BLOGS
El nutricionista de la general El nutricionista de la general

"El hombre es el único animal que come sin tener hambre, que bebe sin tener sed, y que habla sin tener nada que decir". Mark Twain

Las resbaladizas recomendaciones sobre las grasas ahora más claras

Consenso FESNAD grasasTal y como comenté en esta entrada, si hubiera de escogerse un tema que en el campo de la dietética más cambios y más controversia está generando últimamente cuando se comparan las nuevas investigaciones con lo que ya se sabía, ese tema sería sin dudas el de las grasas. Tanto las recomendaciones al respecto de la cantidad adecuada presente en la dieta cotidiana como su tipología han sufrido una relativamente importante revolución en base a recientes hallazgos.

Afortunadamente, para facilitar la comprensión de estas cuestiones, así como para realizar una serie de recomendaciones en base a una revisión de la evidencia sobre lo que hoy se sabe sobre el tema se acaba de realizar y publicar este trabajo por parte de la Federación de Sociedades de Nutrición Alimentación y Dietética (FESNAD) titulado: Consenso sobre las grasas y aceites en la alimentación de la población adulta española.

Una de las partes más interesantes para todas aquellas personas a las que les interesan este tipo de cosas sin ser especialistas es el segundo capítulo dedicado a explicar de forma bastante sintética pero al mismo tiempo rigurosa y eficaz la estructura, metabolismo y funciones del conjunto de las grasas y aceites, más formalmente denominados lípidos.

En los capítulos siguientes se van analizando uno por uno los distintos ácidos grasos en virtud a la evidencia científica con la que actualmente se cuenta para posteriormente y en base a esta hacer las correspondientes recomendaciones dietéticas.

Como digo un documento interesante que a mi modesto juicio podría tener algunas lagunas. Me refiero a que para contrastar la evidencia científica, además de contar con bastantes estudios de diversa índole, también se han tenido en cuenta algunos otros consensos de otras autoridades sanitarias, dejándose al mismo tiempo consultar (al menos no aparecen citados en la bibliografía) otros interesantes ensayos que considero imprescindibles sobre sobre esta materia.

Al final, el elemento más práctico son sin lugar a dudas las conclusiones (a partir de la página 64 del documento) y por supuesto el resumen de las recomendaciones que se pueden encontrar en la página 67. Todas interesantes, me gustaría destacar algunas de ellas que supongo pueden o bien sorprender a alguno, o bien servirle de guía:

  • Sustituir los ácidos grasos saturados (AGS) por ácidos grasos poliinsaturados (AGP) o por ácidos grasos monoinsaturados (AGM) para mejorar el perfil lipídico. (Grado de recomendación A, es decir, el máximo, de lo que se está más y mejor convencido)
  • Sustituir AGS por AGP para disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular (Grado de recomendación A)
  • No hay pruebas suficientes sobre indicadores de riesgo cardiovascular para apoyar diferentes recomendaciones sobre AGS específicos. (Grado de recomendación D)
  • Con los datos actuales no es oportuno establecer un umbral preciso de ingesta recomendada de AGS en la población española, pero se recomienda reducir el consumo de alimentos que los contienen en exceso, como la mantequilla, así como de alimentos que, además de AGS, pueden contener compuestos nocivos, como la mantequilla y algunas carnes procesadas. (Grado de recomendación B)
  • La ingesta de ácidos grasos trans (AGT) debe ser lo más baja posible no debe superar el 1% de la energía total. En consecuencia, al establecer objetivos y recomendaciones de nutrientes, debe considerarse limitar la ingesta de AGT. (Grado de recomendación B)
  • Consumir AGM como fuente principal de grasa de la dieta en sustitución de los AGS o los hidratos de carbono para mejorar el perfil lipídico y otros factores de riesgo cardiovascular (Grado de recomendación A)
  • No debe promoverse el consumo de AGP omega-6 para prevenir el cáncer. (Grado de recomendación B)
  • Consumir pescado o marisco al menos 3 veces por semana, dos de ellas en forma de pescado azul, para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. (Grado de recomendación C)
  • Puede consumirse una dieta alta en grasa total en vez de alta en hidratos de carbono sin ningún peligro para la salud y con posibilidad de mejorarla, siempre que se trate de grasas insaturadas de procedencia vegetal. (Grado de recomendación A).

Con todo ello se termina haciendo una recomendación final general:

El rango de ingesta deseable de grasa total para la población española puede variar entre un 20% y un 40% de la energía diaria.

Antes de despedirme, creo que es necesario hacer constar que el trabajo está patrocinado por Unilever, una multinacional que tiene una muy buena parte de su negocio centrado en la comercialización de alimentos manufacturados de naturaleza grasa (margarina, mayonesas, salsas…) pero no mantequilla.

