Me fascina OT y me encantará que lo sigamos juntos a través de este blog dondeos pienso contar TODO... y más.Bienvenidos

Archivo de junio, 2008

Y ahora, seis canciones más

Uf. Después de tanta emoción. Voy a respirar hondo.

¿Sabéis lo mejor de tener a Virginia finalista? La cuchipandi lo sabe: que semana a semana ellos van a ir cayendo. Mimi, la primera. Sandra, después… jajajajaja (risa de mala loca de los nervios). ¡ESTO VA A SER MUUUUUUUUUY DIVERTIDO!

JORDI, ¡has ganado la porra!

Y te llevas el martillo para acabar con los enanos de Iván o el perrito piloto. Tú eliges:

(Mil gracias a A. por el Gran Material Gráfico)

¡Y enhorabuena al premiado!

Chipper, ‘My girl’

Después de un discursito muy de Miss Universo:

– ¿Qué sabes de Rusia?

– No sé. Que la música es un dregalo que cambia las felaciones.

– Muy bien, rey. Ahora canta ‘My girl’.

– Myyyyyyyyyyyyy giiiiiiiiiiiiiiirl.

– Genial. Cortito pero muy bien. El numerito, quiero decir.

– Ah. Hehehe. Gracias, España.

Manu, ‘Unfaithful’

Buen discurso: he sido lo que soy. Clarito como el agua de mi pueblo.

Y la canción, muy bonita. Creo. Ay, no sé. Estoy molida. Esto es demasiado.

A ver si me despierto con Mimi.

Mimi, ‘Abre tu mente’

La pobre habla mientras se le descascarilla el maquillaje. Un sueño, una ilusión, y blabla…

Y canta. Demuestra lo que ha aprendido:

1.

2.

3.

Ya. Todo eso ha aprendido. Mogollón.

(Lo bueno, es que como ha sido Miss algo, sabrá decir adiós con la manita como Lady Di. Bien fina y bien mona).

Pablo, ‘Show must go on’

Le dedica la canción a su compañero Iván Santos. Y nos ofrece música. Que es su única realidad. Pobrecito.

Iván, va por ti”.

Y le da lo que se merece: una pronunciación en inglés lamentable. Mucho ahogo y algún gallito que otro.

Sandra, ‘¿Qué hiciste?’

Lo suyo no es enrollarse, dice en su discursito.

Le ha sentado bien a Sandra un coro a máximo volumen para disimular sus gritos. Aún así, no la he visto mal del todo.

Virginia, ‘Smile’

Elegantísima su mención a Iván. Es una señora. De hecho, parece 10 años mayor que cuando entró. La pobre.

Emocionante. Emocionantísima.

Iván ¡da la cara! (y es bien dura)

No sé vosotros, pero yo estoy agotada. Me voy a dormir en cuanto pueda, a dejar que esta gala me repose en el sueño y hablaros mañana de todo lo que me ha parecido.

Por cierto, fans de Iván: os recuerdo que vuestro líder os ha pedido que no insultéis a los demás. Por mucho que en el chat hayamos visto cómo llamaba hijadeputa a Virginia tras haber leído su blog. E insiste en que Virginia hace un papel. Terrible. Iván quiere dejar su marca. Y Angel le tira de la lengua. ¡CIELOS!

Ah… y detractores de Chipper: mañana pienso borrar todos los comentarios homófobos y racistas. No los voy a consentir.

Hasta mañana. Estoy MUERRRRRRRRRTA.

Ya tenemos finalistas de OT

Agotadora y emocionantísima gala de anoche. Fue casi como un partido de fútbol, de esos que nuestro equipo gana a última hora. A lo épico.

Iván y Virginia se jugaban su paso a la final. Y los virginianos estábamos de los nervios. Iván cantó muy bien su primera canción y Virginia… bueno, pudo haber estado mejor. Incluso el mismísimo Risto animó a la audiencia a votar por Iván. Tuvimos miedo.

Los otros concursantes anoche estuvieron de relleno. Mimi volvió a demostrar que es una pésima cantante, aburrida y desafinada. Sandra -ataviada con un corsé imposible- perpetró una mala imitación de Mónica Naranjo.

¿Y los chicos? Mejor. Aunque Pablo -que para mí es un Juan Camus afinado- me volvió a aburrir, lo mismo que Chipper (a quien soy incapaz de valorar objetivamente después de su salida del tiesto). Todo lo contrario que Manu, a quien creo que anoche se le juzgó injustamente por su interpretación de la versión de ‘Light my fire’ de José Feliciano. Yo creo que estuvo muy bien.

La de ayer fue una gala con olor a grandes ocasiones: los profesores sentados en un sofá junto a los concursantes, el foso del público tomado por fans de Iván que no dejaban de corear su nombre y claros intentos por parte de algunos miembros del jurado por hacer de Iván finalista (tanto Noemí Galera como el señor calvo de Cadena 100 insistieron en las ‘razones emocionales’ para votar por Virginia: no contaban con nuestra astucia).

Sin duda, lo mejor de la gala antes de las votaciones fueron las palabras de Risto a Chipper a propósito de su ataque de soberbia de la semana pasada. De esa escenificación suya de la tristeza por lo injusto del voto de la audiencia (el nuestro) y la permanencia de Virginia en el concurso. ENORME RISTO. GOLAZO:

No sabía que te pagaran por opinar de tus compañeros. Si no te gusta la mecánica de este concurso, te puedes ir. Y si tanto respetas la música, empieza por respetar a tus compañeros.

¡Y llegaron los resultados!

¡Virginia finalista por un 56% de los votos!

Iván se fue. No sin antes representar de una manera muy clara en el escenario su distancia con Manu y Virginia, a quienes dio un frio abrazo, y su comunión absoluta con los otros finalistas que quedan, a quienes se unió en una melée. ¡Y nos pidió que hiciéramos a Pablo ganador! Jajajaja. ¡Ah, y que nadie insulte a los contrincantes de su favorito! Muy bien, Iván. Qué pena que después se pasara todo el chat posterior (del que fue protagonista) despotricando contra Virginia e intentando ‘desenmascararla’. Elegantísimo. Tanto como sus finísimas confesiones (“una vez le metí el dedo a una” ¡OUPS!)

Ya tenemos a los seis finalistas del OT de este año, y cada semana los iremos viendo desfilar fuera de la Academia, de uno en uno, a los que menos votos reciban de la audiencia. Lo más interesante ahora no es saber quién ganará el concurso, sino cuántos cruzarán la puerta antes de Virginia. Mimi, Sandra, Pablo y Chipper lo saben. Veremos cómo intentan ganarse nuestra simpatía esta semana.

¿Un concurso de cantantes? OT es mucho más. Por eso nos engancha tanto, admitámoslo.

(Estoy agotada, pero mereció la pena. Anoche lo pasamos MUY bien).

MUA