BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

Cómo apostatar, sin éxito, de una compañía de servicios telefónicos

En mi empresa estamos viviendo estos días una historia que no sé si se parece más a un cuento de intriga o a uno de terror. Uno de mis socios es de esos tipos que creen compulsivamente en la bondad innata de la humanidad, y por extensión, en la veracidad de la publicidad. Nosotros, como todo el mundo, estamos descontentos por principio con nuestro proveedor de línea ADSL (las líneas éstas son como los políticos, te prometen una gran velocidad en gestionar tus asuntos, y cuando más los necesitas, se cuelgan), artilugio que cuando te falta tienes una parecida sensación de vacío a como cuando pierdes a tu madre, el DNI, la Visa o el permiso de conducir.

Caímos en la trampa de darnos de baja en una compañía, sin red de seguridad, y darnos de alta en otra que ofrecía una velocidad de conexión mayor, en un plazo brevísimo de 24 horas. Para el que no ande bien de cuentas le recuerdo que 24 horas completan exactamente un día. Pasado ese día, un interminable día con la empresa al ralentí, reclamamos nuestra línea. Pero he aquí que una señorita con voz de contestador automático nos devolvía a la cruda realidad: que no es cierto que la humanidad tenga una bondad innata, que la publicidad miente más que los políticos, y, lo que es peor, que no contáramos con la línea ADSL hasta dentro de 15 días. Quisimos volvernos atrás, echarnos en los brazos misericordiosos de nuestro antiguo proveedor (al fin y al cabo no funcionaba tan mal, sólo corría exactamente a la mitad de la velocidad contratada, una minucia), pero otra señorita, también con esa encantadora voz de contestador automático que no sé dónde coño se aprende, nos dijo fríamente: “¡Ah, se siente!, ahora deberán esperar 15 días hasta que tengamos otra línea”.

¿Venganza? ¿Existe una conspiración universal de los proveedores de voz gangosa contra la especie humana? ¿Viven en realidad, sin nosotros saberlo, del negocio de robar a miles de clientes diarios la menudencia de 15 días de contrato en tierra de nadie?

Como alguien ha dicho, los trámites para desengancharte de una empresa de telefonía son más complicados que darte de baja en la Iglesia católica. Unos y otros, cuando amarran a un cliente, no lo sueltan fácilmente, porque la apostasía es el cáncer de su negocio.

14 comentarios

  1. Dice ser PASSER

    Los peores son los de Wanadoo. Entrar es muy fácil, como en todas las operadoras. El problema llega cuando hay alguna avería. El servicio de atención al cliente es pésimo.Te marean de un lado para otro y muchas veces no consigues contactar con nadie que te solvente el problema o simplemente te informe. Aseguran tener una línea de asistencia las 24 H del día. He llamado incluso días de diario a las 3 de la madrugada y siempre aparece el mismo mensaje: “nuestros agentes están ocupados”. Quizás así pueden ofrecer esos suculentos precios, ahorrándose al personal y engañándonos a los consumidores.Suerte señor Saco en la “búsqueda de la conexión perdida”. ;-)J.A.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser DeLaDeuda

    off topic:http://www.titane.ca/concordia/dfar251/igod/main.htmlchat para hablar con Ddios.si no funciona el enlace al picar en él ya sabeis cortar y pegar…Ddios habla en inglés, por cierto .

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Ciber-Algo

    Estoy de acuerdo en líneas generales, Manuel. Aunque le pediría que considerase un detalle, antes de bromear con el presunto parentesco entre la teleoperadora que le atendió y Robocop. Es el siguiente: ella cobra una auténtica basura y sigue a rajatabla un estricto argumentario, so pena de ser despedida de forma inmisericorde. Esa “gangosa” voz de contestador automático que describe, la emplea para ocultar su miedo a que usted se enfade con la compañía telefónica a través de su persona; o como se dice en el sector del Telemárketing: “a que le monte usted un pollo”, por algo que no es culpa suya. La pobre está deseando oír que usted es feliz, está satisfecho con el servicio y por ello, les desea un buen día; pero nadie la va a llamar para eso, sólo para quejarse, con razón o sin ella.No le censuro, don Manuel, no me malinterprete por favor. Tan sólo quería llamar la atención sobre las durezas de tan ingrato y mal entendido empleo como es el de teleoperador (conozco bastantes), procurando así que cualquiera de sus lectores, en caso de enfado con su respectiva compañía, no la emprenda contra un inocente “currito” y considere que no está hablando un robot, con el presidente de Telefónica o el de Vodafone, sino con un ser humano.Por lo demás, ¡qué razón tiene! Y tal vez se quedó cortito. Pero también hay que establecer contrastes, digo yo, pues no estamos tan mal como antaño. Ahondando en la cuestión, les tomo de la mano (con permiso y sin mariconeos) para transportarles a tan sólo unos pocos años atrás, cuando Telefónica Primera de España y Quinta de Alemania nos imponía una conexión de velocidad reptiliana, tarifa abusiva y menos plana que Pamela Anderson (¡Ah, nostalgia…!)Después, se liberalizó el mercado y llegó el “boom”. Te pongo 300, 500 kb de ancho de banda, te regalo el módem, el router, el chousking o el cheaper-ripper; en fin, el mercadeo acostumbrado. Más adelante ya ofrecieron una mega, dos, diez… vamos, que dentro de poco ofrecerán una conexión mejor que la de la NASA. Lo único a considerar a la hora de contratar, son dos cosas:A/Que la velocidad real, como usted bien dice, es siempre la mitad de lo ofertado. No obstante, si nos ofrecen treinta megas (10-20 reales), no está nada mal, dados los razonables precios actuales.B/Que el único proveedor real es Telefónica. ¿Por qué? Pues porque la red física de comunicaciones que sostiene todo el tinglado les pertenece, y es gestionada por ellos. Por tanto, cuando existe una avería, Jazztel, Wannadoo y demás se escudan en que lo tiene que reparar la Tlf, con todo el morro y dificultando aún más el tema de las reclamaciones/bajas. Aún muchos creen que cada compañía usa su propio entramado, pero sólo lo hacen los operadores por cable, como el infame Madritel, ahora integrado en ONO, si mal no me acuerdo.Resumiendo, diría que aunque el asunto de la conectividad a Internet siga siendo algo defectuosillo, comparado con tiempos no tan lejanos ha mejorado bastante. Veamos el vaso medio lleno, aunque sin dejarnos timar por las mega-macro-roñacompañías telefónicas.Saludos.Nota mental: darme de baja en la Iglesia Católica. Hace años me mojaron la cabeza sin permiso y aún no me he acordado de pedirla. Me pregunto si me ofrecerán algún descuento o similar por no marcharme, o por pedir la “portabilidad” a la Iglesia de la Cienciología.

