BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Por unanimidad o una nimiedad

Ayer fue un día raro. Estuvo a punto de ser uno de esos días sin ningún muerto en carretera (algo que sólo ha ocurrido tres veces desde hace once años), aunque en el último momento lo estropeó alguien que odiaba la vida y las estadísticas con final feliz: iba montado en un quad, tomando curvas a toda pastilla y sin casco. Para morirse, vamos.

Ayer también el generalmente Congreso de las putadas y los putados estuvo a punto de aprobar por unanimidad una ley que viene a aliviar el problema de cientos de miles de personas, de vidas hipotecadas por su dedicación casi exclusiva a familiares discapacitados. La Ley de la Dependencia, enriquecida con aportaciones de varios grupos parlamentarios de la oposición, a falta del trámite del Senado, sólo sufrió el voto en contra de quince diputados y la abstención de otro. El motivo ya lo sabéis, no es por tacañería o porque sus disidentes señorías pensaran que es mejor la solución final para los que no pueden valerse por sí mismos: se opusieron los nacionalistas (no todos)… porque invadía competencias de sus pequeñas naciones, que al parecer están por encima de cualquier otra consideración. La aprobación de la ley se quedó a las puertas de la unanimidad por una nimiedad.

Y yo me pregunto, sabiendo que su voto era inútil, inservible como gesto testimonial, mal entendido por la ciudadanía, ¿por qué CiU, PNV, EA y Nafarroa Bai, en vez de disimular, se arriesgan a dejar al desnudo los efectos más indeseables del nacionalismo? ¿Por qué ese empeño estúpido en mostrarnos, en un asunto tan delicado para la sensibilidad de sus compatriotas, la cara más árida del nacionalismo, pura carnaza para los que sabemos, como buenos ateos, que las naciones no existen, que son un invento de sus sacerdotes y sacerdotisas?

El de ayer estuvo a punto de ser un día para recordar, con dos noticias casi redondas, como un paréntesis balsámico entre los capítulos del culebrón de la conspiración del 11-M. El de hoy creo que vendrá con alguna ración de ácido bórico.

25 comentarios

  1. Dice ser Javier (n)

    Hola David Malaguita,aparte de la pereza que me da leer tus escritos con prosa de espantapájaros vestido de domingo, lo que dices es fácil de entender.No estamos hablando de realidades jurídicas. Esas son lo único incontestable.Como dice Pericles, la teoría sobre las naciones es extensa. Unas vienen de la raza, otras del terriotorio, otras de la cultura, otras de la lengua… Depende de los autores. En la constitución no hace referencia a nada de eso.Hablas de una serie de beneficios que da la nación, que son perfectamente asimilables al Estado. No hace falta una “nación” (en el sentido que le dais los nacionalistas) para que un Estado sea capaz de defender los intereses de sus ciudadanos.Mi impresión es que nuestras diferencias proceden de diferentes percepciones sobre la importancia de las cosas. Y eso es difícil de acoplar.¿Cuando dices “otros (siempre ha sido así) vendrán enarbolando sus símbolos, que son los de su comunidad de intereses nacionales y fagocitarán sobre los despojos para su medra aprovechándose del atolondramiento de este país de poetillas, gaznápiros, y profundamente acomplejados ciudadanos”?Aparte del espantapájaros endomingao ¿De verdad crees que si no somos Nación (paña) vendrá alguien a invadirnos? ¿Ser nación es una forma de defensa insustituible, para ti?Tenemos una percepción diferente de la importancia de los símbolos, los himnos, los cánticos regionales y el peso de la historia. Lo que me asombra es que consideres que si somos una nación protegemos mejor los intereses de los españoles (pañoles).Por último. Un nacionalista como tú, tiene que entender perfectamente el sentimiento de un nacionalista catalán y de un nacionalista vasco ¿no? Entiendo que sentís exactamente lo mismo unos y otros, salvo que con banderas, himnos territorios y lenguas diferentes.¿Es así?Te agradecería que respondieras sin aspavientos. Sólo con ideas. Así me costaría menos de leer. Gracias. (Si no puede ser, pues nada. Tan amigos)Javier

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser David malaguita

    LETRILLA DEL CURITA INSUFRIBLE.Curita soy insufrible,sacerdote mamporrerodel podenco ZapateroPor mi atea religiónestrelladas aureolasnimban como fumarolasmi santa testa de felón.Aunque voy de fardónde dios la inexistenciaes de tan progre solvenciaque es verdad irremisible:Curita soy insufrible,sacerdote mamporrerodel podenco Zapatero.De dignidad investidome acerco al ara del diosque es verdad una, no dos:¡la mía! de busto erguidode visage resentido,y predico entre la plebemi verdad como se debecomo joya inmarcesible,Curita soy insufrible,sacerdote mamporrerodel podenco Zapatero.

