BLOGS

Cada vez creo en menos cosas Un foro para pensar en lo divino y en lo humano

El parto de la ley de Educación

Parece que sí es posible negociar la LOE. Menos con el PP, pero eso ya no es noticia a estas alturas del curso. En el momento en que escribo estas líneas todavía están liadas sus señorías votando y haciendo avanzar las enmiendas a brazo partido. Por lo que sabemos a estas horas,

1) la asignatura de religión será de oferta obligatoria para el centro, pero de carácter voluntario para el alumno. Lo cual es un decir, un puro eufemismo para no reconocer que en realidad es de carácter voluntario “para los padres del alumno”.

2) Salvo casos excepcionales, los alumnos no podrán pasar curso con más de dos asignaturas suspensas. Es un avance en la dirección de corregir uno de los mayores errores de la LOGSE, donde a los cafres les importaba un bledo la evaluación sobre sus conocimientos porque en cualquier caso pasaban curso “por imperativo legal”, un eufemismo de “por cojones”.

3) Se reconoce un núcleo de enseñanzas comunes, entre el 55 y 65% de las materias, en todo el territorio del Estado. Una componenda asimilable (supongo) tanto para los nacionalismos periféricos como para el español.

4) Y una de las mayores trampas, lo que el pueblo llano conoce como una bajada de pantalones del PSOE: la libre elección de centro por parte de los padres. Se consolida, si se mantiene en los mismos términos en que estaba redactada antes la norma, la discriminación entre niños rubitos e inmigrantes, niños cristianos y herejes, niños ricos y niños pobres, niños buenos y niños malos. La enseñanza pública seguirá funcionando como el gueto donde se refugian los “otros españoles”. Y esto sí será un grave incumplimiento de las promesas electorales del PSOE.

5) Falta por concretar la letra pequeña, que para muchos, como yo, no es nada menor en absoluto. Como por ejemplo, en qué medida se va a restituir la autoridad perdida del profesorado, sin la cual no es posible enseñar ni es posible aprender. Esto último, no lo pongáis en duda, es una cuestión vital para la calidad de la educación de nuestras futuras generaciones. Y no he visto en las discusiones de estos días ni una mención en esa dirección.

Las causas de esa pérdida de la auctoritas está en la pérdida misma de la potestas. A un alumno, tal como están las cosas, no se le puede expulsar de clase como medida cautelar, a no ser que incurra en flagrante delito. Sólo se le puede expulsar durante un máximo de 29 días, y de ninguna manera de forma indefinida. Los padres pueden restar la poca autoridad que le queda al profesor afeando su actitud delante de su hijo. La lista de deberes del alumno no ocupa ni la tercera parte de la lista de sus derechos. Y como la enseñanza es “obligatoria” hasta los 16 años, cada clase tiene que aguantar a un número indeterminado de “alumnos prejubilados” cuya única ocupación es inventar tácticas de guerrilla a la espera del día liberador de su licencia. Y mientras, una legión de profesores viven en perenne estado de ansiedad, cuando no de profunda depresión y miedo, y los alumnos normales ven entorpecido su aprendizaje por el lastre de esos compañeros que no pueden largar por la borda.

Espero que alguien suscite el debate cuando se discuta en el pleno, cuando todavía se le pueda poner remedio.

24 comentarios

  1. Dice ser Filo

    Cuando la sociedad se carga los valores que siempre han funcionado, esos que nos han enseñado desde el humanismo cristiano, ya puedes pedir o intentar restablecer la autoridad sin peligro de caer en un abuso de poder o renunciar internamente a ella por completo. O esa autoridad se queda corta, o se pasa, y me temo que siempre va a ocurrir con el camino que llevamos. Sigue el empeño en cargarse esos valores y sustituirlos por otros pseudovalores, pero parece que ni con el historial que llevamos en este sentido somos capaces de reaccionar.Creo que para trabajar en la calidad de la enseñanza hace mucha más falta a veces desarrollar el sentido común que pedir una lluvia de dinero. Como en todo, si no hay unos fundamentos en los que trabajar, si las bases no son firmes, todo ese edificio que se construye tarde o temprano se desmorona.Desde que las virtudes humanas más profundas han dejado de ser enseñadas, desde que lo correcto no se ofrece para ser deseado, desde que el concepto de libertad ha sido indignamente manipulado, etc. etc. no ha habido ninguna línea de actuación que haya permanecido recta y haya llegado a un buen fin.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser popopo

    Cuantos de estos políticos y juristas que van a decidir el futuro de la educación en España han estudiado en escuelas públicas?Por que no dejar a los profesionales de la educación que deliberen sobre esta cuestión olvidándose de intereses electorales o partidistas?

