BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

Una mirada a la oscuridad en Sitges

La semana pasada estuve en el festival de Sitges por segundo año consecutivo. Objetivamente, Sitges es la mejor oportunidad de ver una gran cantidad de ‘cine fantástico’ en unos pocos días. La playa, el buen tiempo y la propia organización del evento también son (aunque esta vez de forma subjetiva) unas buenas razones. Que sea un festival que dura nueve días es positivo, ya que me permite cada año organizar una escapada aunque sea breve. No obstante, el hecho de que las películas se proyecten ‘por bloques’ siempre provoca que me pierda alguna que estoy interesada en ver.

Este año me he quedado sin ver A scanner darkly (o Una mirada a la oscuridad), basada en el universo del futuro de Philip K.Dick. La primera vez que vi el trailer fue en Xbox Live. Una historia a priori interesante y sobre todo su factura visual llamaron mi atención. Después, el hecho de que detrás de cada minuto de metraje haya unas 500 horas de trabajo en un complejo proceso. La técnica de la rotoscopia, que pinta digitalmente cada fotograma de la película que previamente ha sido filmada de forma convencional, transforma a los personajes en unos realistas dibujos.

En fin, de momento, seguiré con la incógnita sobre si la historia también logra enganchar o todo se queda en una llamativa novela gráfica. YouTube, la mayor fuente de conocimiento audiovisual del último año, ofrece una interesante entrevista con Philip K.Dick hablando de su obra en 1977:

En cuanto a animación, en los días que estuve sólo pude ver Princess, precedida del esclarecedor corto Araki, ambos de Anders Morgenthaler. Princess es una producción danesa que mezcla sexo, violencia y religión en un formato en el que se fusiona el anime japonés con capturas de imagen reales (que, por cierto, no habría estado de más suprimir, sobre todo en su parte final). Si obviamos esas imágenes finales, el mundo desconcertante que se logra reflejar en la película no deja indiferente a nadie. Me quedo con una frase de su director a modo de resumen:

Princess is not for kids. It’s not nice. It’s tough and incredibly depressing. I’m enormously proud of it already”

Sin duda, una de las películas más aplaudidas de cuantas pude ver junto a Fido, una comedia negra canadiense de zombies domesticados ambientada en los años 50. Igualmente recomendable y aplaudida fue Brick, que ya venía con un premio especial del jurado a la originalidad en Sundance. Un buen guión, una historia abordada desde un punto de vista original y la forma en la que se desarrolla una trama plagada de enigmas son sus principales bazas.

Tendría más sentido por la temática de este blog que pudiera hablar de más películas de animación pero este año en las fechas que yo fui ya habían terminado las proyecciones de Paprika, The book of the dead o Tachigui entre otras.

Además de Brick y Princess, muy aplaudidas fueron también la impecable Children of Men, una apocalíptica historia de Alfonso Cuarón, y la terrorífica The Abandoned, de Nacho Cerdá.

Como grandes decepciones me quedo con Minotaur. No sé por qué insisto en ver películas en las que participan varios países en su producción. Hasta seis en este film. Más allá del guión, ¿es que entre todos ellos no se daban cuenta de los innumerables errores? Además, por Minotaur dejé de ver Election 2 de Johnnie To, y eso no se perdona fácilmente.

Otra decepción fue la manida The Wicker Man, con Nicolas Cage. No es fácil no dormirse en el cine a las 08:15 de la mañana después de un maratón de cine nocturno. Aún así, si la película lo merece, se aguanta. En The Wicker Man tengo un espacio de unos cuantos minutos en los que me entregué a los brazos de Morfeo.

Este es un ejemplo de cómo funciona la rotoscopia en un fotograma de la película A Scanner Darkly:

5 comentarios

  1. Dice ser Chinpoko

    ¡No veo el momento de leer ese post!

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser parece

    En tecnología todo es avanzar para volver al punto inicial. Me explico. Cuando ya tenemos música digital por doquier, aparecen aparatos retro y se revalorizan los vinilos. Cuando alcanzamos cotas de megapíxeles impensables en diminutos cámaras digitales, los fabricantes relanzan modelos con aspecto de las réflex de hace 30 años. Cuando los videojuegos y las consolas consiguen emular al cine, entonces se reavivan los juegos de siempre, editándose packs con juegos de 8 bits.Ahora parece que cuando ya hemos llegado a lo mejor que puede ofrecer el cine de animación digital, como antesala a los cines en 3D que llegarán próximamente, buscamos fórmulas para volver a lo que teníamos antes. Y menos mal…Lo que se ha hecho con A Scanner Darkly es un trabajo impecable, que ofrece realismo sobre el cine de animación o, mejor dicho, sobre el cine de dibujos, pintado. Dejando a un lado una trama ecléctica e intrigante que encandila a los amantes de lo fantástico, la técnica que se ha utilizado para “pintar” los fotogramas cogidos de la realidad nos eleva aún más al mundo real e imaginado que ofrece el film.La película no es fantástica, pero el estilo de rodaje y la técnica de montaje y pintado es insuperable.Una forma de ver el cine más moderno, como lo era antes…

    18 Octubre 2006 | 10:17

  3. Dice ser Chinpoko

    Aunque se salga de la línea habitual del blog, por favor, ¡cuéntanos más de cine fantástico! Los que te leemos no podemos permitir que hayas estado en Sitges y nos dejes con la miel en los labios, sobre todo ahora, que empiezan a estrenarse algunos de los títulos que se presentaron allí. ¿De qué van Brick y Children of Men? ¿Y qué tal cierto documental de Kazajistán? Tengo entendido que, más que fantástico, fue “chanante”…

    18 Octubre 2006 | 16:11

  4. Dice ser Blanca

    Chinpoko, “el documental” de Kazajistán no te lo puedes ni imaginar, inenarrable, sobre todo porque estaba encuadrado en una denominada “sesión sorpresa”. Tanto, que merece un post monográfico. Lo prometo 🙂

    18 Octubre 2006 | 16:49

  5. Dice ser Kristian

    En Sitges vi The Fountain, con la presencia del director y todo en el auditorio… Me quedé con ganas de ver El Laberinto del Fauno, pero como la estrenaban en breve, la pude ver casi la misma semana… Por cierto, tremenda película la de Guillermo del Toro, se la recomiendo a todosl os mayores de 18 años :PY lo de buen tiempo… no sería el día que estuve yo 😉 porque vaya tela de tormenta….

    19 Octubre 2006 | 15:10

Los comentarios están cerrados.