BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

#Bombazo: conmoción en Chile por un atentado en el subterráneo

Por Verónica Furlán, Buenos Aires

Chile atraviesa horas de terror y conmoción después de que una bomba casera estallara en un local del subterráneo de Santiago. Dejó a su paso 14 heridos y muchas dudas, ya que ningún grupo se adjudicó el sangriento mensaje.

Así se veía el centro comercial dentro del subterráneo de Santiago después de la explosión. Fuente: Twitter (@nicomihovilovic )

El centro comercial dentro del subterráneo de Santiago después de la explosión. Fuente: Twitter (@nicomihovilovic )

Así ocurrió el atentado, contado por uno de los testigos:

Este fue el relato de cómo viví el #BOMBAZO . Estaba almorzando en Escuela Militar y fui a dar una vuelta al Subcentro, en Escuela Militar

— Nicolás Mihovilovic (@nicomihovilovic) septiembre 8, 2014

bajé por las escaleras donde está la Pronto y la Cruz Verde. Bajé las escaleras del Ekono y seguí caminando. Paré a ver una tienda de ropa.. — Nicolás Mihovilovic (@nicomihovilovic) septiembre 8, 2014

Y a unos 60 metros de donde estaba, terminando de ver la vitrina, explotó la bomba. Lo más llamativo fue el sonido (muy fuerte) — Nicolás Mihovilovic (@nicomihovilovic) septiembre 8, 2014

y los gritos de las personas que estuvieron in situ en el lugar del atentado. El humo y olor a pólvora (evidente) se disiparon por el lugar

— Nicolás Mihovilovic (@nicomihovilovic) septiembre 8, 2014

La gente empezó a correr hacia la salida que colinda al Pronto y La Cruz Verde. Pero estando ahí, estaba clarísimo que fue un #BOMBAZO

— Nicolás Mihovilovic (@nicomihovilovic) septiembre 8, 2014

 

#Bombazo. Esa fue la palabra elegida por los chilenos para describir la explosión en el subterráneo de Santiago que dejó catorce heridos, dos de ellos de gravedad.

Ocurrió a las 14.05 en la estación Escuela Militar. Dos jóvenes que aún no fueron identificados, dejaron una bomba hecha con pólvora negra y un matafuegos adentro de un cesto de basura de la sandwichería “Juan y Medio”.Se fugaron en un Chevrolet Corsa y activaron la bomba a distancia.

Ahora, los carabineros los buscan por todo el país. Su paradero es un misterio, como es un misterio también los motivos. Este es el segundo atentado en el metro en dos meses, el primero con heridos. Además hubo otras explosiones en cajeros automáticos. En aquellas ocasiones, distintos grupos se adjudicaron los disturbios pero esta vez no hubo comunicado.

El nombre y la locación de la estación (“Escuela Militar” queda bajo un predio de entrenamiento del ejército) y la cercanía con el 11 de septiembre, aniversario del Golpe de Estado pinochetista, hacen pensar que puede tratarse de grupos anarquistas opuestos al Ejército. Sin embargo, no son más que especulaciones hasta ahora.

Mientras tanto, una mujer sufrió la amputación de varios dedos de una mano y diversas fracturas. Otra se encuentra en estado “delicado”. El resto de los heridos, en total 14 según la última actualización, están siendo atendidos con distintos tipos de heridas.

Hasta ahora el Gobierno ha respondido prontamente. Apenas minutos después de ocurrido el atentado se activó un protocolo mediante el cual se evacuó a los heridos rápidamente. Se cerró la estación y antes de que se cumpliera una hora del “bombazo”, el subterráneo ya estaba funcionando nuevamente. Ahora están sacando los tachos de basura de las estaciones para evitar que pueda esconderse otra bomba en los mismos.

Además, ya anunciaron que aplicarán una ley preparada especialmente para el caso, la Ley Antiterrorista, a los culpables de este hecho delictivo. El ministro del Interior y la presidenta salieron a hablar prontamente y esclarecieron el accionar del Gobierno. En este sentido, la acción gubernamental fue muy prolija y ordenada.

Pero los culpables siguen prófugos. Y será importante encontrarlos para obtener respuestas, sobre todo en la víspera de un aniversario que todavía estremece a los chilenos.

Los comentarios están cerrados.