Entradas etiquetadas como ‘Unión Europea’

¿Cuál es el número máximo de monedas con el que podemos hacer un pago?

Hace un par de años se hizo viral una noticia en la que se daba a conocer el curioso enfado de un contribuyente estadounidense, llamado Nick Stafford, quien se presentó en la correspondiente oficina de recaudación de impuestos para vehículos a motor y pagó los 2.987 dólares de los los tributos que le correspondía satisfacer de un modo singular: todo en monedas de un centavo de dólar. Se presentó a aquel lugar con cinco carretillas, las cuales contenían un total de 298.700 monedas. El pago fue admitido por los funcionarios debido a que el contribuyente se acogía a una vieja ley de 1965 que señalaba que todas las monedas de curso legal son una forma de pago admisible para cualquier tipo de deuda, impuesto y pago público. Esto provocó que los trabajadores municipales tuviesen que pasar doce horas contándolas una por una.  (Lee la noticia completa: https://www.20minutos.es/gonzoo/noticia/hombre-entrega-monedas-centavo-venganza-pagar-dolares-impuestos-3589137/0/)

¿Cuál es el número máximo de monedas con el que podemos hacer un pago?

Pero ¿esto hubiese sido posible hacerlo en España?

La respuesta es NO, pero con matices, debido a que, desde hace dos décadas, desde el Banco Central Europeo (BCE) se legisló para que, una vez entrado en curso el ‘euro’ quedase limitado cualquier pago que se efectuara (ya fuese a un estamento público, una entidad bancaria, comercio e incluso entre particulares) a un máximo de 50 monedas (dando lo mismo el valor que tuvieran éstas), siendo el receptor de las mismas quien decidía si aceptaba el abono de un pago con un número mayor a esa cincuentena de monedas.

Dicha limitación fue recogida en el “Reglamento (CE) Nº 974/98 del Consejo, de 3 de mayo de 1998, sobre la introducción del euro (DOUE de 11)” y concretamente en el artículo 11 y publicada por el Banco de España (http://app.bde.es/clf_www/leyes.jsp?id=41878#41894_13):

“A partir de sus fechas respectivas de introducción del efectivo en euros, los Estados miembros participantes acuñarán monedas denominadas en euros o en cents que se ajusten a las denominaciones y especificaciones técnicas que el Consejo podrá establecer de conformidad con el artículo 106, apartado 2, segunda frase, del Tratado. Sin perjuicio del artículo 15 y de lo dispuesto en los acuerdos monetarios que, en su caso, se celebren en virtud del artículo 111, apartado 3, del Tratado, éstas serán las únicas monedas de curso legal en los Estados miembros participantes. Excepto la autoridad emisora y las personas designadas específicamente por la legislación nacional del Estado miembro emisor, ninguna parte estará obligada a aceptar más de 50 monedas en un único pago.”

Pero ese límite de 50 monedas máximo para un solo pago no es algo aislado en España, ya que dicha ley repercutía en todos los países miembros de la Unión Europea. El mencionado reglamento de 1998 fue modificado en varios de sus puntos siete años después (mediante el Reglamento (CE) Nº 2169/2005 del Consejo, de 21 de diciembre de 2005), pero el artículo 11 se dejó tal y como estaba.

Así pues, si te presentas con calderilla para realizar un pago, puede que te encuentres que la persona/entidad receptora, acogiéndose a esa ley, se niegue a aceptarlo si llevas más de una cincuentena de monedas. Como dato curioso queda apuntar que, en base a esta norma, la cantidad mayor que se puede pagar con moneda fraccionaria es de 100 euros (con 50 piezas de 2€) y la menor sería de 50 céntimos de euro (si se realiza con una cincuentena de monedas de 1 cent.). Pero cabe destacar que se ha dado algún caso en España el que alguien se ha presentado para realizar un pago cargado de monedas y estas fuesen admitidas (como el que ocurrió en el Banco Santander de la población gerundense de Palamós en la que, el 3 de septiembre de 2010, el empresario Ricardo Batista se presentó con 40.000 monedas de 1,2 y 5 céntimos para saldar una deuda de 1.995€).