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser jclavijo

    Sí, la gran infamia es esta: que la libertad de elección se resume no en la libertad de los padres, sino en la de los centros concertados para elegir a sus “selectos” alumnos.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  4. Dice ser Cesar

    Buena diseccion del problema, tambien estoy preocupado por el tema de la ¨libre eleccion de centro¨ y entiendo que el PSOE debe realizar una ley consesuada y que dure mas de una legislatura, de ahi la importancia del pacto, pero no a cualquier precio ni dejando fuera de juego a su base social, que fuimos los que les votamos.El debate se centra en las pretensiones Ppeperas , que camuflandose bajo la bandera de la libre eleccion de centro , pretenden hacernos comulgar con la ruida de molino de una subvencion por centro/numero de estudiantes igual o parecida entre la escuala publica, la concertada y al privada.Esto nos llevaria a medio plazo a una educacion dual , ya que en los centros concertados , a ese cheque escolar encubierto se sumarian las cuotas que pagarian los padres en dichas escuelas , en su mayoria catolicas.La escuela publica se convertiria en el refugio de las clases menos favorecidas, los que no pueden aportar esa diferencia.Consecuencia? desbandada gradual de las clases medias a la privada y concertada , disminucion de la calidad de la escuel publica y clasismo escolar estilo años 50.Libertad? si, claro, pero no puede existir plena libertad de eleccion cuando esta marcada por criterios de posibilidades economicas de las familias.

    29 Noviembre 2005 | 01:58

  5. Dice ser seis

    Manolo, de verdad, pásate por alguna facultad, te subes a una tarima y les dices a los alumnos que no pueden pasar a segundo de derecho/económicas/ingeniería con más de dos asignaturas suspendidas. Entonces verás la solemne gilipollez que es repetir curso. O mejor, vas a repetir esta columna cada día hasta que 100 lectores digan que les gusta, y hasta que no consigas 20 “aprobados” diarios no cobrarás íntegra la nómina.¿55% o 65%? ¿Las matemáticas están en la parte contratante del 55% o del 65%? ¿o del restante 45%? ¿o del restante 35%?Aquí mucha reforma mucho titular pero ni se habla de pedagogía ni de equipara gastos educativos con la Europa rica. Si el centro elige qué alumnos acepta ni un duro en conciertos.Si la misión de la escuela es enseñar y educar, explicame cómo se consigue ese objetivo dándole puerta a un crío durante 29 días.

