Entradas etiquetadas como ‘Christopher Scheller’

Escondía en su recto un montón de joyas robadas y una bolsa de ‘hierba’

Estoy empezando a meditar seriamente la posibilidad de ponerme en contacto con Stan Lee para que le dé una vuelta a su programa de Superhombres. Ya está bien de faquires, cerebritos o forzudos. También hay hombres extraordinarios más cercanos, pero con habilidades que no parecen aptas para casi ningún otro mortal. El último con el que me he topado es Christopher Scheller, un muchacho de 18 años cuyo recto puede valer de joyería. Y he dicho joyería y no joyero por la cantidad de objetos valiosos que le encontraron recientemente. A saber: cuatro pulseras, cuatro collares, once anillos, una pipa de fumar casera y una bolsa de ‘hierba’. ¡Toma ya! Y no se metió una bola de billar porque ese día no se había pasado por los recreativos del barrio, que si no…

Foto para la ficha policial de Christopher Scheller.

Foto para la ficha policial de Christopher Scheller.

El muchacho, que presuntamente había robado las joyas que portaba en su cavidad anal, fue cazado por la policía después de protagonizar un accidente de tráfico en el que no se registraron heridos. Un agente de la ley acudió al lugar del incidente y allí se encontró con un aturdido Christopher, que mostraba “evidencias de estar intoxicado”, según el propio agente.

Después de tomarle, a duras penas, declaración, el policía solicitó una ambulancia para que el joven fuera trasladado al hospital más cercano. Una vez allí, le realizaron diferentes pruebas, cuyos resultados dejaron boquiabiertos a los médicos y a la policía. Le encontraron una anomalía (¡¿?!) en el recto. Scheller no quería eliminar los objetos que tenía dentro, pero finalmente accedió”, relata uno de los agentes. Cuando evacuó, el gesto de incredulidad de los allí presentes debió ser de época, supongo.

El caso es que, tras una rápida investigación, se cree que las joyas que el joven portaba en su recto pudieron ser sustraídos de una residencia en Heidelberg, Pennsylvania. Así, ahora se encuentra a la espera de juicio, en el que tendrá que afrontar cargos por conducir bajo los efectos de las drogas, robo y custodia de propiedad robada. Si todo ello es cierto, es razonable que Christopher reciba algo más que una reprimenda y pase un tiempo en la cárcel. Después, si Stan Lee quiere ayudarle a reinsertarse en la sociedad, que lo fiche para su equipo de superhombres. Se lo ha ganado.