BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

SIMO 2006: echo de menos

Esta edición de SIMO está plagada de empresas. Están las de siempre y muchas más, no cabe ni un alfiler, los profesionales se agolpan ante las novedades presentadas, no doy abasto para cubrir la cantidad de nuevos dispositivos que muestran las compañías. Soy consciente de que estoy viviendo un momento irrepetible, una revolución tecnológica de primera mano.

Este párrafo sería un buen comienzo para una crónica personal sobre SIMO 2006 si no fuera porque es absolutamente falso.

En días anteriores empezamos a conocer algunas de las cifras de esta edición de SIMO, y no resultaban nada halagüeñas: presencia de empresas reducida en un 16,5%, un 23% menos de espacio disponible en la feria y algunas ‘grandes ausencias’ por parte de afianzadas compañías tecnológicas.

Aunque siempre se dice que las cifras no engañan, no me he sentido verdaderamente defraudada hasta que no he visitado la feria y lo he comprobado con mis propios ojos. Pabellones cerrados u ocupados con temas ajenos (no cuenten ustedes con el 8, 9 y 10), pasillos más anchos de lo habitual y muchas zonas de descanso para los visitantes son las consecuencias de no haber podido vender ese espacio a empresas tecnológicas o que muchas hayan manifestado directamente no estar interesadas en asistir.

De siempre, uno de los aspectos más positivos de SIMO era que el usuario salía de allí con una idea de presente y futuro del panorama tecnológico. Ahora, por desgracia, no es así. En esta edición se pueden ver algunas novedades de producto, pero las auténticas novedades, los dispositivos que no se han podido ver antes, se cuentan con los dedos.

Hoy todos (tanto prensa como fabricantes) comentábamos en voz baja nuestras impresiones de este SIMO y, no sin cierto temor, nos preguntábamos: ¿a ti no te parece que este SIMO está muy vacío, tanto de profesionales como de empresas? Unos (los menos) han afirmado que no se han percatado, pero la mayoría asiente cabizbajo.

Nunca creí que diría esto, pero ha habido un momento mientras caminaba sola por un pasillo, sin chocarme con nadie, que he recordado con nostalgia los días en los que las empresas expositoras montaban auténticos shows en torno a sus productos y todos nos maravillábamos con los ojos bien abiertos. Sin embargo, hoy había mucho silencio. Espero que mañana mejore.

7 comentarios

  1. Dice ser ay

    simo decepciona y cada año más… parece una estrategia dirigida directamente hacia un cierre inminente…

    08 Noviembre 2006 | 11:42

  2. Dice ser la ninia

    como asistente al simo desde hace un par de años, la empresa para la que trabajo se gasto un dineral en un stand en el que nos engañaron con la ubicacion, casi un millon de pesetas por ponerte una barra y un par de banquetas, todo lo demas corria de tu cuenta, si ademas añadimos que en lugar de enforcarlo a profesionales viene la gente a buscar “regalitos” y no a comprar o a interesarse por el sector informatico no sale rentable.Por eso este año no hemos idoel año pasado una abuelita (me gustaria saber para que fue al simo si no sabia nada de informatica y nuevas tecnologias, que tiene derecho claro pero vamos…)me dijo que que regalabamos..y le dije, nada señora, nosotros vendemos, y se fue ofuscada porque no le gustaban nuestros bolis…si ademas añadimos esos shows de señoritas en bragas repartiendo octavillas, de semicabarets de prostitutas(cierto y real, al estilo viejo oeste) para enseñar lo ultimo en tecnologia pues tienes la respuestael año pasado oi muchos comentarios de mujeres empresarias ofendidas y no por las niñas en bragas sino por la descarada unidireccionalidad del certamen a los hombres empresarios…ademas Movistar y Vodafone, con sus supershows acaparaban la mayoria del publico asistente, en su mayoria no profesional.añadele el kaos de madrid y la imposibilidad de encontrar una plaza de hotel a precio asequibleen fin, un desastre organizativo y de un malgusto supino…saludos

    08 Noviembre 2006 | 13:26

  3. Dice ser Akihabara blues

    El SIMO es una feria obsoleta en un Madrid al que no le interesa. Ya podríamos tener una feria real de videojuegos en Madrid como la hay de cómic en Barcelona.Eso sí, este fin de semana contad con las abundantes colas y atascos para llegar al “fabuloso recinto ferial”

    08 Noviembre 2006 | 15:17

  4. Dice ser Chinpoko

    El declive del SIMO es patente desde cuatro o cinco años. Hasta entonces, te encontrabas con los profesionales que acudían a hacer negocios (y que ahora optan por otras alternativas, como Medpi) y los que iban a vender al público para maquillar sus cifras anuales (fundamentalmente, los pequeños ensambladores nacionales de ordenadores, que se daban por muy satisfechos si vendían más de cincuenta equipos). Esa doble orientación es lo que ha terminado matando la Feria, a lo que cabría añadir que ni está especializada en un segmento de mercado concreto ni presenta verdaderas novedades de mercado. Que la principal atracción de este año sea ver las últimas demos de Windows Vista, dice mucho de lo que puede esperarse.Para colmo, el SIMO está trufado de eventos paralelos con los que se tratan de ocultar sus problemas de comercialización: que si fotografía, que si área de pymes, que si movilidad… Ni siquiera los cazadores de bolígrafos encuentran aquí su mejor escenario.

    08 Noviembre 2006 | 16:47

  5. Dice ser OjoVirtual

    Personalemnte, como “profesional” de la informática, asistí el año pasado por vez primera y, francamente, no se si será la última. Quizá fuese culpa mia por ir en uno de esos días en los que la feria está abierta al público general (aunque yo iba con mi pase), pero la aglomeración de público, la mala organización y la imposibilidad de hacer negocios (porque seamos francos, nadie da duros por pesetas, y este campo está muy copado y los precios son muy similares entre proveedores) son factores decisivos. Han querido rentabilizar la feria abriendo a un público final que cambia la orientación de la misma.

    08 Noviembre 2006 | 19:50

  6. Dice ser Kristian

    Las ferias abiertas al público en general es lo que tienen, que la gente va a buscar “regalitos”.Estos eventos multiempresariales en el mundo de los videojuegos, cuanto más grandes, menos futuro tienen, como lo ha demostrado el E3, que ha tenido que reinventarse porque las empresas estaban hasta los mismísimos de gastarse pasta y no conseguir llamar la atención.En otras disciplinas como la informática profesional no sé cómo irá, pero vamos, que viendo al SIMO, supongo que si se dedicara exclusivamente al mundo empresarial por lo menos reducirían los costes de mantenerlo abierto al público en general.

    09 Noviembre 2006 | 11:30

Los comentarios están cerrados.