    06 Octubre 2006 | 02:18

  3. Dice ser Javier (n)

    Hola Manolo,Ayúdame a pensar, que llevo varios mensajes intentando demostrar exactamente eso, que las naciones no existen, que no son nada más que un invento.Que las fronteras son útiles, administrativamente, igual que lo es el alcantarillado. Pero que detrás de la bandera, la moneda, el himno y la historia (incluye cultura) no hay nada más que morralla.Pero no sé cómo demostrarlo, porque de momento se trata de una sensación y no de un pensamiento elaborado.Necesito ayuda de los cultos, de los que estudiáis esas cosas de nación, “La nación está muerta”, para meterme en estos vericuetos.GraciasJavier

    06 Octubre 2006 | 10:30

  4. Dice ser irene

    a mi, sinceramente, me parecieron unos gilipollas…hay gente que se pasa media vida cuidando de otro por amor, no por dinero, por lo que encima es mas triste (por el hecho de amar a una persona que sufre)y no tienen ni un segundo para sus vidas, eso crea traumas y problemas por no decir lo que siente el discapacitado…esta ley era necesaria, al igual que pienso que deberian hacer otra para los ancianos abandonados que estan bien fisicamente pero solos en sus casas, para los enfermos mentales que muchas veces son recluidos en centros que dejan mucho que desear y esque el problema es que estas personas no dan dinero al estado porque no pueden trabajar…pero son parte de nuestra sociedad y valen lo mismo que una persona con todas sus facultades al 100% en fin, una lastima…en cuanto a lo de las competencias, aqui en valencia, viendo el trato que tiene la consellera de bien estar casi que prefiero que intervenga el estado porque despues de 3 residencias que no cumplian ninguna norma de seguridad, ataban a los ancianos sin prescripcion medica e incluso los apalizaban no creo que esta mujer sea competente, ademas de por ejemplo los inmigrantes que se pasaron 4 meses de invierno viviendo bajo el puente de las Artes sin que esta señora fuera capaz de hacer nada … en fin, que sinceramente yo solo pido que se respete la cultura de cada zona pero ponerle fronteras me parece absurdo, como decia javier (N) ayer, es como una especie de agorafobia…saludos cordialesPD: sigo lavandome los ojos con acido borico …estoy pensando en llamar a Pedro J para contarselo e investigue al farmaceutico y al productor del colirio que ademas..tachan tachan…ES CATALAN fijo que esto nos lleva a Carod y por supuesto a ETA…jejejejejejejejejjejejeejejejejejjejeejsaludos

    06 Octubre 2006 | 10:31

  5. Dice ser Alter K

    Una de esas citas que se repiten durante generaciones en las carpetas de los estudiantes de instituto dice algo así: “Hoy es un día cojonudo, verás como viene algún idiota y te lo jode”Os dejo aquí un enlace bastante simpático que encontré ayer de casualidad:http://www.escolar.net/MT/archives/2006/10/pedro_j_1912el.html#mo…SaludPD: Javier (n) lo que planteas roza los campos de la filosofía, la sociología, la antropología, la historia, la teoría política en sentido puro y duro… Vamos que es un tema que se las trae. Además como has puesto eso de los “cultos” cualquiera es el majo que empieza a contestarte sin quedar como un egocéntrico de tres pares de narices… Bueno, si encuentro algo ya te diré.

    06 Octubre 2006 | 11:13

  6. Dice ser veste

    Buena piedra de toque D. Manuel. Las naciones se edifican sobre la sangre, las miserias y la penuria de la humanidad. Mayoritariamente la gente humilde es la que siempre pierde. Los poderosos suelen salvarse si no es por un accidente o algo por el estilo. Me escojono cuando en las revueltas, los mítines u otras demostraciones nacionalistas y populares portan los estandartes, los pendones, los escudos y blasones de los nobles que durante siglos saqueaban, explotaban, abusaban o asesinaban a sus súbditos con extrema crueldad y despotismo, como una cosa liberadora del pueblo.

