Entradas etiquetadas como ‘Erik Norrie’

¿Será este el hombre más gafe del mundo?

No voy a hacer leña del árbol caído, ni me voy a cebar con el protagonista de este post, bastante tiene el pobre hombre con sobrevivir. Aunque visto desde el otro lado del espejo, también puede ser el humano más afortunado del planeta o que su ángel de la guarda trabaja sin descanso las 24 horas del día para protegerlo.

Erik Norrie (FOX 13)

Erik Norrie (FOX 13)

Erik Norrie es un estadounidense con muy mala suerte, que cada vez que sale de vacaciones, tiene un susto morrocotudo. El último, y quizás el más grave, le ha llevado al hospital sin un buen trozo de su pantorrilla izquierda. Sirvió de aperitivo a un tiburón mientras realizaba pesca submarina con su familia en las Bahamas. Una actividad, que si se hace con cuidado, no suele entrañar muchos riesgos. Además, el señor Norrie es un experto en la materia ya que lleva practicándola desde los ocho años.

Este hecho aislado puede ser una casualidad, pero si repasamos todo su historial de sucesos podría ser el protagonista de la película El protegido, en la que el actor Bruce Willis se salvaba de todas las catástrofes. El ‘desafortunado Erik‘ ha sido alcanzado por un rayo (un caso entre tres millones), su pierna derecha sufrió la mordedura de una serpiente de cascabel, dos grupos de monos lo atacaron y lo dejaron mal herido, unos perros le mordieron cuando viajaba por Sudamérica… No sigo porque la lista puede ser muy larga.

Lo mejor de todo es que se lo toma con humor y relata sus ‘batallitas’ como si fueran algo normal. “Cuando miré hacia atrás, el tiburón acababa de morderme, y pude ver cómo se alejaba con un pedazo de mi pierna en la boca“, dijo Norrie a un diario local, haciendo referencia ataque del escualo como si fuera un cuento. Me imagino que la procesión va por dentro, ya que también indica que lamenta que sus hijas fueran testigos de un suceso que pudo acabar en tragedia.

PD. Ojalá lo tuviera cerca en Navidad, para pasar varios décimos del Gordo por su espalda por si acaso se pega algo. Porque aunque gafe, al final tiene mucha suerte.