BLOGS
Yes, we camp… in the USA, por Violeta Barba Yes, we camp… in the USA, por Violeta Barba

Los sueños hay que pelearlos
para que sean menos sueños
y más realidad

Ahí va la despedida (aún con ‘jet-lag’)

Una vez ya de vuelta en Zaragoza, he necesitado 24 horas para ordenar las ideas después de varios días de largo viaje y muchos nervios. Y es que la vuelta a la normalidad no ha sido fácil. Y no lo digo en sentido figurado: me cancelaron los vuelos del viernes debido a la nieve, y el sábado casi vuelvo a quedarme tirada en uno de los aeropuertos de Nueva York debido a otra tormenta. Pero al final, y tras correr por los pasillos de la terminal neoyorquina como si de una película se tratara, logré llegar a tiempo y coger el último vuelo.

Salí de España hace tres semanas con dudas normales, supongo: ¿será verdaderamente útil el programa? ¿tratarán de hacer proselitismo y vendernos solo las bondades de USA? ¿Qué tal será la convivencia durante tres semanas con personas de diferentes países europeos, con tantas maneras de distintas de pensar?

Ya de vuelta a las Cortes de Aragón he podido hacer balance -algo sesgado por el jet-lag, no lo dudéis- pero puedo afirmar que el viaje ha merecido, sin ninguna duda, la pena. Y si me pongo a pensar diría que me quedo con las siguientes ideas:

El viaje estuvo muy bien planificado y nos sirvió para conocer diferentes realidades como las agencias federales y el oficialismo de Washington D.C., mientras que con los siguientes destinos conocimos la alta capacidad legislativa de los Estados: comparando en California las políticas migratorias federales y de integración racial y LGTBQI californianas; aprendiendo de las políticas del Partido Demócrata y sobre el sistema educativo en Iowa, así como del sistema electoral americano en Carolina del Norte.

Estados Unidos es el país del libre mercado y el capitalismo por excelencia (no lo digo yo, lo dicen ellos) con un Estado del bienestar muy inferior al de los países europeos en cuanto a servicios público se refiere. Pero, a cambio, uno de los pilares fundamentales de la sociedad americana es el “sentimiento de comunidad” y el voluntariado. Fue muy interesante aprender cómo se han ido auto organizando muchas asociaciones para suplir la falta de servicios que aquí se prestan desde los servicios sociales o públicos. De la misma manera que es curioso que no se planteen que, tal vez destinando cuantías similares a impuestos en vez de lo que ahora dedican a donaciones o caridad, se podrían prestar esos servicios de forma pública en vez de desde ONGs.

A pesar de las peligrosas y racistas declaraciones de Donald Trump sobre el dichoso muro con México, nos llevan adelanto en algunas políticas de integración racial (lo cual no dice nada bueno de nosotros), y eso que siguen teniendo muchísimo camino por recorrer, como expliqué en el post anterior.

A cambio, hay muchas otras cosas que jamás importaría, como el sistema sanitario o el electoral. A este respecto, diré que sigo prefiriendo un modelo plural, sobre todo en cuanto al número de partidos se refiere, antes que la “estabilidad” que defienden algunos ya que solo juegan dos partidos políticos, republicanos y demócratas.

¡Qué diferentes son entre sí los estados que componen EEUU! Y no me refiero a que el mismo día puedas salir de California con 30 grados y aterrizar en Iowa a -15, que también, sino a que existen grandes diferencias culturales dentro del mismo país, con las dificultades que ello conlleva para alcanzar grandes consensos. Y con esas grandes diferencias culturales y de pensamiento, se entiende la existencia de un modelo federal, pues permite hacer políticas más cercanas al ciudadano del Estado y votante directo. Además, no es obstáculo para permanecer unidos en la diversidad.

Pero también, qué diferentes somos los países europeos entre nosotros, y qué falta nos hace recuperar los valores que sirvieron para crear la Unión Europea para evitar que acabemos siendo solo un territorio donde haya moneda común y libertad de mercancías. Solo hace falta ver los fallos que ha tenido la UE al afrontar la crisis de los refugiados y el cumplimiento de los derechos humanos.

Si habéis llegado hasta el final del post solo me queda daros las gracias por haber recorrido este trocito de mundo conmigo, y espero que os haya resultado tan interesante como a mí.

¡Ahora solo me queda aplicar lo aprendido!

 

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.