    06 Octubre 2006 | 11:14

  7. Dice ser imagina

    Estoy tan de acuerdo con usted, que me pregunto a que esperamos para formar ya los estado unidos de Europa (si se pudiera del mundo, mejor), con el idioma oficial inglés y con el gobierno federal en Bruselas o en Berlín (cosa que sería más lógica), pagando nuestros impuestos a la unión y podernos por fin olvidarnos de esta eterna España que ve la paja en el ojo ajeno y no ve la viga en el propio.Y recuerdo como nota al margen, que los peores nacionalismos son los que dominan, oprimen y utilizan el nacionalismo de los demás para imponerles el suyo, normalmente más poderoso.PNV, CIU, etc., recuerdo para mis adentros, que son dos partidos de derecha/burguesa (antes capitalistas) aunque comparados con el PP de hoy, estos partidos son hermanitas de la caridad con derrotas a la izquierda, menos ayer que parece que al PP le dio un mal fario y voto como si fueran civilizados, ya vendrá el profeta de las ondas apretando las tuercas a quien se desvié de sus mandamientos.Saludos

    06 Octubre 2006 | 13:41

  8. Dice ser Javier

    Caballeros, la nación no es un invento si no la organización lógica del Estado, cada Estado es distinto a otro, cada cultura es distinta, nuestro es el siglo de oro, que no se entiende si en la Nación española no se hubiera llegado al colapso económico y a la pobreza más absoluta en el siglo XVII, la revolución francesa no se entiende si el Rey no se gastará fortunas y declarara constantemente la banca rota a costa del mal estar del pueblo, Europa no se entiende sin las culturas emanadas de las naciones de los griegos y romanos, Inglaterra no se entiende sin las guerras y posterior unión entre anglos y sajones, las pirámides de keops, Kefren y Mikerinos no se entienden si esos faraones no fueran “dioses terrenales”.Las naciones existen desde siempre, no hay invento en algo que surge y emana del interior de los hombres, se inventa el coche, se descubre la pólvora, y evoluciona el hombre… una nación es la unión de un colectivo de hombres que determinaron o decidieron establecerse, pusieron una cabeza de Estado que dirigiera los designios de su pueblo y le llevaba o la grandeza o al olvido. Sobre el debate de que los pobres plebeyos siempre eran los que morían, pues señores si y no, al inicio del Imperio Romano no se consentía que los pobres lucharan y eran los patricios los que sólo ostentaban el “honor” de morir por su patria, Esparta era en si una nación que daba soldados de elite, no había distinciones pues todos luchaban y morían en el campo de combate, durante siglos las tribus bárbaras y que posteriormente fueron los padres de las actuales naciones europeas iban a luchar en primera línea de combate, famosa es la batalla del año 451 en la denominada batalla de naciones cuando los romanos y sus aliados en un último intento en Accio frenaron a Atila el Huno, ese día cayó en combate Teodorico el godo, Don Pelayo lucho en Covadonga arriesgando su propia integridad, los señores feudales eran una especie de mini Estados que debían pleitesía a un Rey en concreto, a la hora de partir a la guerra el Rey solicitaba a cada señor feudal un número de soldados determinados y los comandaba el noble de turno, famosa es y esto es verídico la muerte de Don Rodrigo Díaz de Viva, el Cid Campeador. Progresivamente los nobles se fueron acobardando, y encerrándose en palacios, pero hasta el siglo XVII los nobles seguían partiendo a luchar, entre gestas de nobles Españoles está la toma de Breda por Spinola, la batalla de Pavía comandada por su mismísimo majestad Don Carlos I de España y V de Alemania, Don Juan de Austria en la batalla de Lepanto, o para concluir Blas de Lezo en la batalla de Cartagena de Indias.Las guerras o son territoriales (la mayoría de las antiguas, por el mero echo de acaparar territorio), económicas (Guerra de Irak), políticas (Vietnam, Guerra Civil griega), ideológicas (II Guerra Mundial, Guerra Civil española). El pueblo de Madrid se alzó el 2 de Mayo de 1808 contra las tropas invasoras por el echo de ser extranjeros, por el echo de querer afrancesar a un pueblo distinto… por capturar a su Rey. Algo más reciente es la Guerra Civil española en la que se iba a luchar porque se creía en lo que se hacía, se moría por España no por ningún rico, en la II Guerra Mundial era una guerra de desgaste y aniquilamiento, o luchabas o morías, hasta los ricos iban a luchar, creo que el Barón Rojo aunque este era de la primera guerra era de familia acomodada, Römmel, el Almirante Nimitz, evidentemente no en primera línea de fuego pero si que se partía a luchar, aunque también se ha muerto por gente “importante” que no merecía ni un plato de lentejas.Por lo tanto las naciones no son inventos, son recipientes culturales, los europeos nos hermana algo… las guerras y algunas corrientes culturales, se puede decir que somos medio hermanos, pero no tengo que ver con naciones árabes, o asiáticas, las naciones no son lo que algunos nos quieren hacer ver, invenciones capitalistas, ¿A un español le vas a decir que su nación es un invento capitalista cuando tiene 500 años de historia?, si nos metemos con los chinos que son de las naciones más antiguas, creo que llegan hasta los 4.000 años de antigüedad o incluso 5.000 aunque ahora sea comunista si fuera capitalista sería esta una nación inventada para servir al capital?.

