BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

Entradas etiquetadas como ‘ipod shuffle’

Cómo copiar algo de alguien y forrarse (en seis sencillos pasos)

En un mercado en el que a muchos fabricantes les cuesta cada día más competir en precio con los productos llegados de Taiwán, uno de los pocos elementos diferenciadores es el diseño, la calidad de los materiales y su usabilidad.

Si quiere usted forrarse en esto de la tecnología sin invertir en un diseño propio, puede seguir unos sencillos pasos, como pretende hacer la compañía taiwanesa LuxPro a costa de Apple:

1. Se asienta usted en Taiwan, por aquello de que con posterioridad se le aplique la legistación de allí y no tenga problemas.

2. Elige un modelo superventas (iPod Suffle) y lo imita, asegurándose de que se identifique el original con la copia que usted ha fabricado, para que tenga más posibilidades de vender.

3. Espera a que la empresa (Apple) le denuncie y bloquee las ventas del clon que usted ha fabricado (puede comenzar a llamarlo Super Shuffle y si le parece ‘un cantazo’ cambiarle el nombre por el de Super Tangent.

4. Va usted y apela al Tribunal Supremo de Taiwán, donde le darán la razón porque, por algún extraño motivo, encontrarán suficientes elementos distintivos como para considerarlo una copia.

5. Una vez conseguido el primer triunfo, va usted y denuncia a la compañía que le denunció en primer lugar (a Apple) porque, al paralizar las ventas del clon durante 18 meses, usted dejó de ingresar un montón de dinero. Puede reclamarle, por ejemplo, 100 millones de dólares en concepto de compensación por daños.

6. Por si fuera poco, mande también una nota de prensa a los medios titulada “David contra Goliat”, para ver si consigue ganarse a los anti-sistema. La nota puede incluir una declaración del presidente de la empresa (Wu Fu-Ching) en el que se explique que una industria tan sofisticada como la taiwanesa (LuxPro a la cabeza) no va a dejar que las multinacionales (como Apple) les ataquen indiscriminadamente.

Y como una imagen habla más que mil palabras, aquí os dejo una del iPod Shuffle de Apple y su clon de LuxPro (¿de verdad que tenía suficientes elementos distintivos?):

La imagen es de makezine.com, donde podrás encontrar una gran comparativa gráfica de los dos productos.

Para leer los detalles del pleito entre Apple y LuxPro, puedes darte una vuelta por AppleInsider.

Aunque no tiene nada que ver, no puedo evitar recordar una noticia reciente que afirmaba que los clientes chinos consideraban los productos originales peores y más caros que las copias porque los originales llegaban más tarde a China.

Apple II: Me gustas, no me gustas

Me gustan los reproductores MP3 con pantalla. Me gustan los iPod Video, los Nano, los Creative Zen, los extintos Rio (sobre todo éstos, pero es una cuestión nostálgica, el 30 de septiembre se cumple un año de su defunción), los iRiver… (todos ellos con sus puntos positivos y negativos) Pero tengo una cosa clara: no me gusta el iPod Shuffle. Ni el anterior ni el nuevo. Tampoco me gustan los MP3 con 3 botones que intentan servir para todo, sin intuitividad, de pantalla mínima, comprados al peso en Taiwán, pero esa es otra historia.

Mi amiga Vanesa, que asistió ayer a la presentación de Apple en Londres, se deshacía en halagos para el nuevo Shuffle cuando hablamos por teléfono. De hecho, el público lanzó un sonoro Wow! cuando Steve Jobs lo sacó de entre sus dedos.

Me comentan que es como un pin, como una chapa… y por mí como si fuese como una horquilla.

Me gusta seleccionar el álbum que voy a escuchar en cada momento, y me gusta hacerlo de forma gráfica, sin tener que formar una estructura de carpetas mental para seleccionar un tema, algo imprescindible cuando se tiene un MP3 sin pantalla.

Llamadme antigua pero, en mi opinión, un MP3 es un MP3 y no un accesorio de vestuario.

Eso sí, este Shuffle de 79 euros se va a vender como churros, pese a sus claras limitaciones. El simple hecho de que sea iPod ya le augura un buen futuro.