BLOGS

Bipartidismo. Monarquía

14-06-06grafico

11 comentarios

  1. Dice ser Stewart Cops

    No se si has/habeis podido ver lo que ha pasado con Albert Monteys, dibujante y ex-director de la revista El Jueves, lo ha dejado por la polemica de su ultima portada sobre la abdicacion del rey.
    ¿Donde esta la libertad de expresion que nos venden?
    Que ironia tenemos con nuestra democracia, a la conveniencia de algunos iluminados…

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/06/la-academica-definicion-de-friki.html

    Buen fin de semana

    06 junio 2014 | 09:38

  2. Dice ser Antonio Larrosa

    Muy acertado, los politicos derribandose sobre el pueblo y la monarquía.

    Clica sobre mi nombre

    06 junio 2014 | 09:57

  3. Dice ser pedro

    espero de verdad que el nuevo rey toque de pies en el suelo, para hacer las cosas el macxsimo de bien posible,y que no nos ponga ninguna traba ,en el tema de catalunya,y que entienda nuestra possicion ,yo se que lo hara, y estoi convencido de ello ,contamos con el.

    06 junio 2014 | 12:25

  4. Dice ser manuel

    El Rey ha tenido que lidiar con una partitura que han escrito el PSOE y el PP, fundamentalmente, y otros que no han dejado de tocar el cencerro… mientras la ejecutaba. Ahora la gente, una minoría importante, quieren ejecutarlo a él. No es justo.

    06 junio 2014 | 13:41

  5. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Los dos grandes que se creían
    los pilares y el sostén
    de lo que era, es y será
    en el país la monarquía,
    al ver que los dos pilares
    después de la €uropeas,
    por igual se tambalean,
    tienen miedo, dudan, hesitan
    de que tal vez no son tanto
    pilares de la corona
    como ellos… nos decían.
    La corona hemos visto
    y vamos a constatar
    de que es mucho más sólida,
    de que la apoyarán las bases,
    los grupúsculos pequeños
    aunque los grandes se rompan.
    Ya que hay que conservar
    antes tanta corrupción
    aunque sea un estamento
    que apoye todos los cambios
    que se están dando en el pueblo,
    la corona es quizás
    la menos contaminada
    la que podrá defender
    los deseos de libertad,
    de igualdad y de justicia,
    y también justicia social
    todo, lo que con engañosos programa
    al pueblo le han arrebatado.
    Yo que no soy monárquico
    pienso, creyendo tener razón:
    Que, hay que defender a la corona,
    ya que de todos los estamentos
    que hay en esta sociedad
    de desigualdad y privilegios,
    es quizás… el más neutral.
    De eso no ser así…
    ¿Dígame en quien confiamos
    para poderlo lograr?
    Si por todos lados hemos sido
    tantas, muchas veces engañados.

    06 junio 2014 | 16:21

  6. “1. El bipartidismo es sólo un síntoma. El PPSOE es la marca blanca de la coalición de élites económicas y sociales que ha dominado la política española desde la Transición. Cuando le preguntaron a Margaret Thatcher cuál había sido su mayor logro político respondió: “Tony Blair”. No era ninguna bravata. Thatcher logró que el neolaborismo adoptara la mayor parte de su programa. En España eso nunca ha sido necesario. Felipe González asumió el programa neoliberal con un entusiasmo atlético. Sencillamente ahora se nota más porque la economía se ha hundido. La verdad es que las políticas económicas del PP y el PSOE han sido de una continuidad extrema y ese es el sentido de la alternancia entre ambas siglas.

    2. El bipartidismo es una consecuencia directa del sistema electoral español, que fue diseñado con ese objetivo por el postfranquismo. Básicamente es una estrategia para excluir de la toma de decisiones políticas cualquier medida que cuestione el estatus y los beneficios materiales de las élites. En las tres últimas décadas ha habido encendidas polémicas sobre el aborto o el terrorismo, pero ni una sola palabra sobre la transformación de nuestro sistema fiscal para que los ricos literalmente no paguen impuestos. Esa es la causa del deterioro de la vida política, no el hecho de que solo haya dos partidos con opciones de gobierno. Las cosas pueden continuar igual en escenarios más plurales e inestables, como el vodevil italoargentino que se avecina: una sucesión de escándalos que convenza a la gente de la oportunidad de un paréntesis tecnocrático, o sea, de que gobierne directamente la oligarquía económica sin la pantalla de humo del bipartidismo.

