BLOGS
El telescopio El telescopio

“Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos” (Jaime de Armiñán)

Famosos al tajo

CnPjLKQWAAAHUyrLos famosos se ponen el traje de faena en Trabajo temporal, el nuevo programa del late night de TVE. Pero puntualicemos: lo hacen, más bien, de cara a la galería. Ya hemos visto a un par de famosos dando el callo: al presentador Carlos Sobera y a la polifacética Ana Obregón. Para darle más morbo al asunto, los trabajos escogidos son de los de doblar el lomo. Sobera se mete a carretillero y Obregón a limpiadora de un hotel de lujo, de los que ella frecuenta como clienta VIP.

De momento, el producto se queda más bien en un intento de que lleguemos a empatizar con los famosos metidos a currantes. De entrada, los jefes que les reciben en sus puestos de trabajo temporales, y sus compañeros, son todo bondad y amabilidad. Cualquiera diría que hay una cámara de por medio.

Las introducciones en las respectivas empresas  y tareas van acompañadas de una selección musical bien escogida y con gusto, que dulcifica en exceso la situación e incluso la llega a banalizar. La banda sonora de los curritos cuando entran a limpiar o a descargar camiones a las cinco o las seis de la mañana se parece poco a una canción de Maroon 5. Y el trabajo duro tiene poco de publirreportaje, tono que sí le podemos perdonar a otros programas de la cadena, del estilo, y al menos algo más educativos, como por ejemplo Fabricando made in Spain. 

sobera

Sobera explora en su día de mozo de almacén su vis cómica con cierta gracia, pero a Obregón, la sobre actuación la traiciona. Sus imágenes, con música de fondo, riendo con su compañera de turno mientras extiende unas sábanas en una de las habitaciones del hotel o lanzándole almohadas en plan ‘amiguitas’ rozan el ridículo. Otros de sus comentarios fueron: “Os desriñonáis aquí”, “yo alucino” o “no veas cómo han dejado la cama, la gente es un poco guarrita”.

Sorprende que TVE ponga a famosos a limpiar, planchar, lavar, aspirar, ordeñar o patrullar sin ningún objetivo más que el entretenimiento, que tampoco se produce ni se soluciona bien televisivamente hablando.

Convierte el trabajo temporal (un handicap social para millones de españoles) en un espectáculo. Se agradecería que los pusieran a trabajar por un día pero de verdad, no de postureo. Y si fueran políticos los empleados, hasta les premiaríamos. Así se enterarían de lo que vale un peine.

1 comentario

  1. Dice ser Lola

    Hola, haciendo zapping me encontré con este programa la verdad es que no estuve más de cinco minutos viéndolo sólo de pensar que iba a salir la Sra. Obregón en plan camarera de piso ya se me quitaron las ganas. Por cierto ¿la pusieron a limpiar baños? Eso sí que me habría gustado verlo.
    Estoy contigo en que ahí deberían de poner a políticos pero no un día, sino una semana como mínimo.

    15 Julio 2016 | 15:43

Los comentarios están cerrados.