    29 Noviembre 2005 | 08:58

  6. Dice ser Perceval

    Sin yo ser enseñante, ni conocer demasiado el terreno que piso, me aventuro a señalar algunas causas del estado en que se encuentra nuestra educación. En este sentido, el otro día pude ver en un informativo, el ejemplo de una escuela Finlandesa en España y se me caía la baba.En una escuela finlandesa, los maestros obtienen su plaza, resultado de un proceso de selección, tras el cual, aproximadamente un ochenta y cinco por ciento de quienes han cursado sus estudios de seis años, se quedan fuera.En una escuela finlandesa, se adaptan los contenidos a los alumnos y no al contrario.En una escuela finlandesa, además de introducir las materias comunes en nuestra enseñanza, desarrollan destrezas en los alumnos desde bien pequeñitos, enseñándoles por ejemplo a trabajar la madera.En una escuela finlandesa, los niños, que comen en la misma, tienen en el espacio de la comida, un espacio de aprendizaje más.Si creo haber captado correctamente los datos que he expuesto, los mismos demuestran que si queremos una enseñanza de calidad, debemos estar dispuestos a invertir bastantes más medios que los que actualmente se emplean, desviándolos de otros campos que, puestos a valorar no se le acercan a la suela del zapato de la importancia que comporta este, en el cual, se basa el futuro no ya de nuestro país, si no de la sociedad entera.Hemos intentado separar el concepto de enseñanza del de educación y me parece que se encuentran intimamente ligados, toda vez que en el proceso en que se enseña a un niño o joven, también se le está educando. En este sentido, yo he oido en no pocas reuniones con los profesores por los que ha ido pasando mi hijo, que la responsabilidad del profesor no es educar y que esta materia es competencia de los padres. Yo digo que esta es una responsabilidad compartida, máxime si consideramos la suma de horas que cada alumno pasa a la semana en su centro escolar. ¿Negaremos la influencia que la actitud de un maestro o profesor tiene en el desarrollo del proceso de aprendizaje, del gusto o repugnancia que desarrolla un alumno determinado por una materia dada y del comportamiento que observará en clase?El modelo educativo que tenemos en la familia podría ser motivo de amplio debate, aunque seguramente no hay dos familias iguales. Del mismo modo que se ha diluido el modelo de autoridad en el plano más interno de la persona, acomodándonos cada cual a nuestro propio libre albedrío, sin más limitaciones impuestas desde el exterior o desde el interior, así ha sucedido con el modelo de autoridad paterna. Si a eso le sumamos la tendencia imperante en la sociedad de relativizar cualquier asunto, por muy trascendente que sea; el nefasto efecto de una fiebre consumista que nos hace volver la mirada hacia modelos de enriquecimiento rápido y fácil y que muestra abundantes ejemplos de triunfadores en lo económico, pero escasos en lo ético.La excelencia ya no es una cualidad que esté de moda (ahora jugamos más con certificaciones de calidad y sus correspondientes trazabilidades), pero aspirar a hacer algo lo mejor que uno sepa y pueda requiere educar el caracter y sobre todo, requiere más tiempo, tiempo que en una sociedad que cada vez con más convicción piensa que la vida son dos días, no está dispuesta a perder el tiempo en esas consideraciones que ralentizan nuestro proceso para obtener todo aquello de lo que necesitamos rodearnos para hacer nuestra vida más feliz; hueca, pero más feliz, manda perendengues.Disculpenme los que se sientan aludidos, hablaba para mi mismo.

    29 Noviembre 2005 | 09:44

  7. Dice ser Johnymepeino

    Qué pajas mentales por dioj… Hay mucho presupuesto de defensa escondido entre las partidas de: Sanidad, Transportes, Vivienda, Educación, etc. Vuestros amados futbolistas, cine que ya no es de arte y ensayo, el 11% de subida de sueldo que se votaron TODOS los diputados en el Congreso…¿sigo?. Pues eso.En la universidad montároslo como querais,en la enseñanza obligatoria Ayer, Hoy y Mañana no tener ni zorra de álgebra te llena a unas integrales imposibles. Sin el vocabulario mínimo aprendido (aprobado es otra cosa) ves pasando ves…Traer a colación Finlandia está muy bien. Pero esto es Sexpain. O tody o nada. Adaptar conocimientos porque TODO el proceso educativo es diferente.La educación no importa, a nadie. Importa el mercado y la seguiridad: si les preocupara la educación menearían el culo. Si la desgracia que tenemos es que la LOE es JMª Cuevas y el PP quiere merinas y churros, pero no una enseñanza seria.El cheque escolar no manda niños pobres a la pública, es que el estado debe enfrentarse a la realidad y acometer la mayor reforma de la enseñanza pública de la historia: “Venimos a Aprender”. Hoy no lo tienen claro ni los padres, ni los profes, ni los sindicatos que ven la escuela más como centro-empresa que como centro-“AKADEMIA”. Vale, corto. 😉

    29 Noviembre 2005 | 09:58

  8. Dice ser Manuel Saco

    PercevalDe acuerdo. Creo que ese es el tema central sobre el que deberían pivotar los mayores esfuerzos de sus señorías. Quería hacer una puntualización sobre el asunto de si los profesores están para enseñar o para educar. No lo vamos a resolver en estas líneas, pero creo que fundamentalmente están para enseñar… aunque, como bien dices, es casi imposible deslindar una buena enseñanza de una buena educación. Por lo que creo discernir, tras hablar largo y tendido con mis antiguos compañeros de universidad, muchos de ellos hoy profesores y catedráticos, es que no quieren “cargar con el muerto” de la educación de los hijos de los demás porque las distintas leyes de Educación (sobre todo la del PSOE) vació de la “potestas” de la que hablaba antes la figura del profesor. Muchos de ellos tienen amargas experiencias con los padres de los alumnos cuando han intentado pasar de la trinchera de la enseñanza pura a la de la educación, educación que como has dejado entrever, tanta falta hace en buena parte de las familias. Los padres son padres, y no se sostiene la falacia (como tú bien sabes por ser padre) de que pueden ser amigos de sus hijos. De la misma manera, los profesores son profesores, y necesitan estar revestidos de la misma auctoritas y potestas que por naturaleza tienen los padres. Uno sólo aprende de aquel al que le concede esa auctoritas, sea músico, profesor, poeta o arquitecto. Deberíamos seguir enriqueciendo este debate. A lo mejor llegamos a tiempo para la discusión parlamentaria de estos días.