    10 Noviembre 2005 | 02:27

  4. Dice ser Retiario

    Según Dave Barry, humorista estadounidense, hay tres cosas que no se pueden conseguir, jamás:- No se puede volver a casa- No se puede hacer que un/a camarero/a te vea antes de estar preparado/a- No se puede vencer a la compañía telefónicaSegún Rafael ‘El Gallo’, torero español:- Lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible.Paciencia y barajar, maestro Seco.PP Cervera

    10 Noviembre 2005 | 03:00

  5. Dice ser popopo

    Le voy a contar un caso verídico, el mío.En Octubre del año pasado ví un spot en televisión en el que Auna ofertaba ADSL 1 mega de velocidad por 36 euros, les llamé y me dijeron que de momento en mi zona el mega no podía ser, pero hasta que fuese posible me ofrecían 512 kb, es decir la mitad, más voz (llamadas) sin cuotas siempre que solicitara la portabilidad del número a Telefónica que es la que me daba servicio hasta entonces.Me aseguraron que la instalación se realizaría en el plazo máximo de un mes, les hice caso y firmé un contrato. A los dos meses me pusieron el teléfono y a los seis, harto de esperar me dí de baja y volví con Telefónica.Telefónica seguía insistiendo en que mi número no disponía de cobertura ADSL o en la central no disponían de “pares”.Lo intenté con la compañía alemana Filiago que ofrecía inernet vía satélite a través de la antena del Canal Satélite Digital, después de firmar y pagar por adelantado dos meses, fue imposible recibir la señal por lo que me dí de baja, volviendo a Telefónica, que seguía con el rollo de los “pares”.Lo volví a intentar con la empresa Comunitel que ofrecía ADSL con tecnología “punto/punto” y ocurrió lo mismo que con las anteriores, que me tuve que dar de baja sin recibir el servicio.Menos mal que el técnico de Telefónica que vino a reinstalarme su “PTR” por enésima vez, me aseguró que mi línea SÍ tenía cobertura y lo de los “pares” me lo solucionaba él mismo en la central.Dicho y hecho, hace tres meses que tengo ADSL a 512 KB (400 y pico reales) y el mes pasado nos doblaron la velocidad (que casi no se nota).Escucho las ofertas de Wanadoo y Jazztel de 20Megas y se me ponen los dientes largos, pero no me fío.

    10 Noviembre 2005 | 03:14

  6. Dice ser Ciber-Algo

    No se fíe. Conozco a gente trabajando para Jazz y me cuentan que están de solicitudes de baja hasta arriba, por lo visto.

    10 Noviembre 2005 | 04:19

  7. Dice ser Alexis

    ¿Alguien intentó alguna vez que Iberdrola le solucionara algo?

