BLOGS
La gente de Rosy Runrún La gente de Rosy Runrún

Historias del corazón con mucha guasa

David Delfín comparte su lucha contra el cáncer

Cuando abres el Vogue del mes de julio en la página 204 te encuentras con una imagen desgarradora, brutal. Un primer plano de David Delfín, una foto en blanco y negro en la que su cabeza aparece atravesada por una cictariz, sellada con grapas medicinales. En un principio la atención se desvía a las que aparecen sobre su oreja izquierda, pero pronto te das cuenta de que ese camino de grapas recorre su cráneo. En su lóbulo un pendiente muestra el filo de un cuchillo. Su mirada es todo un desafío, un reto a la muerte.

Foto de David sacada por su novio Pablo Saez

Foto de David sacada por su novio Pablo Saez

El diseñador ha decido compartir con el mundo su cáncer. Bravo por él. El contrapunto a esta foto es otra, en la página siguiente: un jarrón con tulipanes y peonías. Una imagen en color que contrasta con la escala de grises de su antecesora y con esa mirada llena de emoción de David Delfín: es aquí donde él quiere quedarse, en la vida, en la belleza de lo cotidiano.

Foti de @pablo.saez

Foto por @pablo.saez

A mís oídos había llegado, hace algunos meses ya, que el diseñador no estaba bien. Cuando me dijeron la palabra maldita: cáncer, me recorrió un escalofrío. A David Delfín solo lo conozco de vista, de fiestas y eventos, pero cada vez que me lo cruzo me recuerda una imagen, ya lejana, la de sus su primeras colección en 2002 cuando por Cibeles paseó a modelos con la cabeza cubierta  a modo de burkas y sogas en el cuello; un año después del 11S, valiente pensé entonces, valiente pienso ahora.

Cuando me contaron lo suyo, por supuesto, no se me pasó por la cabeza publicarlo, es algo tan privado, tan íntimo, que entendí perfectamente que quisiese llevar en silencio su enfermedad. Nunca hubiera escrito estas líneas si no fuera porque él ha dado ese paso lleno ánimo y esperanza para otros que pasan por lo mismo y que, sobre todo, nos descubre que la fuerza en estos casos es el mejor sustento del cuerpo.

Hace un mes, de paseo por El Rastro, me encontré al diseñador, llevaba una gorra y el pelo rapado; pensé que era la confirmación de lo que a veces parece más un rumor que una certeza hasta que no te das de bruces con la realidad, esa que como él dice ha querido compartir para asimilar más aún, si cabe:

“Mostrar las heridas es la forma que tenemos de aceptar lo que nos pasa, ¿no? ”

“David lleva en el brazo un tatuaje con una frase de Joseph Beuys: Muestra tu herida”

Foto por @pablo.saez

Foto por @pablo.saez

Cicatrices a la vista él promete no abandonar, no tirar la toalla, está dipuesto a darlo todo para luchar contra esos tres tumores que aparecieron una tarde de enero, una semana antes de que presentase su última colección en la Mercedes Benz Fashion Week. Tres tumores en tercer estadio que por si alguien no lo sabe, es el más avanzado en esta desgraciada enfermedad.

“Tres tumores era raro porque normalmente no se presentan así….pero el cinco de abril decidieron que tenían que operar.Uno no se podía tocar por la zona en la que está, los médicos ahí no entran; otro se podía quitar sin riesgo de lesiones, y el tercero era complicado pero operable”

“Ahora combina un tratamiento de quimioterapia y radioterapia. La radio de lunes a viernes 30 sesiones; la quimio todos los días para reforzar. La radio es una sola baza, se da una vez y no se puede volver a dar. Descansaré un mes en junio y luego comenzaré otro ciclo de cinco días con quimio y 28 sin ella. Así indefinidamente”.

paso a paso, ladrillo a ladrillo

“Paso a paso, poco a poco, ladrillo a ladrillo”

La realidad no es fácil pero el diseñador ha cambiado el miedo por el instinto de supervivencia  y como él dice, parafraseando  a Bowie: I wish you could swim like the dolphins like dolphins can swim.We can be Heroes, just for one day. Él ya es uno de esos tantos héroes que se enfrenta a la batalla. Valiente.

1 comentario

  1. Dice ser Carla

    Mi enhorabuena por este artículo Rosy.
    Espero que David Delfín tenga mucha fuerza y afronte esta lucha con la mayor entereza. Como siempre ha demostrado, es un valiente. Ánimo para David y mucha suerte.

    23 Junio 2016 | 08:41

Los comentarios están cerrados.