    29 Noviembre 2005 | 10:00

  9. Dice ser Carlos Guadián

    Manolo primero de todo darte la bienvenida por las ideas y comentárte que todo un placer poder leerte por estos lares…Tienes razón en la mayoría de aspectos que hablas en tu aportación. A mi me gustaría remarcar sobre todo la importancia que tiene la pérdida de autoridad del profesorado. Desde luego es un tema que se tendría que tratar más en profundidad y sobre todo dotar de más recursos a ciertos aspectos de la vida educativa.Saludos,

    29 Noviembre 2005 | 10:10

  10. Dice ser carmelita

    “La libre elección de centro escolar” es una de las falacias más cínicas que he contemplado en mi vida, o en otras palabras: a mayor nivel de ingresos económicos mayor libertad de elección de centro de estudios. Así de claro. El resto es ruido de sotanas y humo de inquisidores.

    29 Noviembre 2005 | 10:57

  11. Dice ser P.G.A.

    Por qué pretendéis algunos insistir en que la elección de centro no es justa?Mi hermana que tienen tres niños, me comentaba hace un tiempo: “Yo lo único que pido es que la labor educativa que yo realizo dentro de casa con mis hijos no me la desmoronen en el colegio. Que la escuela no contradiga la educación que yo doy a mis hijos”.Me parece que es lo mínimo.

    29 Noviembre 2005 | 13:28

  12. Dice ser joshua

    Concuerdo con dos ideas que se me antojan básicas.Una de ellas es la de que sin autoridad no habrá ni enseñanza,ni educación ni nada.La otra es ,dolorosamente,previa.Si la sociedad española no valora la educación ni la cultura (y es bien claro que no la valora),estamos construyendo un bonito edificio sobre arenas movedizas.Y para que no haya falsas posiciones ni apriorismos sartrianos (El demonio son los otros)tendremos que reconocer que como la sociedad española la formamos cada uno de nosotros, habremos de cargar con la parte de responsabilidad que nos toque.Los políticos españoles,todos,proceden de la sociedad española y ya se sabe, no se pueden pedir peras al olmo.

    29 Noviembre 2005 | 13:42

  13. Dice ser Johannes Paulus

    Querido don Manuel,Cuando nos intentaron colar la Constitución Europea, ud comentaba que nohabía que leerla y fiarse de nuestros insignes políticos que pedían el Si. Yo la leí (me interesan estas cosas) y al igual que holandeses, franceses y otros europeos, voté No.Con este ¿proyecto de ley? Colgado en la web del MEC (http://www.mec.es/files/Proyecto_LOE_y_Memoria_economica_22_julio_2005.pdf), le contesto a sus puntos:1.- La única referencia a la asignatura de relición es la Disposición adicional 2º, donde dice que se “ajustará a lo establecido en el Acuerdo sobre Enseñanza…” y poquito más. El objetivo es que la religión (hebrea, islamica, evangélica o católica) y su alternativa terminen por NO poderse enseñar en el colegio por falta de “asistentes”.2.- Lo que dice de las “enseñanzas comunes” es falso:o no ha interpretado el art. O no lo ha leído. Esto es lo que pone el art 6 apdo 3 sobre el Curriculo: “Los contenidos básicos de las enseñanzas mínimas no requerirán más del 55% de los horarios escolares para las CC.AA. que tengan lengua cooficial, ni del 65% para aquellas que no lo tengan”. Lo que se comparte es el horario, no el contendio de las materias, que es cosa muy diferente.3.- La libre elección de centro NO existe en la LOE más que en papel. Art. 84: la Admón establece los criterios y condiciones para los centros, en el art. 104 dice que las Admones públicas PROGRAMARÁN (¡menudo vocablo para la educación….!) toda la oferta educativa… etc. En cualquier caso, es la cancelación de oferta educativa la que aumenta la diferencia de ricos y pobres: los ricos pueden pagarse el colegio que quieran (Joan Clos el Liceo Francés, Montilla el colegio Alemán…) y los pobres, lo que le echen.4.- Lease la Disposición Final 1ª, punto 5: los alumnos pueden decidir NO ir a clase en asamblea y ni pueden abrirles expediente ni sancionarlos. Bien por la autoridad que cita…¿Y sigue dando su apoyo a este bodrio de “ley de calidad”?

