Entradas etiquetadas como ‘divorcio exprés’

¡Pide el divorcio durante la fiesta de su boda!

divorcioexpresDespués de lo que le ha ocurrido a una pareja saudí, deberíamos admitir una segunda acepción para ‘divorcio exprés’, que vaya más allá de la simple ley para agilizar los trámites para dejar de estar casados. También deberíamos denominar ‘divorcio exprés’ a los que se producen dentro de un tiempo excesivamente corto después de la boda, creo yo. El récord, supongo, lo tendrá la pareja saudí de la que os voy a hablar hoy, puesto que el novio solicitó la ruptura del contrato matrimonial ¡durante la propia boda! ¿Queríais rapidez? ¡Pues hala, tomad dos tazas!

La pareja, de la que no sabemos su identidad, contrajo matrimonio la pasada semana. Tras darse ambos el “sí quiero” por el rito musulmán, todo eran alegría y parabienes, hasta que una llamada de teléfono produjo un inesperado terremoto. En plena fiesta, un hombre le aseguró al novio que era el amante de su recién estrenada (?) esposa. Para demostrárselo, le había enviado un pendrive con fotos íntimas de su mujer acompañadas de un ramo de flores. ¿Por qué las flores, amante despechado? ¿Qué ironía se esconde detrás?

Intrigado y asustado por la llamada, el contrayente buscó un ordenador, conectó el pendrive y se escandalizó tanto por las imágenes que “decidió divorciarse de su esposa en el acto”, según el predicador Shaikh Ghazi Bin Abdul Aziz al Shammari, confesor del marido traicionado. De un soplo, se fue al garete un futuro quién sabe si próspero en pareja, una fiesta ya en marcha y toneladas de esperada felicidad. Todo se transformó en una riada de insultos e intentos de agresión.

Según el propio predicador Al Shammari, el amante le habría pedido a la joven que diera marcha atrás y suspendiera la boda para irse con él, pero ella le habría dicho que nanai, que quería empezar una nueva vida, lo que dio origen al despecho. El religioso también asegura que, tras el enorme disgusto, “el novio vino a verme al día siguiente bajo una fuerte trauma emocional. Me dijo que le habían dado el susto de su vida y que no podía soportar el escándalo, por lo que no tenía intención de dar marcha atrás.

Desconozco si tras la ceremonia dio tiempo a que el matrimonio quedara inscrito en el registro, pero si es así, el funcionario saudí que recibiera la solicitud de divorcio alucinaría en colores. ‘Divorcio exprés’, quiero pensar que fueron las palabras que le vinieron a la mente.