Entradas etiquetadas como ‘Ridley Scott’

¿Sabías que originalmente el término ‘alienígena’ no se utilizaba para referirse a un extraterrestre?

Estamos acostumbrados a escuchar o leer el término ‘alienígena’ relacionado únicamente con los extraterrestres y todo aquel ser proveniente del espacio y otros planetas.

¿Sabías que originalmente el término ‘alienígena’ no se utilizaba para referirse a un extraterrestre?

Dicho vocablo tomó mucha popularidad hace cuatro décadas a raíz del estreno de la película ‘Alien: el octavo pasajero’ dirigida en 1979 por Ridley Scott y protagonizada por Sigourney Weaver.

Hasta entonces a aquellos seres provenientes de otros planetas o mundos se les conocía comúnmente como ‘extraterrestres’ o ‘marcianos’ y, de forma ocasional y menos usada, ‘alienígena’ o ‘alien’ (su forma en inglés).

Pero originalmente el término ‘alienígena’ no era utilizado para referirse a los extraterrestres sino a los extranjeros.

Etimológicamente proviene del latín ‘alienigĕna’, cuyo significado literal era ‘de otra tierra’ o ‘de otro origen’, y se utilizaba para hacer referencia a aquellas personas que no habían nacido en el Imperio Romano (que procedían de otros lugares) e incluso a las mercancías no autóctonas que llegaban a Roma.

También se utilizaba el término en latín ‘alienigĕnus’ (alienígeno en español) cuyo significado es ‘extraño, no natural’.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: interdimensionalguardians (Flickr)

Russell Crowe y los tigres [Anécdota]

Durante el rodaje de Gladiador, Russell Crowe tenía que aparecer en varias escenas luchando con unos tigres poco disciplinados y que se negaban a seguir las instrucciones. Estas secuencias se alargaron doce días que fueron agotadores para el actor.

El 13º día hubo un descanso y Russell Crowe recibió una nota del director del film, Ridley Scott, que le pedía que no aprovechase el parón del rodaje para jugar al fútbol (deporte que apasiona al actor) porque no podían permitirse el lujo de que se lesionase.

Crowe, furioso y ofendido, envió otra nota como respuesta:

«¿Puedo luchar con cuatro tigres, pero no puedo jugar un partido de fútbol? Superadlo. Con amor, Russell»
(“I can wrestle with four tigers, but I can’t play a game of soccer? Get over it. Love, Russell.”)

 

(Fuente: Revista Magazine junio 2000)