Entradas etiquetadas como ‘subasta’

La curiosa y extensa biblioteca erótica de Luis García Berlanga

Considerado como uno de los directores de cine españoles más importantes del siglo XX, Luis García Berlanga destacó por una fina ironía que supo plasmar conveniente y magistralmente en todas sus películas.

Fallecido en 2010, a los 89 años de edad, sus herederos hicieron un sorprendente hallazgo en la biblioteca privada del cineasta, encontrando alrededor de tres mil libros dedicados al erotismo y la pornografía; algunos de ellos antiquísimos y de un valor histórico.

La curiosa y extensa biblioteca erótica de Luis García Berlanga

La colección de Berlanga estaba compuesta por revistas, libros, cuadernos, manuscritos inéditos, estampas y algunas primeras ediciones que eran auténticas joyas para cualquier amante de la literatura erótica.

A lo largo de su vida, Luis García Berlanga se había dedicado a viajar por todo el mundo y allá donde encontraba una de esas rarezas dignas de coleccionar era adquirida y se la llevaba de vuelta a España para incorporarla a su biblioteca privada, de la que no tenían constancia ni tan siquiera sus propios hijos.

El 18 de enero de 2018 fue subastada esta colección a través de la sala de subastas El Remate, con un precio de salida de 27.000 euros, aunque no hubo ninguna puja por tan curioso lote.

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: pxhere

¿Cuál es el origen del término ‘subasta’?

¿Cuál es el origen del término ‘subasta’?

Como es bien sabido, una subasta es una venta que se realiza partiendo de un precio base y siendo adquirido por aquella persona que hace la mejor puja.

El origen del término lo encontramos en tiempos del Imperio Romano y proviene de la unión de los vocablos en latín sub (bajo) y hasta (lanza) y cuyo significado era literalmente ‘bajo la lanza’.

Era costumbre repartirse o vender al mejor postor aquellas pertenencias que habían sido confiscadas a algún ciudadano que no había pagado sus tributos o mantenía alguna deuda con el Estado y también el botín conseguido tras una batalla (conjunto de armas, enseres o provisiones que pertenecían a un ejército vencido).

La forma de hacerlo era clavando la lanza en el suelo y colocando las pertenencias alrededor de la misma, por lo que se repartía/vendía todo lo que estaba ‘debajo de la lanza’ (sub hasta). También se utilizó en ocasiones para realizar la subasta/venta de esclavos, aunque, evidentemente, éstos eran colocados alrededor de la lanza.

Cabe destacar que el término ‘lanza’ que utilizamos en castellano no proviene del mencionado ‘hasta’ (que derivó en ‘asta’: palo a cuyo extremo o en medio del cual se pone una bandera) sino de otro vocablo en latín para referirse a esa misma arma: ‘lancea’, cuya procedencia es celtíbera.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons