BLOGS
Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Casi un cuento de hadas

Había una vez una princesa que decidió tuitear… y se le complicó.

Gulnara Karimova, hija del presidente de Uzbekistán, perdió su derecho al “trono” democrático por su verborragia en Twitter. En esta red social la “Lady Di de Oriente” había denunciado de brujería a su madre y hermana, pero desde hace algunos meses se viene convirtiendo en una opositora al régimen de su padre.

Entre otras cosas, anunció que había sido envenenada con mercurio y que había sobrevivido sólo gracias a su hospitalización; también acuso a Rustam Inoyatov, director de los agentes secretos, de conspirar contra el poder.

Esto le valió a la princesa una pérdida de poder que la llevó, en los últimos manotazos de ahogado, a delatar a su madre, Tatyana Karimova, sobre la realización de importaciones ilegales desde China, Turquía y los Emiratos Árabes. 

La rebeldía de su hija predilecta fue tomada en serio por su padre, Islam Karimov. El hombre decidió cerrar media docena de canales de televisión y estaciones de radio del imperio mediático de Gulnara, investigó a sus asociaciones de caridad y congelaron algunas de sus cuentas bancarias, además de dejar circular un supuesto informe en el que aseguraba que mordió a su hija en un supuesto ataque de furia.

 Desde el pasado jueves, cuando se produjeron estos tuits reveladores, la cuenta @GulnaraKarimova permanece cerrada.

Gulanara, a través de los años ha sido representante de su país en las Naciones Unidas, embajadora en España, emprendedora, estudiante de Harvard, diseñadora de modas y de joyas,  estrella pop y ahora también tuitera, lo que le costó el título siguiente, el de presidente de este cerrado país.

En su versión artística, Karimova hace un pop electrónico bajo el nombre de Googoosha, cuyo videoclip más famoso es How Dare:

En el video se la puede ver en una superproducción cubierta de joyas y caros maquillajes, nefasta si pensamos que esta joven pertenece a la élite de un país hundido en la pobreza y la oscuridad: Uzbekistán, una de las ex provincias de la URSS.

En su condición de “joven” para la democracia, es uno de los países más ocultos, sobre todo después de que Islam Karimov – presidente hace dos décadas, sí, DOS – expulsara a los trabajadores humanitarios y periodistas internacionales.

Siendo el país más poblado de Asia Central, este puterío palaciego toca a todos los gobiernos involucrados en la zona, desde Estados Unidos por su influencia sobre Afganistán, con quien comparte una frontera, hasta la Unión Europea, que debe transportar su gas a través de esta parte del planeta. Así que ya me imagino a Kerry o a Ashton borrando de sus memorias caché los “me gusta” de How Dare. No sé ustedes.

@veronicafurlan

Los comentarios están cerrados.