BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

¿Cómo se mide el progreso?

Hay tramos de autopista que tardaron años en adjudicarse por la oposición y el miedo de determinados ayuntamientos a perder el negocio derivado del paso de los automóviles por sus cascos urbanos. Si por ellos fuese, los viajes de Madrid a Ourense seguirían durando seis horas, en el mejor de los casos. Para que bares y gasolineras locales salvaran su negocio, los automovilistas debían perder su tiempo y su dinero.

Algo parecido ocurrió cuando, varias décadas atrás, los ayuntamientos habilitaron como peatonales las calles del centro de las ciudades: tuvimos que soportar manifestaciones y presiones del más grueso calibre por parte de comerciantes temerosos de que los clientes ya no entrasen en sus tiendas por no poder acceder a ellas en coche. Lo que resultó ser un cálculo completamente erróneo.

Ahora son las asociaciones de bares y restaurantes quienes calculan en cien mil, y hasta en doscientos mil (el cálculo debió de ser encargado a la agencia que mide los manifestantes del PP) los empleos que se perderán si los fumadores no pueden fumar dentro.

¿Pero cuántas varas de medir tiene el progreso?

Los comentarios están cerrados.