BLOGS

Videojuegos, gadgets, curiosidades, archiperres y otras paranoias digitales

Cuidado con mentir por teléfono

Se coge antes a un mentiroso… a través de Skype que mediante el teléfono convencional. No lo digo yo, que conste, lo dice la compañía BATM, que ha desarrollado un programa que detecta las mentiras que se dicen en una llamada a través del popular programa de VoIP.

La aplicación se llama “Kishkish Lie Detector” y se supone que analiza el sonido de cada llamada detectando los niveles de estrés en la voz de los interlocutores.

Si funciona bien (aquí puedes descargarlo), se me ocurren varias aplicaciones. Puedo pedir que me hagan las llamadas de teléfono del trabajo a través de este programa. Veremos qué sucede cuando me llamen para decirme cosas como “En el año 2006 más de XXX personas perdieron su trabajo POR CULPA de la piratería a través de internet”. Será la prueba de fuego.

4 comentarios

  1. Dice ser baya

    pues vaya gilipollez de cacharro… llamas para decir “ahora voy cariño que me he tenido que quedar a terminar unos presupuestos en la oficina” y tu mujer va y te caza… inventos así, a la basura con ellos.

    22 Diciembre 2006 | 13:02

  2. Dice ser Sergut

    Funcionará como todos los detectores de mentiras: a los mentirosos profesionales no les pillará una (empezando por cualquier vendedor), y a los más apocados les dirá que mienten cuando le dicen a su media naranja, con el corazón a 100, lo mucho que la quieren.Pero como juguete no está mal… 🙂

    22 Diciembre 2006 | 20:32

  3. Dice ser CartDestr

    Ya hace cosa de un año que existe un programa similar para móviles Symbian; pero es de ese tipo de cosas que es mejor no instalar y que no se entera nadie de que existen 😉

    23 Diciembre 2006 | 18:03

  4. Dice ser Alberto RL

    Yo perdí mi empleo por culpa de la piratería.Y no me tiembla ni la mano en el teclado ni mi voz por telefono.No me parece motivo de cachondeo, por lo menos para la gente de Buenavista. En el resto no lo se, pero imagino que será por lo mismo.Saludos.

    27 Diciembre 2006 | 16:46

Los comentarios están cerrados.