Diego Matamoros ante la boda de su padre

El viernes pasado cuando Makoke y Kiko se daban el ‘sí quiero’ ante 250 invitados, en el Castillo de Viñuela, los hijos del tertuliano de Sálvame rechazaban la invitación de su padre y truncaban las esperanzas de todos los que creían que en el último momento iban a recapacitar y a compartir, aunque fuese, ese día tan especial para hacerse una entrevista después.

Laura y Diego decidieron no solo no asistir a la ceremonia, pusieron tierra de por medio, también mar, rumbo al exotismo de Marruecos. Por supuesto, lo documentaron en su Instagram para que quedase constancia de que ellos andaban a otra cosa y por otros lares.

🔸🔶🔸🔶

A photo posted by Laura Matamoros (@_lmflores) on

Back in town. #suit #gentleman #🐼 #📸

A photo posted by Diego M. Flores (@diegomatflo) on

Aunque quizá este viaje lleno de color, esencias, especias y de una luz especial de final de verano, no fue suficiente para Laura. La hija de Matamoros ha decido hacerse un nuevo tatuaje de gran tamaño, ¿para recordar el momento? 

image

Un Léon repleto de colores, quién sabe si por inspiración de la mezcla de pigmentos que decoran las calles de la Medina de Tánger, las casas de Chefchouen o simplemente para apelar a su fuerza interior y a su lado más salvaje, ahora que tras 18 años su padre se ha casado con Makoke.

**Fotos: Instagram

 

Los comentarios están cerrados.