Dando la nota

Desde el ‘Satisfaction’ de los Rolling al ‘Wannabe’ de las Spice pasando por la lengua de Miley.

Kanye West da su primer mitin para ser Presidente de USA: “Estuve a punto de matar a mi hija”

Poca gente me produce tanta vergüenza ajena como Kanye West. Después de sus múltiples salidas de tono y tras su bochornoso momento contra Taylor Swift en los VMA pensé que ya no podría haber nada peor que pudiese hacer, pero este fin de semana el marido de Kim Kardashian se ha superado.

Ataviado con un chaleco antibalas el rapero se presentó en el que sería su primer mitin político de cara a promocionar su absurda candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. Con un 2020 dibujado en la cabeza y un discurso populista y verdaderamente vacío, Kanye West hizo las delicias de los allí presentes (que debían de ser sus seguidores o prensa en busca del titular de click fácil) para emocionarse más falsamente que el típico concursante de reality que llora sin lágrimas hablando de temas como el aborto.

Visiblemente desquiciado gritó “estuve a punto de matar a mi hija“, refiriéndose a North ya que en un primer momento no quería tenerla y le pidió a Kim Kardashian que abortase, algo a lo que ella se negó. En su mitin, que tuvo lugar en Carolina del Sur, el artista de la pista también propuso premiar con un millón de dólares a quienes tengan un hijo y arremetió contra Harriet Tubman, una figura histórica contra el esclavismo, momento en el que algunos asistentes, indignados, abandonaron el lugar.

¿Publicidad, presidencia, circo o un poco de todo? Me parece patético, haga lo que haga.

Los comentarios están cerrados.