Entradas etiquetadas como ‘charmaine ranford’

Charmaine quemó su piso para intentar expulsar a Satanás de él

BecConsejo: “No juegues con fuego”

Os dije el otro día que me estoy independizando. La verdad, siempre creí que trasladar una habitación a una casa resultaría más sencillo de lo que realmente lo está siendo. Además, ahora he descubierto que los problemas no hacen sino empezar cuando empiezas a vivir en una casa. ¿Vosotros no habéis tenido que lidiar nunca con la presencia de Satanás?

No me lo puedo creer. Seguro que alguno sí… ¿no? Bueno, pues os cuento la historia de Charmaine Ranford y vosotros me decís si os ha pasado. Seguro que sí. ¿Quién no ha tenido algún que otro disgusto con el fuego y el demonio?

Charmaine es una mujer norteamericana que está acusada de prenderle fuego a su casa. Hasta ahí, todo normal (como diríamos imitando a Iker Jiménez). El problema llegó después, cuando los agentes (os pido que leáis esto frunciendo el ceño, con una voz inquietante y, a poder ser, en voz alta) le preguntaron que por qué había quemado el domicilio. Me imagino la situación. Seguramente llegaron los responsables de mantener la ley y el orden y le preguntaron: “¿Por qué quemaste tu casa, Charmaine?”. De acuerdo, tampoco parece demasiado emocionante.

La Policía observó que en la vivienda (bueno… en lo que quedaba de ella) había objetos propios de un ritual satánico e intentó persuadir a la muchacha para que dijera que sí, que estaba adorando al demonio, que era fan de Supernatural (Sobrenatural) y que todo eso era un procedimiento para llamar a Lucifer.

Sin embargo, no lo consiguieron. De hecho, Charmaine insiste en que aquello no era para llamar a Satanás, sino para expulsarlo de su casa. Sí, sí. Dijo que estaba quemando sus cosas para expulsar al demonio que, por lo que sea, se había dejado caer por ellas.

La joven, de 25 años, está acusada de incendio premeditado con agravantes (la cosa quedó en nada pero con la tontería podría haber prendido fuego al edificio entero) y le han impuesto una fianza de más de 7.000 euros (que ella deberá pagar en dólares, claro) según la prensa norteamericana.

PD: Conclusión. No juegues con fuego… ni con serpientes. (Gracias a @jjcheca por el envío)