    29 Noviembre 2005 | 14:30

  14. Dice ser Daniel

    Pienso que el problema de el elección de centro no está en el nivel económico de los padres sino en la calidad de la enseñanza que se imparte en unos u otros colegios.Soy profesor en un colegio concertado, católico, y no oposité precisamente por eso, porque comparto el ideario del centro y su proyecto educativo. Quiero decir que cuando enseño valores se que son los que el centro quiere enseñar, y (en principio) los que los padres quieren que sus hijos reciban.Pero esto no es todo, en mi clase de 22 niños tengo un musulmán, una gitana, y dos niñas que no dan clase de religión (y se les atiende!!)Para entendernos: el 20% de mis alumnos, más o menos, según vosotros, no habrían entrado en un centro concertado católico ¿es así?Que el estado (con minúsculas, hoy por hoy!!) se preocupe de subir la calidad de la enseñanza en los centros públicos, para que la única diferencia sea el ideario. Entonces los padres ya no huirán de la escuela pública como del Coco, y lo que es más importante, quedará cubierto el derecho a una educación de calidad.

    29 Noviembre 2005 | 14:34

  15. Dice ser Cesar Calderon

    Estoy tan de acuerdo con Daniel que llegaria un poco mas alla.1.- No a las subvenciones directas a la educacion confesional de ningun tipo.2.- No a las subvenciones a la misma ya sea directa y ya sea en especies3.- No a la cesion gratis et amore des de los ayuntamientos populares para las universidades de las sectas ultramontanas ( legionarios de cristo…opus…)4.- Que el estado vele por la calidad de la escula publica con mayores inversiones en infraestructuras, medios tecnicos y reciclaje del profesorado.Es legitimo que existan centros confesionales que impartan a los chicos dogma religioso precientifico , pero si no se ajustan a los criterios de igualdad en el acceso , calidad , numero de alumnos por clase y formacion critica , tambien es legitimo que el estado no subvencione esa educacion.Ademas, este es un debate falso… la educacion se ha convertido en un tema instrumental al igual que el terrorismo ( o la falta de el) para el PP , para el que ha montado una coordinadora que solo se representa a si misma.

    29 Noviembre 2005 | 14:51

  16. Dice ser barby

    El problema de la educación en nuestro país se observa de manera privilegiada dentro de las aulas.Todo tiene su origen en el entorno familiar, padres poco comprometidos con la educación de sus hijos, y se extiende, como si de un tumor se tratase, hasta las escuelas e institutos.Ejemplo: Mi clase, 21 alumnos, examen de inglés: Presente simple y Presente Continuo, composition y explain. Nivel: Irrisorio, de 20 minutos de estudio. Número de aprobados: 6Ahi esta el verdadero problema. A los adolescentes les importa un pimiento aprobar o no, prefieren pasárselo en grande todo el año, y luego apretar en los exámenes finales, porque con un mínimo esfuerzo lo van a conseguir, a pesar de que hayan, en teoría, sido ellos los que han escogido hacer bachiller. (Estoy totalmente en contra de que sean los padres los que elijan la educación de los hijos, porque muchas veces tengo serias dudas de quienes tienen una mentalidad más infantil)Mas injusto aún es que aquellos alumnos que cursamos letras con interés por las mismas, tengamos que compartir clase con un grupo de zoquetes que han perseguido la opción más asequibe, mientras que los alumnos que de verdad estudian son los de Ciencias de la salud(generalizando, desde luego)Más irrisorio es el horario:4 horas de Latín (una asignatura trepidante, con la mejor docente del colegio, pero una lengua muerta, al fin y al cabo) y 4 horas de Francés, por 3 horas de Inglés (Idioma indispensable) y 3 de Lengua Española (con una profesora inepta, monja, para más inri).Las asignaturas comunes deberían tener muchas más horas lectivas que las troncales u optativas, porque, desde mi punto de vista, es mucho más importante adquirir una cultura general que no unos conocimientos específicos que en una posterior carrera universitaria se van a desarrollar.Religión: Una hora semanal obligatoria para todos los alumnos de bachillerato.En Religión, nos dedicamos a hablar del sentido de la vida de Lance Armstrong y de un prisionero en un campo de concentración Nazi durante dos evaluaciones, por lo tanto, no es un intento sectario de atraer fieles, a fin de cuentas.Si lo es un maravilloso espacio diario de tiempo, denominado “15 minutos” en el que la tutora se dedica a tratar temas de actualidad, específicamente a hacer una crítica a todas y cada una de las actuaciones del gobierno vigente, y a leer párrafos de las sagradas escrituras. Ante las quejas de los alumnos a los que no les interesa su objetiva visión, ella objeta que > pero está prohibido realizar cualquier otro tipo de actividad simuntánea, como, por ejemplo, abrir el estuche.Y Lo que es más triste: que el nivel de enseñanza se tenga que ajustar al de los alumnos, por lo que queda mucha materia sin impartirse a final de curso, desvaneciéndose como por arte de magia del temario del profesor.A parte de que el alumno que estudia o pregunta algo en clase es denominado como “Friki” (curioso adjetivo) por el resto de su clase.Ésta es la educación actual, en un instituto privado concertado (uno de los diez que ofrecen mejor preparación de Aragón, según demuestran los resultados de los exámenes de Selectividad, me pregunto como será el resto)¿a alguien le queda alguna duda de que la educación debe cambiar?