    10 Noviembre 2005 | 14:15

  8. Dice ser Seymour

    Aún me sube el pulso cardiaco cada vez que recuerdo mi experiencia con WANADOO,sin duda la peor que he tenido jamás con cualquier compañía, del sector que sea. Mantuve la educación con los teleoperadores hasta que me fue humanamente posible: la pesadilla duró siete meses de llamadas, de hablar con máquinas, de pagar facturas – LO DEL NUMERO GRATUITO ES COMPLETAMENTE FALSO, SÓLO TE INFORMAN DE LOS NÚMEROS DE PAGO A LOS QUE HAY QUE LLAMAR-, de no poder acceder a ningún responsable, de contar una y mil veces toda la historia desde el principio, cada vez a una persona distinta; de mareos interminables entre un departamento y otro; de marque el uno, marque el dos, marque asterisco; de escuchar un millón de veces mi nombre -“señor tal”, “sí señor tal”, “no señor tal” (¿están obligados a nombrarme un número mínimo de veces antes de colgar?)-, de esperas INTERMINABLES con la musiquita de fondo (antes “Heroes”, de David Bowie, era una de mis canciones favoritas; ahora me entran nauseas cada vez que la oigo)… Y eso que lo único que quería era pagarles más (pasar de tarifa plana a ADSL) y ser mejor cliente. En fin, al final claudiqué y cambié de compañía. Llame para darme de baja y… Hasta hoy. Y todo esto sin un lugar físico al que acudir y poder ir a verles las caras, a quejarte, a encadenarte a la puerta si hace falta. Qué indefensión más absoluta.Ahora veo el anuncio ese de Wanadoo en la tele y es como si viera al mismísimo Satanás tratando de camelar a los pocos inocentes que queden..NUNCA MÁS.

    10 Noviembre 2005 | 14:40

  9. Dice ser Mk

    No mezclemos velocidad con tocino.El servicio de atención al cliente es pésimo en España (que es lo que yo conozco) y en las telefónicas es aún peor, que ya es decir.Sólo se libran si es una conexión punto a punto para empresa, que ahí si se aplican mas, ya que es mucho mas rentable.¿Es culpa del teleoperador?, no, el sólo es parte de un sistema que le explota, le ofrece como carne de cañón al enfadado reclamante y le ata de pies y manos al no darle formación (tanto técnica como psicológica).¿Telefónica es la única proveedora?, no, claro que no. El bucle final de abonado (el hilo de cobre desde tú casa a la central mas cercana) en su inmensa mayoría es suya, pero la red (que es lo que realmente importa), es otro cantar. El proveedor clave es RENFE, y si no, apunten las veces que España se queda sin servicio pq los piquetes en huelga de renfe queman una caseta concreta de alguna estación…El día que sea tan fácil darse de baja como lo fue el darse de alta, pellízquense porque estarán soñando.Saludos,Mk.

    10 Noviembre 2005 | 15:51

  10. Dice ser Josep Albalat

    Podrían hacer como en el PSOE. Se declara uno islamista radical que participa en un 11M y te dan de baja por aquello de que no quieren más líos.Y oiga, funciona ¿eh? (mire sino lo que tardó el bachiller pepiño en anunciarlo a bombo y platillo)

    10 Noviembre 2005 | 17:12

  11. Dice ser popopo

    No seáis pardillos, si os habéis leído mi post de arriba, en un año he cambiado cinco veces de operador para volver otras cinco a la misma, Telefónica (que es de la que pretendía huir).El truco está en no darse de baja jamás, sólo hay que darse de alta en otra operadora y dejar que ésta realice los tramites de baja con la anterior por la cuenta que le trae.Tarde o temprano recibirás un mensaje o llamada al móvil avisándote del cambio y sin dejar de recibir el servicio ni un solo día.

    10 Noviembre 2005 | 17:53

  12. Dice ser EL CID

    hay que joderse, Saco, por una vez que podiamos estar de acuerdo, tienes que soltar la coletilla de la iglesiahace tiempo que me dí de baja de la iglesia y no me costó nada, ni tiempo ni dinero, voy a misa cuando hay alguna boda porque soy el encargado de grabar en video y hacer el montaje, sino ni eso¿No hubiera sido mejor que en lugar del catolicismo hubieras puesto en su lugar al islam?me parece que, segun el corán, si apostatas (4. intr. Abandonar un partido para entrar en otro, o cambiar de opinión o doctrina.) del islam, entonces te condenan a muerte, que en esa situacion si es jodido darse de bajapero claro, ningun integrista cristiano te va a degollar por criticar a su religion, en cambio los moritos ya se sabe como las gastan si te metes con ellos

    10 Noviembre 2005 | 19:40

  13. Dice ser moromuza

    Hay Campeador! ya no te acuerdas que hace solo 50 años a los descreídos los fusilaban sin más, y a sus familiares les daban aceite de ricino y los sacaban en procesión para mofa y escarnio. Y la Inquisición hace apenas ciento y poco años que hacía bacanales en la plaza mayor (autos de fe les llamaban ellos) solo el pueblo ha logrado quitarse de encima esa tiranía. Ahora falta que el del otro lado siga el ejemplo.

    10 Noviembre 2005 | 19:51

  14. Dice ser popopo

    Moromuza, dices que el pueblo logró quitarse la tiranía de encima?Yo pensaba que la rabia acabó cuando se murió el perro hace treinta años.Hoy a los descreídos les ponen una bomba o le pegan un tiro por la espalda.Y los representantes del pueblo se sientan con ellos, les dan palmaditas en la espalda y les dicen que eso no está bien, que si no se pueden reprimir que lo hagan en otra parte, que pidan por esa boquita y se les concederá.La democracia republicana.

    10 Noviembre 2005 | 22:44

Los comentarios están cerrados.