    3. Tal vez deberíamos probar a preguntarnos en serio para qué sirve una democracia. La democracia es una apuesta radical por la igualdad, no un servicio universal de atención al cliente. Tiene algo de locura, si uno se para a pensarlo. Significa que el majadero ese del Porsche Cayenne, la tía que suelta a un par de pitbulls en un parque con niños o los canis del centro comercial tienen el mismo derecho a intervenir en la vida pública que tú. La izquierda histórica supo procesar esa idea escandalosa para que resultara factible y deseable. Identificó una coalición de intereses de todos los trabajadores y creó afinidades comunitarias muy intensas. No creo que ese programa se pueda recuperar sin más, pero tenemos que reemplazarlo por propuestas antielitistas igualmente ambiciosas.

    4. Da la impresión de que ahora mismo mucha gente está dudando. Por una parte seguimos aferrados a la fantasía de la clase media que nos han inculcado Los Serrano y El Corte Inglés. Esa idea de que si estudias mucho o trabajas en serio o te compras unas gafas de pasta y aprendes inglés te vas a librar de la pobreza y de los caprichos del mercado laboral. De los restos de esas falsas promesas que han constituido el núcleo del programa del PPSOE se está nutriendo, sobre todo, UPyD. Por otra parte, hay señales que anuncian un nuevo antielitismo. Nos estamos dando cuenta de que una hipoteca usuraria, un segundo coche o la ropa cara y ridícula no alteran nuestra situación social. Pero aún es una tendencia muy tibia. Incluso lo expresamos en términos cuantitativos: somos el 99%. Como si sólo fuera una cuestión numérica, una especie de error contable a la hora de atribuir los costes y beneficios de la vida social. Y no es así. El igualitarismo nos debería transformar por completo, porque tiene que ver con la comprensión de que la construcción del espacio público democrático es un extraño cóctel de autonomía, fraternidad y ayuda mutua.

    5. Me temo que es algo que ha entendido muy bien la extrema derecha, que está manipulando y degradando esas pulsiones igualitarias. Todo el mundo se ríe de los neonazis griegos en vez de preguntarse por qué mucha gente normal apoya a esos payasos con pinta de extras de un vídeo de Rammstein. La nueva extrema derecha hace un análisis erróneo y malvado de la situación de los trabajadores y propone soluciones inmorales y estúpidas, pero al menos no se desentiende de esos problemas. Los partidos y sindicatos mayoritarios no sólo nos han vendido un mundo de ilusiones meritocráticas sin relación con la vida de la mayoría, por el camino han deslegitimado el proyecto igualitarista de la izquierda no institucional”.

    por César Rendueles
    profesor en el Departamento de Teoría Sociológica de la Universidad Complutense de Madrid.-
    1-Mayo-2013

    07 junio 2014 | 00:44

  7. Dice ser Humano

    En un mundo moderno. Donde al final somos iguales en la muerte. Porque alguien tiene que ser más que otro ser humano. Rey, poder absoluto sobre el pueblo. No debe de existir. Como no debe existir persona absoluta como presidente de una republica. Poder absoluto igual a dictaduras sin piedad si llega el momento. Felipe González, ZP, Aznar, no como presidente prefiero a un Rey educado para la libertad del pueblo y a sus gobernantes. Vemos como se hace camino ha presidente Señor Mas. De la republica catalana. Como a dicho un catalán solo por intereses de mantener las empresas catalanas o familiares.

    07 junio 2014 | 08:05

  8. Dice ser Carmen S.

    Dice ser Stewart Cops, absolutamente de acuerdo con la conclusión, que nadie se lleve a engaño, ésta es la Marca España, no hay más que contemplar con estupor el perfil medio de las editoriales de la inmensa mayoría de medios de comunicación muy volcados con el pensamiento único imperante, ecos de un país profundamente decadente y casposo, cuya democracia es meramente virtual, tanto como el pº de igualdad jurídica ante la ley, otro de los artículos de ciencia-ficción a los que se refería de forma cínica el ministro de exteriores actual.

    07 junio 2014 | 13:27

  9. Dice ser Dictadura democracia aquí.

    Si Díctame lo que quieres. No se puede opinar lo contrario de tu pensamiento. Sin insultos y sin nada, solo por motivos de ideas. Gracias.