    06 Octubre 2006 | 18:42

  9. Dice ser E.U.E. YA

    ¡Vaya empanada Javier!, pero aunque parte de lo que dices fuese la genesis de las naciones, me puedes decir ¿para qué sirven ahora?. Una nación, como la politica, sólo es util y rentablable si sirve para mejorar la vida de los ciudadanos¿Que más te dá ser italiano, o francés, o…?¡Estados Unidos de Europa YA!

    06 Octubre 2006 | 18:59

  10. Dice ser Javier (n)

    Sólo un detalle, Javier. Dices:¡Nuestro es el siglo de oro!Cuando dices nuestro ¿a quién te refieres?Mío no es el siglo de oro. El siglo de oro no es de nadie. Todo el mundo puede disfrutar con las creaciones del siglo de oro.Vamos a ver. Cuando un escritor escribe un libro. ¿Es del escritor ese libro? No.Ese libro es de quien lo lee. La lectura pertenece al lector. El escritor deja de mandar y quien lee manda sobre lo que hay escrito.Las creaciones del siglo de oro (el siglo de oro no es nada) pertenecen a quien lee, o a quien mira. Sea de donde sea.Me parece muy bien que el Cid, el verídico, luchara por la gloria de España. Si luchaba por eso, él sabría por qué luchaba. O no. Yo no tengo ni idea.¿Qué es gloria de España? ¿Que el rey de los españoles sea rey de un imperio en el que no se pone el sol? Eso será, como mucho, gloria del Rey.¿Es más glorioso China que España porque en China son 1.300 millones y en España 40?No sé ni qué es la gloria ni qué es la nación española.Un saludoJavier

    06 Octubre 2006 | 19:40

  11. Dice ser David malaguita

    La verdad es que con las armas cargadas de sentido común habría que decir que no sólo la nación española es una realidad (solo un ignaro se empeñaría en negar lo que existe…un ignaro o un fanático, ya sea éste de izquierdas o nacionalista), sino que además es necesaria incontestablemente para la mejora de los ciudadanos que en ella viven. La nación, articulada en la Constitución democrática actual, supone la continuidad histórica de esta comunidad de individuos que se vienen llamando españoles, y que aunados bajos sus símbolos, su cultura y su historia se organizan para defender sus intereses frente a otras comunidades que como franceses, británicos, norteamericanos o italianos, no dudarán en hacer lo propio. Así son las cosas y no de otra forma, al menos por ahora, por que yo no sé qué forma política adoptará la humanidad dentro de mil años pero lo que sí sé es que si los españoles seguimos con nuestros complejos, nuestro pesimismo mal curado y nuestras ridículas ideas peregrinas sobre confederaciones universales de pueblos (muy buenas para la literatura y la poesía, no para la pragmática de la política), entonces esta comunidad de individuos organizados en leyes e instituciones comunes, esta comunidad de intereses llamada España se debilitará y nuestros intereses con ella, y otros (siempre ha sido así) vendrán enarbolando sus símbolos, que son los de su comunidad de intereses nacionales y fagocitarán sobre los despojos para su medra aprovechándose del atolondramiento de este país de poetillas, gaznápiros, y profundamente acomplejados ciudadanos.A esto muchos lo llaman el síndrome de don Julián, hoy redivivo en los decimononos nacioanalismos que arrastramos como rémoras y en parte de la izquierda.Mientras tanto, nuestos talentosos intelectuales, siguen embobados las revoluciones de su pensamiento atolondrado que no tendría consecuencias si no fuese porque les dan fuelle político actuando consecuentemente como incenciarios de una Nación que supone la garantía de nuestros derechos ciudadanos y el respeto y consideración que nos debe inspirar nuestro pasado común, y no ese desprecio infantil tan de moda en nuestros puericultos intelectuales progres.Saludos

