BLOGS

Sanidad. Xenofobia

2013-05-06puas

1 comentario

  1. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Yo que emigrante fui
    y que en todos aquellos años
    nadie, me regaló nada
    pero tampoco encontré
    a nadie, que algo me quitara.
    Tuve trabajo pan y casa
    a cambio, de mi trabajo.
    Tuve los mismos derechos,
    que los que allí habían nacido
    y a la hora de ascender
    tuve las mismas oportunidades,
    que tuvieron los nativos.

    Esto ya lo envié el 03 septiembre 2012 | 18:19 a,
    http://blogs.20minutos.es/eneko/2012/09/03/xenofobia-2/

    .

    Al Sur de Gomaranto

    Según Mateo: Trece, dos y siguientes
    José, María y Jesús,
    también fueron emigrantes.
    ¿O fueron exilados políticos?
    ¿Cómo se les llamarían antes?
    La verdad es que, se fueron de su país,
    fronteras tuvieron que cruzar.
    ¿Llevarían pasaportes?
    ¿O fue, un acto ilegal?
    ¿Existirían alambradas?
    ¿O tal vez, ramas de espinos?
    ¿Se pincharían sus manos?
    ¿Se hicieron jirones, sus vestidos?
    Sus corazones, temblarían de terror,
    tenían la necesidad de cruzar.
    Les acuciaba el tener que salir de su país,
    la vida de su hijo, tenían que salvar.
    Con un bebé, un niño de pañales,
    tener que abandonar, su tierra, su país
    para buscar asilo o trabajo en otra parte,
    los españoles, hemos pasado por ahí.
    Muchísimos fuimos emigrante,
    o exilados políticos,
    que por ganarse el sustento,
    o por salvar sus vidas,
    tuvieron que ausentarse.
    Ningún país de estas cosas,
    ni se ha librado, ni está libre.
    A todos les llega,
    más temprano o más tarde,
    de que sus hijos tengan que partir,
    para no morir fusilados, o de hambre.
    Y a todos los países también les toca,
    tener que acoger a los llegan.
    Ya que siempre hay cambios,
    hay revueltas, hay crisis,
    que exilados y emigrantes, generan.
    A nosotros nos tocó, ya hace décadas,
    el tener que partir;
    por política o por hambre.
    Nos agradó que en otros países,
    no, nos recibieran,
    con espinos y alambradas,
    ni con pelotas de gomas, ni con porras,
    ni militares con las armas por delante.
    Sé que el recibimiento
    no fue para nosotros,
    ni con bandas de música,
    ni alfombras rojas.
    Pero tampoco fue,
    ni duro, ni denigrante, ni humillante.
    Nos dieron casa, trabajo y calor humano,
    con algunas excepciones, no lo niego,
    En general nos trataron muy bien,
    gracias a los pueblos que nos acogieron.
    Nunca olvidaremos que ellos nos dieron,
    lo que en nuestro país se nos negó.
    Libertad, o pan, o trabajo, o cultura,
    o todo eso junto,
    a los que por distintos motivos,
    estuvimos en la emigración.
    Franceses, Alemanes, Belgas, Holandeses,
    Ingleses, Suizos, Suecos, Daneses,
    Argentinos, Mejicanos, Brasileños.
    Y a muchos pueblos más que no menciono,
    que acogieron a Españoles,
    y que trabajo nos dieron.
    Agradecidos siempre os recordaremos,
    Eternamente agradecido estará el pueblo.
    ¿Se acordarán de nosotros,
    dentro de unos años,
    los emigrantes que paró,
    nuestros alambres de espinos?
    ¿O los repatriados debido,
    A la Ley de Emigración €uropea?
    ¿Sentirán la misma gratitud y simpatía,
    que hacia los pueblos que nos acogieron,
    los españoles sentimos?
    No sé, no sé, tal vez,
    puede que algunos lo olviden.
    Otros en su corazón partido,
    no olviden nuestras alambrada,
    ni nuestros alambres de espinos.
    Aunque lo que más pincha y daño hace,
    son las alambradas de espinos,
    que ponemos en nuestros corazones,
    para no aceptarlos, para no ayudarlos,
    para no integrarlos.
    Si DIOS ha hecho estas tierras,
    sin dueños, sin amos.
    ¿Por qué queremos acaparar,
    y de todo lo posible apropiarnos?
    Si más de lo necesario, ya no es nuestro….
    ……………………………………………………
    … somos hermanos.
    .
    A todos los que trabajan
    por la igualdad de los hombres en el mundo. GRACIAS.

    Al Sur de Gomaranto.- 05-11-2005.

    07 mayo 2013 | 20:23

Los comentarios están cerrados.