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuentes de consulta: Banco de España / Boletín Oficial del Estado (pdf) / BBVA / EUR-Lex
Fuente de la imagen: pexels

El curioso e histórico origen de la etiqueta ‘Made in’

De sobras conocido es que la etiqueta ‘Made in’ que aparece en cualquier producto hace referencia al lugar de donde procede (sobre todo al país).

El curioso e histórico origen de la etiqueta ‘Made in’

Hoy en día el hecho de que aparezca en la práctica totalidad de aquellos artículos que compramos, tal y como está regulado por los diferentes organismos internacionales de consumo (entre ellas la Unión Europea) puede hacer que un producto, dependiendo de su país/región de origen y fabricación, pueda tener mayor o menor éxito de venta.

Pero aunque la regulación oficial, en cuanto a la utilización de dichas etiquetas, es relativamente moderna, debemos irnos 130 años atrás para encontrar el origen de las mismas y el motivo que ocasionó que empezase a atribuirse la procedencia a las mercancías con las que se comercializaba.

Fue concretamente en 1887 y se originó en Inglaterra, debido a que desde este país se quiso ‘castigar’ el proteccionismo arancelario que se estaba llevando a cabo en países como Alemania o Italia, donde la restricción a la entrada de productos extranjeros perjudicaba seriamente sus intereses comerciales y económicos.

Los ingleses no entendían (e incluso consideraban que era intolerante) que alemanes e italianos restringieran la entrada de productos a sus países pero sin embargo ellos se encargaran de exportar a mansalva. Por tal motivo los británicos lanzaron una campaña en la que marcaban todos aquellos productos que provenían de Italia y Alemania, a la vez que se intentaba desprestigiarlos, con el fin de que el consumo de éstos en el mercado inglés cayera y así provocar que ambos países levantaran las políticas arancelarias.

En el Reino Unido estaban convencidos que el hecho de marcar todos los productos alemanes e italianos con una referencia al lugar de fabricación ayudaría al consumidor a distinguirlos y no comprarlos.

Según los expertos, esa mención al origen patrio de los productos funcionó pero de forma inversa a lo pretendido por los gobernantes británicos ya que era máxima la fascinación de los consumidores ingleses por los productos químicos (medicinas) y mecánicos alemanes o el embutido y vino italiano, por lo que el saber de antemano (gracias a una etiqueta) dónde había sido producido cada artículo hizo que lo tuvieran más fácil para adquirirlo.

 

 

Te puede interesar leer los posts:

 

 

Fuente de la imagen: twicepix (Flickr)

¿Por qué el 26 de julio se celebra el Día de los Abuelos?

¿Por qué el 26 de julio se celebra el Día de los Abuelos?

En nuestro calendario hay un día de celebración y conmemoración para casi cada cosa: a personas, lugares, hechos históricos, colectivos, animales, enfermedades… Algunas de esas fiestas son a nivel mundial y respaldada por organismos internacionales como la UNESCO, ONU, Unión Europea o estamentos locales o regionales.

Entre todo el maremágnum de días mundiales, nacionales o internacionales podemos encontrar que de todas la fechas en las que se dedica o conmemora un día especial quizás dos de los más famosos son el Día de la madre y el Día del Padre.

Pero hay unas figuras de vital importancia en nuestra vida y a las que no se les ha rendido el merecido homenaje y respeto que se merecen: los abuelos.

El 26 de julio está dedicado a la figura de los abuelos, pero es una de esas fechas que casi pasan desapercibidas, posiblemente al caer en época estival.

Muchos os preguntaréis que si ese es uno de los motivos ¿por qué no lo cambian de fecha? Pues porque el 26 de julio es, en el calendario católico, el día que se celebra la onomástica de San Joaquín y Santa Ana, los padres de la Virgen María y, por tanto, abuelos de Jesucristode ahí que se haya escogido este como el ‘Día de los Abuelos’.