    29 Noviembre 2005 | 15:26

  17. Dice ser barby

    perdon por la frase que se ha suprimido, y por el poco cuidado del lenguaje, pues tengo prisa, la profesora objeta que no tienes porque escuchar

    29 Noviembre 2005 | 15:29

  18. Dice ser Petete

    César, el PP no ha montado nada, la manifestación contra la LOE fue respaldada por el Partido Popular, entre otros grupos y representantes de los ciudadanos (2 millones son unos cuantos, no crees?). El PP está en su derecho de protestar por una ley que lejos está de apostar por la calidad, algo que sí pretendió su partido cuando estuvo en el poder, aunque con muy poca fortuna. No es criticar por criticar, me parece que el asunto es suficientemente grave como para frivolizar con él. Lo que sí me parece un intento de adoctrinamiento total es la nueva asignatura de educación para la ciudadanía que se huele a la legua que llevará una buena dosis de ideología.

    29 Noviembre 2005 | 15:36

  19. Dice ser Cesar Calderon

    Sostiene Petete:”César, el PP no ha montado nada, la manifestación contra la LOE fue respaldada por el Partido Popular, entre otros grupos y representantes de los ciudadanos”El cuente sigue….” y los pajaritos cantan y las nubes se levantan”

    29 Noviembre 2005 | 16:19

  20. Dice ser ena

    Por si te sirve mi experiencia, yo he llevado a mis hijos a un colegio concertado. Eran años en los que no había tanta inmigración y aún así estaban mucho más solicitados que los públicos porque la enseñanza siempre ha tenido fama de ser mejor. Y no porque los profesores sean mejores ni peores. Yo creo que una de las razones de que los padres pidan más concertado y menos público está probablemente en la aplicación de la disciplina que comentas. En un colegio público mandan mucho los padres; en uno privado sin subvención, probablemente también; en un concertado, manda el claustro de profesores y, si no te gusta, cambias al niño de colegio, lo que permite aplicar más discìplina. Por cierto, también -solapadamente- te indican que el niño tiene que “alcanzar el nivel de la clase”, con lo que los padres, sumisos, dan al niño (pagándolas o dándolas ellos mismos) clases particulares de refuerzo en sus casas, y esto puede ser muy criticable, pero, de hecho, consigue que haya nivel en clase.En cuanto a la disciplina que te he mencionado y en lo que creo que llevas mucha razón, te comentaré dos casos: mi hijo y sus amigos cometieron una pequeña gamberrada. El Director nos convocó a los padres y nos dijo:la Ley no permite correctivos, pero que sepáis que les hemos dicho que se va a tramitar una expulsión temporal, aunque en realidad no la vamos a tramitar oficialmente. Mano de santo. Los chicos escarmentaron. El segundo caso le sucedió a mi sobrino en un instituto público: habiendo descubierto que en el recreo el niño y sus amigos consumían porros, mi cuñada fue a hablar con el Director. La respuesta: señora, ¿qué quiere que haga?, esto no es un régimen dictatorial (sic). Mi cuñada sacó a mi sobrino de “lo público”.Por cierto, ¿cuantos políticos llevan a sus hijos a colegios públicos?.Saludos.

