BLOGS
El telescopio El telescopio

“Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos” (Jaime de Armiñán)

¿Cómo lo ves? Magro

Una decepción. Así fue el estreno en TVE el pasado domingo del nuevo programa ¿Cómo lo ves? que significaba el regreso a la pequeña pantalla del periodista Carlos Herrera, dedicado desde hace años, y con notable éxito, a la radio matutina.

Nos vendieron en las promociones que este sería un espacio democrático, popular, en el que público, invitados y espectadores tomarían la palabra respecto a temas candentes de la actualidad vía el propio plató, conexiones con ciudadanos desde sus casas y una app para teléfonos móviles que, por cierto, se colgó. Pero las  grandes expectativas depositadas en el invento se esfumaron a los pocos minutos.

Primero, por los invitados al estreno. Desde Carmen Lomana a César Cadaval (Los Morancos), Núria Roca o Pepe Navarro. Solo se salvaba el siempre afilado Santiago Segura. Pero este no era el principal problema. El gran escollo del planteamiento de ¿Cómo lo ves? radicaba ya no solo en quienes analizaban los temas a debate que lanzaba Herrera sino en la formulación de los mismos.

Preguntas tan tontas e insustanciales como si perdonarían una infidelidad mezcladas con qué opinan sobre la bandera de España. Un despropósito indigno de una televisión pública.

El único aire fresco que entró en tal desaguisado de estreno lo trajeron algunos de los ciudadanos que participaban desde sus casas, siendo grabados desde el sofá de sus salones de estar. Y en momentos muy puntuales.

Por si todo no era ya dantesco, Herrera intentó animar el cotarro, decaído como estaba con tan poco fundamento, añadiendo a sus intervenciones detalles escatológicos que rozaban el bochorno. Este humor, tan suyo, quizás triunfe en las ondas pero en la televisión y en hora punta, atraviesa más de una cena.

Un verdadero desperdicio ver a un buen comunicador reducido a comentarista de feria en su retorno a la televisión.

Los comentarios están cerrados.