    06 Octubre 2006 | 20:01

  12. Dice ser pericles

    Buena reflexión la que hoy nos ofrece Manuel Saco. Cuando afirma que “Dios no existe”, yo dudo, no lo sé, por eso soy agnóstico y vivo como ateo, esto es, vivo sin pensar en que existe o no exista un dios. Limito mi vida a lo terrenal. Pero cuando alguien se pregunta sobre si existen o no existen las naciones, no tengo ningún genero de duda: NO.Existen los clanes, que se convierten en tribus, a su vez regiones, y finalmente en algo que hemos denominado NACIONES. Las naciones son todas artificiales. Unas parten de la sangre o la raza. Otras parten de la cultura común. Otras han sido simple y llanamente creadas de forma artificial, dividiendo razas, tribus y cultura mediante fronteras virtuales, inexistentes en la realidad. Visto el mundo desde el espacio, podemos dividir el mundo en regiones separadas por accidentes naturales. En cada una se han ido desarrollando formas culturales y económicas, que de un modo u otro se han relacionado históricamente con sus vecinos. Es el poder y la codicia lo que ha dividido los territorios en grupos más o menos amplios que pugnan entre ellos por los recursos naturales. Ninguna nación ha surgido de forma natural, porque todas son artificiales. La única realidad son los seres humanos y las regiones. Cuando estudiaba geografía descriptiva en segundo curso, se denominaba geografía de las regiones, porque en una primera parte se estudiaba el mundo según sus accidentes físicos y en una segunda parte según el punto de vista de la organización humana. Y dentro de este apartado humano, se hacían otros dos, el mundo desarrollado y el mundo subdesarrollado. Y dentro de cada apartado se estudiaban grandes conjuntos, la mayoría no coincidentes con países concretos. Esta es la verdadera realidad, no las naciones, cuyo único sentido es el poder que obtienen una minoría.Por cierto, Javier, Don Rodrigo Díaz de Vivar no luchó nunca por España. Para empezar, porque no existía como nación. Existía como espacio geográfico a partir de la antigua denominación romana de Hispania. El famoso Cid, siempre fue un mercenario que luchaba para sí mismo al mejor postor. Así, luchó al servicio de reyezuelos moros, como el de Zaragoza, o mantenía amistad con el alcaide moro de Albarracín. Y en sus comienzos se ofrecía como luchador de pago en las justas de honor, en las que en varias ocasiones representó a miembros de la nobleza musulmana. Este quizá sea el símbolo de la España imperecedera más falso de nuestra historia.Del mismo modo, la grandeza de una España unida por los llamados Reyes Católicos y engrandecida por los llamados Austrias Mayores, no dejaba de ser una unión patrimonial, que no política, ya que cada territorio mantenía sus privilegios y sus leyes.Yo también amo España. Pero a sus territorios y a sus gentes. Y uno de los aspectos que más me gustan son su gran diversidad cultural y física. Y como amo mucho a España me gusta verla próspera, diversa, cosmopolita, libre y con justicia social.Ningún nacionalismo tiene mis simpatías, ni los centrífugos ni el centrípeta. Porque todos son más falsos que los billetes de 25 euros.Saludos no nacionalistas y sí humanistas.Aclaración, no me cuento entre los cultos de los que habla Javier (n). Vivo en el querer saber y en la consciencia de que cuanto más sé más es lo que ignoro. Y más aún lo que olvido.

    06 Octubre 2006 | 20:27

  13. Dice ser Ma Hi ko

    MANOLO SACOMIENTE COMO UN COSACO.En su comentario viene a tidar de mezquina la postura de los nacionalistas del Parlamento español, incapaces de apoyar una Buena/aceptable Ley de Dependencia porque puede inavadir “Sus” poderes de decisión en “sus” territorios. Señor saco, ¿ No fué usted el que aplaudió hasta con las orejas textos tan mezquinos, injustos e insolidarios como el Estatuto de Cataluña ?Hay que aclararse: Cuando uno decide alabar todo lo que hace o promueve Zapatero … a veces da el visto bueno a atropellos tan indefendibles como el citado texto catalán… Y después va y critica las posturas insolidarias. ¿Cuando miente, antes o ahora ?. O en las dos ocasiones, que tampoco me extrañaría mucho. A fin de cuentas , pase loq ue pase, si es malo, tendrá la culpa la Iglesia y la religión. Bueno ,algo también Aznar. Ya nos conocemos su patética postura …