    29 Noviembre 2005 | 19:28

  21. Dice ser imagina

    La verdad es que el tema que les ocupa es apasionante y sobre todo los comentarios son en general doctos y de gente que ama la enseñanza.Desde mi conocimiento limitado del tema, me gustaría ilustrarles con una anécdota:Cuando mi hijo iba a la escuela, un día vi que al terminar la división de unos deberes, cogía la regla para subrayar el resultado con rotulador rojo.Se lo comenté a un amigo y le dije: hoy me he dado cuenta que, en el colegio, están preparando a mi hijo para la oficina siniestra (rememorando aquella oficina de la codorniz). Esta anécdota dio pie a una larga tertulia.Años después, me comentó que su hijo iba a un colegio regentado por no sé que orden religiosa, colegio reconocido como de muy alto nivel y de un porcentaje de éxitos muy alto, entre sus alumnos.Me dijo que el motivo, siendo él un ateo convencido, era por aquella conversación que tuvimos años atrás. Lo que estaba en juego era el futuro de su hijo y hoy por hoy la enseñanza de este colegio, era de más calidad que la pública, amén de las relaciones que se establecen en los colegios (añado yo) que luego duran toda la vida.No será por eso que la gente, mayoritariamente, en cuanto puede permitírselo acude a colegios de “pago”, las relaciones en el mundo actual son muy importantes. No es lo mismo ser amigo del colegio de Juanito, hijo del tendero, que de Aznarito, hijo del notario. Quien sabe a lo mejor el día de mañana puedes llegar a presidente de Telefónica.Saludos

    29 Noviembre 2005 | 22:45

  22. Dice ser Daniel

    Igual alguien me ha malinterpretado…Estoy claramente a favor de defender la escuela concertada tal y como está ahora. ¡Lo que debe cambiar es la pública!No estoy en contra del PP ni a favor del PSOE, porque los pobres políticos con sus muchas limitaciones (la primera por supuesto el ansia de poder y de dinero)no tienen la culpa de que la cosa este así… pero sí tienen en sus manos ayudar a que se solucione.La sociedad de hoy también tiene su parte de culpa en este desastre, pero a algo tan etéreo como la sociedad (todos hablamos como si fuésemos ajenos a ella) no vale la pena nombrarla más.Que cada uno lidie en su casa con lo que tiene, que se nota más el niño que tiene orden en su familia (amor, responsabilidad, autoridad de los padres…) que el que tiene dinero.

    29 Noviembre 2005 | 23:33

  23. Dice ser Johannes Paulus

    Pues tú lo has dijo Imagina: si no sabes bien de que va el tema, es mejor callar.Yo estudié en un colegio religioso, parecido a los que “sufrió” don Manuel. La gente que va allí son hijos de funcionarios, albañiles, fontaneros, tenderos… el compañero de más postín que tuve, era uno que su padre tenía un Camping en Extremadura. Esto se llama “clase media”.Qué casualidad que los colegios más caros, privativos, son precisamente “laicos” (salvo alguna excepción) y es donde van los niños de bien. Aquí en Barcelona, el alcalde lleva a sus hijas al Liceo Francés y el ministro Montilla, valedor de la enseñanza pública, las lleva a un exquisito colegio alemán. Ambos son impagables por la clase media (pueden ser más de 600 Eur/mes). ¡Ah!, ERC son los más consecuentes: sus hijos van al público de Pedralbes. Por cierto, en el año 2004 se matricularon 0 inmigrantes en este colegio (cero), ¿por qué será?…Mira, en esto, de acuerdo contigo: si no se sabe se calla uno y está más guapo.

    02 Diciembre 2005 | 14:58

  24. Dice ser ana

    Es que la educación,como casi todo,está en las manos de los políticos, y éstos tienen virtualmente el poder de hacer lo que se les da la gana,vulnerando impunemente la formalidad de sus mandatos. Por otra parte, las izquierdas de todo pelo no son las mas adecuadas para hablar de educar:lo suyo es otra cosa…

    03 Diciembre 2005 | 02:23

Los comentarios están cerrados.