———————————

Nota personal y al margen del trabajo comentado: En la actualidad las relaciones entre la FESNAD y el colectivo que representa a los dietistas-nutricionistas son tensas, hasta el punto que a día de hoy este colectivo no forma parte de la Federación siendo que hace unos meses sí lo hacía. Las razones para la expulsión, cese, veto, baja, salida (tachar lo que no proceda) de la Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (FEDN) de la FESNAD son complejas y hay muchos, demasiados, dimes y diretes. A título personal, tengo la sensación de que con la excusa de un “defecto de forma”, se ha prescindido de la presencia del colectivo de dietistas-nutricionistas que se había convertido en un socio “incómodo” para los intereses de la FESNAD. Una pena esta realidad que además se termina percibiendo en la redacción del documento mencionado cuando en su página 64, en las conclusiones, se refiere hacia este colectivo con lo que parece ser una práctica habitual y exclusiva del mismo. Tal y como puede leerse, cita:

¿Significa esto que los nutricionistas pueden ahora permitir el consumo sin límites de todos los alimentos ricos en AGS? No necesariamente, pero sí de algunos hasta hace poco considerados nocivos, tales algunos lácteos fermentados ricos en grasa, como el queso, o las carnes rojas magras.

Con sinceridad veo muy poca profesionalidad al atribuir a un colectivo entero y solo a él una determinada práctica. Sé de no pocos profesionales sanitarios que no siendo nutricionistas, conceden ese tipo de consumo al que se refiere la pregunta. Es más, quizá conozco un mayor número de médicos y farmacéuticos que practican este tipo de recomendaciones que de nutricionistas. En cualquier caso, jamás osaría atribuir a todo un colectivo profesional las prácticas de algunos.

Sobre las explicaciones para justificar la no presencia actual de la FEDN en el seno de la FESNAD puedes leer las dos versiones de las partes en este (versión FEDN) y enlace (versión FESNAD). Con toda sinceridad deseo, en especial por el bien de la ciudadanía, que esta circunstancia cambie pronto. No me parece de recibo que el que debiera ser uno de los principales actores de la alimentación en España, además de ausente de la Sanidad Pública, esté también ausente en este tipo de instituciones (aunque ahora que caigo, igual no es tan complicado atar cabos…)

———————————-

3 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    El secreto de la salud esta en el ajo y la cebolla, pero es muy dificil guardar el secreto ¡Es broma! El secreto esta en comer de todo sin excesos, hasta veneno para que el cuerpo se haga fuerte.

    Clica sobre mi nombre

    Todo es odio.
    Politica, fútbol,envidia
    Los de aquí a los de allí,.
    Por favor, No a mí,
    Lo que hago, es escribir

    antoniolarrosa.com

    01 mayo 2015 | 11:23

  2. Dice ser Antonio

    El enlace a la “versión FESNAD” no funciona.

    01 mayo 2015 | 21:39

  3. Dice ser rg

    Jeje!! según iba lyendo el tema de la manteuqilla, pienso: joer…que epeño, y como ejemplo de nociva…mm.. y veía que ni se mencionaban loa archi-mierdas esas de las margarinas, me iba encendiendo de mala manera….hasta que llegué casi al final de la primera parte y lei lo de Unilever.

    NO HA JODIO!! gracia no tiene, pero cojones, cojones tiene mil pares el asunto.

    1º Las margarinas ya va siendo hora que pasen a “revision”, porque ESAS sí que son nocivas, porque decir que algo es NOCIVO es una cosa MUY seria. Veo que el tema se retrasará, por decir algo, una temporada.

    2º Buscando ácidos grasos y similares juntto a estudios de las famosas familias Omega, resulta que en la mantequilla hay un poderosísimo destructor y una muy beneficiosa sustancia, anda, coño!! en la mantequilla, que raro no, un producto natural, porque es natural, no?

    Desde luego veo que no avanzamos, y más reafirmándose en tu segunda parte respecto a las relaciones e intereses; esto da mucha pena Juan, pero sobre todo rabia y malaostia. Pero bueno.

    A ver cuando se empieza a decir que el coloesterol, ya hablando de forma general, PUEDE ser un factor de riesgo, de los muchos que hay, de sufrir enfermedades coronarias, repito: PUEDE, porque a la luz de los análisis, no estudios, anáisis de sangre de pacientes con enfermedades cardiacas, vivos o fallecidos, de hospitales de USA, Canadá, Australia y Europa sigue ganando POR GOLEADA niveles normales de colesterol en los afectados.

    Y un dato más: el mayor índice de crecimiento de cáncer por población, y esto es un tema real y prioritario a nivel mñedico siendo el mayor de ellos y el gran reto por lo poco que se avanza, lo han marcado aquellos paises donde más énfasis se ha tomado en la prevención de la ingesta de grasas, especialmente en combatir el colesterol. Ojo…es un dato, pero está avalado y resulta cuanto menos curioso.

    Nos podemos equivocar, sin duda, pero de un factor de riesgo, uno eh…uno de 6 o 7, solo aquel que se ha podido plasmar como algo “vendible” en forma de producto, es el que mayor importancia se le ha dado, cuando Nike o Adidas por ejemplo, podían haber hecho campaña contra el colesterol amenazando, pero no, aqui Danone y su Danacol son los que amenazan, y los sinvergüenzas detrás de esta manida y clara portección a la amenaza, chantaje y trilería de la poderosísima industria.

    Aqui cada uno dice lo que le sale de los huevos y no pasa nada, pues hala!!, yo también: Señores de Unilever: LAS MARGARINAS SÍ CONTIENE PRODUCTOS TÓXICOS, Y MUCHOS.

    Saludos.

    Captcha de tartas…jajaja!! que bueno.

    02 mayo 2015 | 20:34

Los comentarios están cerrados.