    06 Octubre 2006 | 20:55

  14. Dice ser David malaguita

    jajajaja…¡qué cosas! Pero qué cosas se leen. Yo creo que el homo progrus es más un paso en la involución humana que en la evolución. ¿Pero como se puede negar la realidad política y jurídica de la Nación española? ¿Borrarán mediante típex las menciones articulares en las distintas constituciones que desde 1812 hemos tenido?La realidad de la Nación española es una realidad política y jurídica….para cualquiera que sepa (y quiera) leer.(El concepto de nación es muy antiguo, antes de la revolución francesa se aplicaba a pueblos y etnias, después llegó a tener significación política y jurídica, justamente para significar el cambio de soberanía del Rey al pueblo. Pero si la izquierda española dice que no existe, pues nada no existe….la española claro, porque la catalana ya hemos visto como el gobierno socialista de Zapatero le da el marchamo necesario para que tenga entidad…¡Esto es coherencia!).

    06 Octubre 2006 | 21:11

  15. Dice ser pericles

    El siglo XIX es también conocido como el siglo de los nacionalismos. Hay territorios que deciden unirse como estados únicos (los casos más característicos en Europa son la unidad italiana y la alemana), ya que existe una realidad cultura y económica previa, en un momento en el que existen en Europa otras llamadas “naciones fuertes”, como Francia, Inglaterra o Austria (España, poco contaba, y las dos últimas, eran conglomerados de territorios diversos, una continuó adelante como Reino Unido en el siglo XX, aunque perdió el Imperio, la otra se fragmentó tras la I Guerra Mundial). Para llenar de ese sentimiento, llamado patriotismo, a todos sus ciudadanos o súbditos (según correspondiera el apelativo), y que éstos se sintieran parte de ese espíritu común, emplearon el término naciones. Así, vemos surgir la nación alemana y la italiana en el XIX, con espíritu claramente expansionista, y también vemos como el Imperio Austro-Hungaro queda disgregado y dividido en nacionalismos varios tras la llamada Gran Guerra. O vemos como en los Balcanes, según los territorios europeos se ven independientes de Turquía, surgen también nacionalismos varios (Grecia, en el siglo XIX, y Serbia, Croacia, Bulgaria, Rumania, Albania, entre otros, en el XX). Todos son nacionalismos inventados para definir algo, que un grupo de poder quiere integrar, y que en realidad se denomina ESTADO. Así, los nacionalismos unen ESTADO con NACIÓN. Por eso, en la actualidad, en nuestro país (término geográfico), llamado España (término político), conviven nacionalismos diversos, unos centrífugos y otro centrípeta, que reivindican un pasado común a partir de los sucesos y de las fechas que les son más útiles para demostrar esa comunidad de intereses o cultural o racial. Unos se llaman NACIÓN (los catalanistas, los galleguistas o los españolistas), otros se llaman PUEBLO (los vascos), y todos pretenden demostras taxativamente que existen unas razones indiscutibles que, o bien los diferencian de los demás, o bien los uniformizan, según los gustos. O mejor habría que decir, los intereses. Y la realidad se resume en una sola palabra: EL PODER.Por esta razón, equivocado o no, prefiero seguir hablando de REGIONES (término geográfico) o ESTADOS (hecho político), y cuando me dedico a realizar análisis históricos, prefiero limitarme a la organización de las sociedades, a la relación entre sus clases sociales o sus grupos de poder, al funcionamiento de su economía o a la cultura que desarrollan. También, me fijo en las luchas de poder que suelen tener como consecuencia guerras, muertes, hambrunas, injusticias, crueldad y otros aspectos tan interesantes desarrollados por los hombres en su lucha por la supervivencia o por el control de los recursos naturales y/o los territorios. Y las naciones y las religiones me parecen entelequías culturales por las que se ha derramado y se derrama demasiada sangre. Pero siempre con el mismo trasfondo: LA CODICIA Y EL PODER.Saludos.

    06 Octubre 2006 | 21:49

  16. Dice ser Javier

    pericles :Creo que al Cid no le nombre cómo heraldo de España si no ejemplo simplemente de señor feudal que muere al frente de sus tropas.Un saludo.