Pero cabe destacar que la fecha de celebración del ‘Día de los Abuelos’ no es la misma en todo el planeta. Por ejemplo, y como curiosidad, en Polonia se celebra el 21 de enero el Día de la abuela y al día siguiente el del abuelo. En el Reino Unido es el primer domingo de octubre; en Canadá el segundo domingo de septiembre; en Chile el 15 de octubre; en Colombia el cuarto domingo de agosto; en Estados Unidos es el primer domingo después del Labor Day (día festivo que cae en el primer lunes de septiembre); en Francia el primer domingo de marzo o en México que es cada 28 de agosto, por poner unos cuantos ejemplos.

Hoy en día, gracias a internet y las redes sociales, fechas como estas las podemos tener más presentes gracias a que aparecen en mensajes, tuits (#DíadelosAbuelos) o Google le dedica sus famosos ‘Doodle’ .

 #DiaDeLosAbuelos

¿Por qué el 26 de julio se celebra el ‘Día de los Abuelos’?

Para acabar os incluyo un vídeo del programa ‘Para todos la 2‘ en el que el profesor de Filología Románica de la Universidad de Barcelona José Enrique Gargallo explica la curiosa etimología y origen de los términos abuela y abuelo.

 

Fuente de las imágenes: Jeremy Engleman (Flickr) / Google Doodle

Día de los abuelos 2018

¿Por qué podemos llamar al número de emergencias (112) aunque no tengamos cobertura en el móvil?

¿Por qué podemos llamar al número de emergencias (112) aunque no tengamos cobertura en el móvil?Días atrás, mis compañeros, en las labores blogueras de 20minutos.es, Juan Revenga (El nutricionista de la general) y Edu Casado (Qué fue de…) me lanzaron una pregunta a través de twitter en la que querían saber si es verdad que se puede llamar al número de emergencias (112) sin tener cobertura en el móvil y , de ser posible, cómo lo hace.

Ante todo cabe destacar que sí se puede llamar al 112 si nos hemos quedado sin cobertura de nuestra compañía, pero, con una matización muy importante, siempre y cuando haya cobertura GSM de otro operador en aquel lugar. De no ser así es imposible efectuar dicha llamada.

Seguramente en más de una ocasión os habéis encontrado en algún lugar donde la cobertura de vuestra compañía ha desaparecido y ha salido en la pantalla del móvil un mensaje que indicaba “solo llamadas de emergencia”. Incluso pasa con el terminal recién encendido y antes de haber introducido el número pin, sin saldo o sin que la tarjeta SIM esté colocada.

Así se estableció en el Real decreto 903/1997 del 16 de junio (ver pdf del BOE) en el que se establecía la necesidad de que los operadores de telefonía púbica (fija y redes móviles) realizasen las adaptaciones técnicas necesarias para permitir que cualquier usuario pudiese llamar a los servicios de atención de urgencias en todo el territorio nacional a través de un número único (el 112), implantado en toda la Unión Europea.

Esta disposición fue la que facilitó que todos los terminales móviles estén adaptados para poder realizar una llamada de auxilio al servicio de emergencias. Con los años este servicio se ha convertido en universal y aunque no todos los países tiene el mismo número de emergencias (en EEUU es el 911) marcando el que tienes configurado en tu móvil lo desvía hacia el correspondiente.

Respondiendo a la cuestión de cómo es posible que pueda realizarse esta llamada al 112 si no tenemos cobertura (de nuestra compañía pero sí GMS) hay que tener en cuenta que los móviles están preparados para conectarse a la antena que le proporcione mayor señal. Suponiendo que, en un lugar determinado, nuestro operador no tiene antenas cercanas que proporcionen cobertura, nuestro teléfono (en caso de llamar al número de emergencia) buscará la señal de aquella compañía que sí ofrezca servicio en la zona, conectando con dicho operador y realizando la llamada a través del mismo.

Destacar que las llamadas que efectuamos al servicio de emergencia 112 son gratuitas (establecido por ley) pero no así el tipo de servicio de auxilio que se nos pueda prestar (cada cuerpo y Comunidad Autónoma tiene establecidos unos baremos).

A través de la página web del 112 podréis encontrar una serie de consejos muy útiles, en caso de tener una emergencia, así como de las precauciones que debéis tomar: http://www.112.es/consejos.html

 

 

 

Fuentes de la info: 112 / BOE / OCU / zonainternet
Fuente de la imagen: stgeorgeutah