BLOGS
El telescopio El telescopio

“Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos” (Jaime de Armiñán)

‘La otra mirada’, una ficción necesaria

En tiempos de la campaña mundial de denuncia del acoso sexual #metoo y de clamor colectivo por la igualdad de la mujer en todas las facetas de la vida, TVE acierta programando una serie de gran factura y con un elenco de jóvenes actrices que supone además todo un descubrimiento artístico.

‘La otra mirada’, que ya ha emitido su cuarto episodio, explica la vida de una escuela de señoritas de la Sevilla de lo años veinte. Y deja en evidencia las desigualdades de las mujeres de la época, empezando por su propia educación enfocada a ser buena madre y esposa.

En este sentido, el gran soplo de aire fresco a las dinámicas del centro comandado por su joven e inexperta directora Manuela (Macarena García) lo aporta la entrada en el grupo de profesoras de Teresa (Patricia López Arnaiz) una docente muy poco ortodoxa y que rompe con todos los clichés femeninos de la época. Además, su entrada en el colegio responde a un interés personal oculto y relacionado con una de las alumnas más díscolas a la vez que brillantes, Roberta Luna (la intérprete Begoña Vargas).

Dicen que para entender el presente y el futuro hay que bucear, y mucho, en el pasado. La historia que explica ‘La otra mirada’ nos pone ante un espejo en el que ver todas las conquistas que especialmente durante el pasado siglo XX y el presente siglo XXI está protagonizando el género femenino: desde poder votar a no ser tratadas como objetos sexuales, decorativos o engendradoras de hijos por parte de sus propias parejas, a tener acceso a una educación y a un trabajo igual que sus compañeros hombres o simplemente a poder llevar pantalones. O incluso a expresar su sexualidad sin tapujos ni tabúes.

Es un gran ejercicio de reflexión seguir las aventuras de estas mujeres y de sus maestras para ver las conquistas que ya se han hecho y todas las que quedan por hacer y tan similares a las de entonces. Y de paso, ver una serie de calidad y con muy buenas interpretaciones y ambientaciones.

Hay quien la ha comparado con una ‘Física o Química’ de época. Creo que las similitudes son muy pocas, ya que ‘La otra mirada’ tiene un contenido y una profundidad de la que carecía esta otra serie juvenil. Y sí, es feminista. Pero sin ser ñoña ni aleccionadora.

1 comentario

  1. Dice ser product key

    Great post,Thanks a lot for the kind of perfect topic I have not a lot of information about it but I have got an extra unique info in your unique post.

    08 junio 2018 | 11:01

Los comentarios están cerrados.