    06 Octubre 2006 | 22:08

  17. Dice ser David malaguita

    Bien, después de las elucubraciones (que no borraré con típex como hacen los superagentes de Rubalcaba) vamos a los hechos. Y los hechos nos cuentan que el concepto moderno de Nación procede de los revolucionarios franceses, sin olvidar el importantísimo antecedente de la revolución americana. Con él, los revolucionarios tuvieron un buen instrumento para golpear el absolutismo regio del Antiguo Régimen al arrebatarle la soberanía a los leones rampantes de Sus Majestades, para entregarla al pueblo.Con esta piedra de toque se reorganizó toda la estructura jurídico-social de Francia, surgiendo el concepto moderno de ciudadano como individuo sujeto a deberes y derehos políticos.Se ve que esto era necesario, un paso adelante, ya que no tardó en propalarse por todo el mundo.Por lo tanto la realidad política y jurídica de Nación es innegable, ya que lejos de ser una entelequia, es un concepto que tuvo de las más importantes repercusiones políticas en Europa y después en el mundo.Otra cosa es que los hombres hayan usado su concepto para realizar todo tipo de tropelías, pero esto carece de importancia totalmente ya que de sobra es conocido lo poco que necesitan los hombres para matarse entre ellos. Si no existiese el término nación esgrimiriamos el de Estado o el de pueblo…dá lo mismo. Pero lo que sí importa es el origen revolucionario y de cambio que supuso la irrupción del término nación, en su aspecto moderno, o sea, político y jurídico, en la historia de Europa y del mundo.Por lo tanto, una cosa es que no nos guste (no entiendo por qué) y otra cosa muy distinta es que no exista.Hasta otra.

    06 Octubre 2006 | 22:17

  18. Dice ser pericles

    Javier, tienes razón. Siempre que “pilló” al CID como modelo de héroe nacional-españolista, no puedo sustraerme a la tentación…Un cordial saludo, respetuoso con tus argumentos.

    06 Octubre 2006 | 22:41

  19. Dice ser pericles

    El término NACIÓN no gusta cuando se utiliza para sentirse diferente o mejor que otros que a su vez se sienten mejores o diferentes porque han nacido en otro lugar, ni peor ni mejor que en el que hemos nacido nosotros. Pasa lo mismo que con las religiones o algunas idiologías extremistas, que del mal uso, hacen abuso.Prefiero los países, los estados, las regiones, y sobre todo, prefiero los ciudadanos.Saludos.

    06 Octubre 2006 | 22:43

  20. Dice ser luismi

    Es de agradecer que lleve el Sr. Saco dos días exponiendo sanamente sus ideas, pudiendo estar de acuerdo o no quien las lee. Quizá me gustaría que fuese incluso algo más decoroso, pero demos un voto de confianza. No obstante, y por ser un poco quisquilloso, diré que tiene que aparecer por activa o por pasiva algún guiño, chascarrillo o comentario con el 11-M, la Iglesia o el PP. Parece ser que si no, Don Manuel no descansa tranquilo. Únicamente decir que, en estos tiempos en los que se habla tanto de esa utopía que es eliminar fronteras, como hace en este artículo el Sr. Saco, es justo cuando se pretende crear en España la mayor cantidad de territorios (crear o inventarse territorios). A veces me da pereza ejercer de persona, porque realmente somos nosotros mismos quienes lo enrevesamos todo. Saludos

    06 Octubre 2006 | 23:08

  21. Dice ser histórico

    Todo proceso que lleve HACIA LOS NACIONALISMOS, autodeterminaciones, independencias de pequeños , SEPARATISMOS…Eso es ir de nuevo HACIA UN NUEVO PROCESO FEUDAL: Muchos señores con mucho poder en una multitud de territorios… con súbditos, no ciudadanos libres.En mil años podríamos haber aprendido algo. ¿no?¿Y lo llaman progresismo?.¿Cree el idiota que todos son de su condición?.Una de las mayores desgracias que puede sobrevenir a un pueblo es estar gobernado por necios.Y… se nota , se siente… el tonto está presente.

