Dando la nota Dando la nota

Desde el ‘Satisfaction’ de los Rolling al ‘Wannabe’ de las Spice pasando por la lengua de Miley.

Crónica de un concierto perfecto: Mónica Naranjo arrasa en Valencia con ‘Puro Minage’

20 años han pasado ya desde que Minage llegó a nuestras vidas, 20 largos años en los que Mónica Naranjo se ha superado, ha crecido y no ha perdido un ápice de frescura cada vez que se sube a un escenario. Para celebrar el aniversario de uno de sus mejores discos, y probablemente el más importante de toda su trayectoria, la Naranjo (y su equipo) ofrecieron este domingo un recital a piano y voz repasando todas las canciones de ese homenaje a Mina que acabó por convertirse en un álbum imprescindible en la historia de la música española. ¿Cantó Sobreviviré? ¡La bordó!

 

Cinco minutos pasaban de las 20:30h de la tarde cuando las luces del auditorio de Les Arts en Valencia se apagaron y el piano del maestro Pepe Herrero comenzó a sonar, a las 20:41 Mónica Naranjo apareció por uno de los laterales del escenario luciendo un precioso vestido rojo diseñado por Sergi Regal lleno de brillo y sensualidad. El pelo con raya en el medio y recogido en una coleta baja que terminaba con una larga coleta postiza le quedaba fantástico, el maquillaje, los tacones plateados, y los pendientes de aro completaban el look que la pantera de Figueres iba a a llevar en esa noche tan especial. La ovación fue atronadora.

Han pasado 20 años desde la edición de Minage, conocéis la batalla campal que supuso este disco” dijo Mónica nada más comenzar a hablar refiriéndose a la negativa inicial por parte de su discográfica para grabar este disco de versiones, y añadió: “Un disco que, no solamente a mí, a muchos os cambió la vida. Ya tocaba hacer un recital dedicado a él”, y Llévate Ahora, un tema que no pudo incluir en la primera edición del disco, comenzó a sonar:

 

Sin ninguna localidad libre, y guardando todas las medidas de distanciamiento y seguridad para combatir el coronavirus, los asistentes a semejante espectáculo no dejamos de sorprendernos con cada una de las interpretaciones que esa noche nos regaló la Naranjo. Llegó el turno de un tema “indispensable para la cama“, Ahora Ahora, subió la temperatura y nos puso verdaderamente cachondos. Oír los gemidos de Mónica y poder tener tanta intimidad con ella como para llegar a escuchar la saliva de su boca fue… épico aunque a algunos les produjese la típica risilla llena de pudor.

Después de Qué Imposible llegó el primer cambio de vestuario y mientras Mónica estaba fuera de escena pudimos ver unos emocionantes vídeos de fans de la artista que nos explicaban lo que supone Minage para ellos: “Con Minage aprendí a escuchar música“, “No era un producto de marketing”. “Aceptación a sentirte diferente”… ¡Cuánto asentí con la cabeza desde mi asiento!

Cambio de tacones (en esta ocasión dorados creo, desde la fila 11 no llegaba a diferenciarlos al 100%), pantalón negro, top lencero y una chaqueta color plata que brilla tanto que si me la pusiese yo sería un hortera pero que en ella se ve bien. Perra Enamorada con un final lírico bestial, Inmensidad, Siempre Fuiste Mío y más vídeos de fans para un nuevo cambio de vestuario: “Sobreviviré era el himno a la libertad que yo necesitaba”, “es un ejemplo de que se puede conseguir lo que uno se propone”, “desde el susurro más íntimo hasta el agudo más desgarrador”, “bendito incidente en el avión” dice un fan refiriéndose a aquel momento en el que tras un susto decidió hacer el disco que verdaderamente quería hacer.

Vestida con un traje blanco inmaculado y con pinchos en los hombros llegó uno de los regalos de la noche, Amando Locamente, un tema que muchos seguidores habían pedido y que por fin hoy iban a poder escuchar en directo. El público en pie y otro regalazo, Amore, un tema nuevo grabado para la reedición del disco y que Mónica presentó diciendo: “Debería haber estado en ese Minage publicada pero me reconforta pensar que los tiempos de Dios no son los nuestros. Me encantaría que hubiera venido Nek“. Llegó el momento de Abismo y con un final tremendo volvió a marcharse para un nuevo cambio de vestuario. Más fans hablaron sobre Minage, y pese a que algunos me resultaron repetitivos, se me quedó grabado esto: “nos educa el oído“. Cuanta razón. Gracias a Mónica Naranjo yo descubrí a Mina, gracias a Minage me eduqué en nuevos estilos,  gracias a su profesionalidad he conocido la disciplina de un cantante y me he conocido más a mí mismo.

 

Traje negro y un body brillante, como ella. Suena Mi Vida Por Un Hombre y después nos deleita con E Poi en italiano. Mónica Naranjo sale del escenario y los aplausos son atronadores, vuelve para cantar Balada Para Mi Muerte donde las manos de Pepe Herrero hacen magia y se vuelve a marchar. Siguen los aplausos, falta Sobreviviré y el público la reclama a gritos. Mónica regresa y dice: “En la vida no hay que sobrevivir, hay que vivir“. Su interpretación del icónico himno fue inmejorable: un broche de oro perfecto para casi dos horas de recital que recordaré de por vida.

Impecable, intensa y única. Mónica Naranjo nos regaló una noche mágica cargada de sentimientos y de buena música, de la música que no le dejaban cantar y que 20 años después sigue llenando teatros. Estoy convencido de que este recital de Puro Minage, no será el único. España tiene que disfrutarlo, el mundo debe conocerlo. El trabajo que hacen sobre el escenario ella y Pepe Herrero (a quien se lo agradece después de cada canción) es de lo mejor que he visto nunca. Otro nivel.

Puede pareceros un regalo, pero el regalo es para nosotros. Para nosotros dos era muy necesario. La vida es muy difícil sin música” dijo Mónica Naranjo y yo añado: y la música es mejor contigo. ¡Qué importante fue Minage en mi vida!

Los comentarios están cerrados.