Cada vez la tenemos más pequeña, según un estudio científico

tamanopeneAlgunas partes de la anatomía masculina están siguiendo una evolución inversamente proporcional a la de los smartphones: a medida que éstos aumentan de tamaño, aquellas se reducen. Esto, al menos, es lo que concluye un estudio científico (¡otro más!) elaborado a partir del encargo de la marca británica de preservativos Theyfit.

Según esta investigación, que ha tomado como muestra a unos 20.000 caballeros de la Gran Bretaña, el tamaño medio del pene en erección ha disminuido en 2,29 centímetros en los últimos 10 años. De 15,24 cms de media, se ha pasado a 12,95 cms. ¡Una barbaridad! Para que podáis comparar, os diré que la tasa de crecimiento del nivel del mar es de 1,8 cm por década durante el último siglo y Al Gore no para de hacer campaña alertándonos de ello. Como se entere de lo que le estamos haciendo al pene, monta en cólera. ¡Y con razón!

El análisis se ha realizado sólo en el Reino Unido, pero sus autores extrapolan los datos al resto de los hombres del planeta, en un ejercicio que me resulta exagerado, ya que ¿qué tienen que ver los hábitos de vida de un británico y un senegalés, por ejemplo? Más aún teniendo en cuenta que los investigadores culpan a “las ondas magnéticas y los pesticidas” de esta pérdida de cantidad varonil (lo de la calidad aún está por demostrar). ¿Acaso se alimentan igual los londinenses que los hombres de Uagadugú, capital de Burkina Faso? No lo creo.

El estudio asegura que la causa del descenso gradual del tamaño de los órganos sexuales masculinos se debe, en primer lugar, a las enfermedades relacionadas con las alteraciones en el sistema endocrino, unos trastornos que podrían estar provocados por los pesticidas y fertilizantes que entran en contacto con el agua y los alimentos que comemos. Parece que hay consenso en cuanto a la veracidad de esta información. Menos clara es la influencia de las ondas magnéticas en esta preocupante reducción del tamaño del pene, pero como queda bien culpar de muchas cosas a los avances tecnológicos, el estudio se pasa el rigor por el forro y lo dice. De ahí que, en una deducción caricaturesca y exagerada, cuanto mayor es el smartphone, menor es el pene.

A pesar de sus lagunas, el estudio puede que no esté del todo desencaminado. De hecho, hay investigaciones previas que alertaban sobre esta tendencia. Un ejemplo es la publicada por un grupo de médicos del Hospital Universitario de Padua (Italia), que asegura que el tamaño medio del pene disminuyó un 10% durante el último medio siglo.

Preocupado por el futuro que nos aguarda y mirando de reojo con cara de póquer a mi entrepierna, no he podido hacer otra cosa que recurrir al tópico: ¿el tamaño importa? Para resolver mis dudas, he hecho una consulta rápida entre algunos de mis compañeros y compañeras y la conclusión mayoritaria es que sí. De hecho, varios de los consultados echan mano del refranero y argumentan eso de “burro grande, ande o no ande”. La mayoría es algo menos radical y asegura que prefieren un atributo viril poderoso, aunque reconocen que no es determinante a la hora de buscar un hombre con el que mantener relaciones sexuales. ¿Me ayudáis a completar mi estudio? ¿El tamaño importa? ¡Opinad, mentes preclaras!

54 comentarios

  1. Dice ser Lol xD

    Y por comentarios como los de este artículo me alegro de ser gay xDDD

    23 junio 2013 | 22:01

  2. Dice ser adelaida

    al contrario que con las hembras, que cada vez tienen las tetas mas grandes. Y es que cuando una sociedad de machos-hurones se pone a elegir en base a las tetas, es lo que tiene. Tantas décadas de publicidad machachona, series con tetas como cabezas, etc, al final los tios que son cuadriculados cual red de pesca, y con muy poca personalidad, eligen a sus hembras por sus atributos sexuales. No así la mujer, que poco le importa el tamaño aunque realmente importe, porque ¿a quién le gusta que le metan un pene que parece un dedo?

    24 junio 2013 | 12:03

  3. Dice ser adelaida

    a Lol xD

    a ti lo que te pasa es que aun te duele el culo de la ultima vez que te pasaste con el poper

    24 junio 2013 | 12:04

  4. Dice ser Los pollones pa los burros

    Pues seré la única que piensa así, pero yo no quiero un pollón inmenso ni en pintura.

    Mi pareja actual, con el que llevo varios años, la tiene de tamaño normal-pequeña (13-14 cm) , eso sí muy gruesa, y el sexo es espectacular, una puta animalada, no daré detalles porque me tacharían de fantasmona o de haber visto demasiado porno :D. Quizá es que mi vagina sea pequeña, ni idea, pero os juro por mis muertos que cada vez que me taladra veo el sistema solar. En cambio: caso de mi segundo novio, que la tenía enorme, y cada vez que lo hacíamos también veía las estrellas, pero del DOLOR. Ya podías tener ahí abajo 200 litros de lubricación, que un simple misionero era una tortura, y había posturas (esas en las que el pene entra más profundamente) que a duras penas podíamos hacer, como a 4 patas, que es precisamente una de mis favoritas, y me tenía que joder y no hacerla por el dolor, así que en resumidas cuentas, el sexo con él fue una caca.

    Yo lo siento pero en base a mi experiencia, los pollones para los burros o para las que tengan la vagina más abierta que un seven eleven (no lo digo en plan despectivo, todo lo contrario, esa suerte tienen de que les puedan meter penes enormes sin sentir dolor).

    25 junio 2013 | 3:35

Los comentarios están cerrados.