    06 Octubre 2006 | 23:15

  22. Dice ser pericles

    Puede que exista algo peor que estar gobernado por necios. Ser un necio que se deja manipular fácilmente por otros necios. Sólo así se entiende que uno se pase los días argumentando contra todo tipo de nacionalismos, tanto los excluyentes como los integradores, así como de las nefastas consecuencias de los integrismos religiosos, además de defender la paz y la concordia, y otros sigan entendiendo que los que se llaman progresistas defienden el neo-feudalismo, la alianza con los musulmanes para imponer su integrismo por Europa, y la complicidad con los terroristas.A los progresistas, realmente, lo que nos importa es el bienestar de los ciudadanos, vivir en paz con todo el mundo y el respeto exquisito a los derechos humanos. Nos podemos equivocar en los análisis, en las estrategias o incluso en las alianzas coyunturales, pero la finalidad es siempre intentar que el mundo sea mejor y más gusto. De ahí el nombre de “progresistas”. Que alguien del bando de los “conservadores” se defina a sí mismo y a los que considera los suyos.Saludos.

    07 Octubre 2006 | 11:45

  23. Dice ser pericles

    Evidentemente, donde digo “más gusto”, quería decir “más justo”.Saludos.

    07 Octubre 2006 | 11:46

  24. Dice ser Ignorante

    Alguno de los que utilizan con frecuencia el término “INTERGRISMO RELIGIOSO”, referido al Cristianismo o al Catolicímo… ¿Sería tan amable de explicar lo que quiere decir ?. Y es que sospecho que se utiliza con frecuencia para descalificar o insultar, pero sin saber bien el significado. No digo yo que sea bueno ser un integrista religioso – faltaría más – pero es que en ocasiones se califica a algunas personas públicas con este término peyorativo, y a mi me parece que no corresponde con la realidad. Los que únicamente se dediquen a insultar a los que tomen en serios sus creencias religiosas cristianas, no hace falta que contesten, pues seguramente en su caso únicamente reproducen conductas no muy inteligentes ni elaboradas. Hay de todo…

    07 Octubre 2006 | 16:50

  25. Dice ser pericles

    Ignorante (presunto), te responderé a lo que yo entiendo por integrismo religioso y que tipo de integrismo religioso es al que critico y al que dedico adjetivos peyorativos.Considero como tal a aquel grupo, colectivo o individuo que tiene unos sentimientos religiosos tales que todo lo que hace, desde que se levanta, hasta que se acuesta, incluso cuando duerme, todo está embebido por una doctrina religiosa que les dictan todo lo que deben hacer, todo en lo que deben pensar y, además, que por todo ello tienen que estar todo el día dando gracias a un dios. Hasta aquí, vamos bien, este individuo es libre de hacer lo que le venga en gana. Si él es así feliz, y a mí me deja vivir en paz con mi agnosticismo racional y mi ateísmo práctico, pues tan amigos. El problema es cuando este individuo, y por añadidura el colectivo que comparte todo esto con él, están tan poseídos de su verdad que no se conforman con aplicársela a ellos mismos y pretende imponer a los demás sus creencias, su moral, sus costumbres, su ética, su modelo de educación, sus ritos, etc. mediante su reflejo en las leyes que las sociedades establecen para su mejor convivencia y sin importarles lo que sientan o como piensen los demás, ya que están todos equivocados y hay que imponérselo todo por su bien. O en su trabajo diario se ve influidos por sus creencias y a causa de sus prejuicios personales y morales toman decisiones que afectan a otras personas que no quieren participar en su concepto del mundo. O lo que es peor, cuando algunos se consideran a sí mismos como iluminados que para salvar el mundo, o a su pueblo, o a su país o a sus copartícipes religiosos deben ejercer la violencia contra los que no les permiten imponer a la sociedad sus leyes y su moral.Ejemplos de todo esto, creo que hay por todo el mundo y en todas las religiones. Incluso ocurre que para algunos sus ideologías materialistas son como religiones que también tienen que imponer por la fuerza, y si es necesario mediante la violencia.A estos integrismos es a los que yo, personalmente, me refiero. Limitándonos a nuestra sociedad, uno puede encontrar a estos individuos en la judicatura, la política, la enseñanza, el mundo laboral o por donde uno quiera buscar un poco. Todos estos integrismos son nefastos para los mismos afectados, que actúan como lobotomizados y para el resto de los que queremos vivir en paz y en libertad. Incluso en la actualidad hay algunos que pretenden censurar, bajo amenazas de violencia y escudándose en el respeto que se debe a sus creencias, la libertad de expresión y no se puede ni criticar ni hacer sarcasmo de sus sacrosantos sentimientos religiosos. Y lo peor es que los demás, empujados por el miedo, nos autocensuremos.Creo que he sido lo suficientemente claro. Quien no se encuentre dentro de estos grupos de personas, no debería darse por aludido.Un cordial saludo.

    07 Octubre 2006 | 18:30

Los comentarios están cerrados.