BLOGS
Viento de Levante Viento de Levante

"No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras" Juan Luis Vives

¿Delegado del Gobierno? Fabra da calabazas a Cotino y Génova a Castellano

El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, ha pedido al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que le apoye para ser el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana. Y ha recibido calabazas.

Juan Cotino

El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino. EFE

Cotino fue director general de Policía en el Ministerio del Interior con Jaime Mayor Oreja de ministro y a finales de 2002 sustituyó a Francisco Camps como delegado del Gobierno, cuando éste pasó a centrarse en la campaña electoral para optar a presidente de la Generalitat, cargo que logró en mayo de 2003 tras lograr mayoría absoluta en las elecciones autonómicas.

Juan Cotino, miembro del sector democristiano del PP, ha pasado de ser muy influyente en el anterior Gobierno de Francisco Camps, con quien fue conseller de Agricultura, de Bienestar Social y de Medio Ambiente, y vicepresidente tercero, a quedar fuera del equipo de confianza del actual jefe del Consell, Alberto Fabra.

Camps reubicó a Cotino al frente de las Cortes Valencianas tras los comicios autonómicos de 2011, pero con la dimisión de éste a raíz de la apertura de juicio por el caso de los trajes de Gürtel, y tras la llegada de Fabra, el dirigente democristiano cayó en desgracia y fue apartado del núcleo influyente del presidente de la Generalitat.

En el congreso regional del PP valenciano celebrado en Alicante en mayo de 2012, que ratificó a Alberto Fabra como presidente regional, los democristianos fueron barridos por completo de la cúpula popular.

Ahora, tras la renuncia de Paula Sánchez de León a continuar al frente de la delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Cotino ha pedido a Fabra que le apoye para ser su sustituto, según fuentes populares. Sin embargo, el presidente de la Generalitat ha rechazado la petición.

Fabra, Castellano y Font de Mora

Alberto Fabra, con Serafín Castellano (derecha) y Alejandro Font de Mora (izquierda)

De hecho, Alberto Fabra pretendía recolocar en dicho cargo a Serafín Castellano, hasta ahora secretario general del PP valenciano. Castellano, que ha dirigido el PP valenciano desde el congreso de 2012, ha sido señalado por la dirección nacional del PP como máximo responsable del fracaso electoral en las recientes elecciones europeas en las que el PPCV perdió 470.000 votos respecto a los anteriores comicios europeos de 2009.

En Génova achacan a Castellano la desunión del PP valenciano por sus “intromisiones constantes” en ámbitos de decisión de las direcciones provinciales de Alicante, Valencia y Castellón. “En lugar de centrarse en lograr un buen resultado electoral y puntos de encuentro con las cúpulas provinciales ha pretendido ganar poder orgánico a su costa, algo inadmisible”, recalcan fuentes de la dirección nacional del PP.

Por ello, la cúpula que dirige Dolores de Cospedal ordenó a Fabra la destitución de Serafín Castellano, con el beneplácito de Mariano Rajoy. De hecho, fueron muchas las quejas que llegaron a Génova desde las direcciones del PP de Alicante, Valencia y Castellón. Y en concreto, la alcaldesa Rita Barberá se quejó en varias ocasiones a Rajoy, Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría de los desprecios auspiciados por el destituido Serafín Castellano.

Sáenz de Santamaría y Fabra

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

También el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, molesto con Fabra y Castellano por haber fulminado de la cúpula del PPCV a absolutamente todos los cargos del sector democristiano, trasladó a Rajoy la conveniencia de apartar para siempre a Castellano.

Alberto Fabra, consciente de que el presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, exigía el relevo inmediato de Serafín Castellano, ha asumido que tampoco podrá ser delegado del Gobierno.

Además, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría quiere seleccionar muy bien la persona que sustituirá a Sánchez de León, y por el momento sigue inclinándose por Fernando de Rosa, exvicepresidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ex conseller de Justicia. La opción de Luis Santamaría, subdelegado del Gobierno en Valencia y cercano a Serafín Castellano pierde opciones. “Ni en La Moncloa ni en Génova quieren saber nada de gente que sea vinculada claramente a Castellano, ni tampoco al aznarista Eduardo Zaplana“.

En la dirección nacional del PP apuestan por una progresiva regeneración del partido en la Comunidad Valenciana, con caras nuevas y jóvenes, y por ello aplauden el relevo de Castellano por la consellera Isabel Bonig y la incorporación de María José Catalá como portavoz del Gobierno valenciano. La cúpula del PP apuesta por relevar totalmente a “políticos del pasado muy quemados y problemáticos” en alusión a Castellano y Cotino. “El nuevo delegado del Gobierno debe ser alguien preparado, representativo y con una imagen limpia y moderna”, aseguran. “La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría decidirá tras pensárselo muy bien”.

Los comentarios están cerrados.