    08 junio 2014 | 10:10

  10. “El régimen se desmorona, muere, y en su lucha agónica por sobrevivir, el rey abdica. Nunca el régimen surgido de la Transición había estado tan cuestionado como ahora. Los pilares que lo sustentan, la monarquía, el poder judicial y el bipartidismo, están fuertemente deslegitimiados desde hace tiempo. No nos creemos ya sus mentiras, esas que buscan apuntalar un régimen que se cae a trozos. Lo que hasta hace muy poco parecía un imposible, ahora se plantea como una realidad. Empujemos con fuerza, para abrir aún más esa brecha que la crisis económica, social y política han hecho posible.

    Desde la caza de elefantes de “su majestad” en Botswana, pasando por la imputación de su yerno Iñaki Urdangarín en el caso Nóos, la implicación de la Infanta Cristina en la trama, hasta las múltiples, y millonarias, operaciones de cadera del monarca, facturadas a las arcas públicas, la Casa Real se ha convertido en una caricatura de sí misma. Uno de los principales valedores de la “democracia” está tocado, muy tocado, pero no hundido.

    El anuncio de la abdicación real es un último intento, desesperado, para salvar la situación, una tentativa de “make up” para relegitimar no solo a la monarquía sino a todo su séquito de jueces, políticos, opinólogos… que durante tantos años, demasiados, han vivido a costa de esa falsa Transición, intentando borrar o enmascarar el pasado colectivo. Nuestro olvido, fue el sustrato de su victoria, no solo moral sino política y económica.

    La crisis económica convertida en una profunda crisis social y, también política, ha puesto en jaque al rey y al régimen del 78. La gente ha dicho “ya basta”. Lo vimos con la emergencia del 15M, tres años atrás, la extensión de la desobediencia civil, la ocupación de viviendas vacías en manos de bancos, con un amplio apoyo popular, pese a la criminalización de la protesta. A más pobreza, más dolor, pero, gracias a dicha movilización, más conciencia de quienes ganan con dicha situación, banqueros, políticos, y de quienes perdemos.

    El auge del soberanismo en Catalunya ha colocado, también, contra las cuerdas al régimen. Señalando el carácter profundamente antidemocrático de una Constitución que no permite el derecho a decidir de los pueblos. Ahora, las elecciones europeas han dado “el toque de gracia” a un régimen en descomposición. La pérdida de más de cinco millones de votos por parte del PP y el PSOE. La emergencia, con cinco escaños, de Podemos. El régimen se pone nervioso, muy nervioso.

    La abdicación real es la última maniobra de salvación. Sin embargo, recordemos, el sistema tiene capacidad de maniobra. La abdicación del rey muestra la debilidad de los pilares del régimen, y la fuerza popular. Pero, no queremos ni a Juan Carlos ni a Felipe. Es hora de salir a la calle, reclamar la apertura de procesos constituyentes en todo el Estado, poder decidir qué futuro queremos. Pasar a la ofensiva: jaque mate al régimen”.

    por Esther Vivas
    02-06-2014
    Fuente

    08 junio 2014 | 21:32

  11. Dice ser Julian Martinez

    Dictadura yo No quiero, es algo horrible que solo me causa miedo, por esto No quiero ni eso que llaman, dictadura del proletariado, dicen que para educar a la masas pero me espanto por el miedo que me hacen pensar que con el pasar del tiempo sus lideres de mando se vuelven burgueses y se hacen perpetuos siguiendo sus herederos.
    Democracia, es algo que hasta el momento nunca he vivido por mas que la busco no la encuentro, lloro sin querer por el engañó confusionismo y lo veo como algo actrasto, un invento moderno sin fondo en practica social en su contenido.
    El socialismo científico, eso si, lo veo bueno pero los momentos actuales no solo no tienen principios si, no cada día mas lejanos porque los supuestamente lideres que el pueblo ponemos, cada día son mas brutos, burgueses y degenerados.

    Soy de los que sigo esperando aunque por las señales lo veo muy lejano ya que cada día, hay mas confusionismo, con tanto modernismo, competencia y sin socialismo. En cuanto a la educación con religión, solo digo. “Amen Jesús”.

    09 junio 2014 | 10:27

Los comentarios están cerrados.