Entradas etiquetadas como ‘Planeta’

Plutón, el planeta que dejó de serlo

Plutón, el planeta que dejó de serlo

El 24 de agosto de 2006 se celebró en Praga la Asamblea General de la Unión Astronómica Internacional. Allí, los más importantes e influyentes astrónomos se dedicaron a discutir y poner orden sobre el maremágnum de planetas, satélites y demás cuerpos celestes que se encuentran en la inmensidad del espacio.

Se acordaron nuevos criterios para otorgar el reconocimiento de planeta (entre ellos la dominancia orbital) y se recatalogó algunos de los existentes, entre ellos Plutón que pasó desde ese momento a ser un planeta enano (cuerpo menor del Sistema Solar) y por lo tanto ya no iría incluido en la lista de planetas (Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno).

Plutón fue descubierto por Clyde Tombaugh, un joven granjero de 24 años, que había conseguido entrar a trabajar en 1929 en el Observatorio Lowell de Arizona, a pesar de no tener estudios superiores (debido a la precaria situación económica de su familia tan solo había podido estudiar hasta graduarse en el instituto), gracias a ser un gran aficionado a la astronomía y construirse un rudimentario telescopio con el que observaba el firmamento.

Su contratación demostró ser todo un acierto. Apenas un año después, el 13 de marzo de 1930, los responsables del Observatorio Lowell presentaban al mundo el descubrimiento que su joven astrónomo había realizado un mes antes (18 de febrero): el que sería llamado a partir del 30 de mayo de aquel mismo año como planeta Plutón (ahora planeta enano).

El nombre de ese cuerpo celeste le fue asignado de una manera muy curiosa: fue obra de una niña de once años de edad llamada Venetia Burney. La mañana siguiente al anuncio del descubrimiento se encontraba desayunando junto a su abuelo, Falconer Madan, mientras éste repasaba la prensa del día. Comentó a la pequeña el nuevo hallazgo astronómico y la niña, que acababa de leer recientemente un libro sobre mitología titulado La era de las fábulas, sugirió que un buen nombre para ese planeta sería el de Plutón, dios romano del inframundo.  Madan  trabajaba como bibliotecario en la Universidad de Oxford y se decidió escribir a su buen amigo Herbert Hall Turner, reputado Astrónomo Real, que se ocupó de contactar con el Observatorio Lowell y hacerles llegar la sugerencia de la pequeña Venetia.

 

También te puede interesar leer:

 

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué llamamos a nuestro planeta ‘Tierra’ si ¾ partes de su superficie es agua?

¿Por qué llamamos a nuestro planeta 'Tierra' si ¾ partes de su superficie es agua?En relación al post “¿Por qué al planeta Tierra también se le llama ‘mundo’?” que publiqué semanas atrás, Aarón Bautista (a través de Facebook) y Félix J Gómez (a través apartado de contacto) me consultan sobre el porqué se le llama a nuestro planeta ‘Tierra’ si ¾ partes de su superficie es agua

El término ‘Tierra’ procede del latín ‘Terra’ y éste de ‘Gea’ la Diosa, en la mitología griega, considerada la ‘madre universal’. De ahí que utilicemos esta palabra para referirnos a nuestro planeta y se lo apliquemos a otras cosas, entre ellas a la materia inorgánica de la que se compone el suelo.

Y es esta materia inorgánica la que nos viene a la mente cuando pensamos en la tierra como algo más que un planeta, teniendo el concepto de ésta como algo seco y desmenuzable.

En cuanto a la pregunta de los lectores en la que apuntan que el planeta está compuesto por ¾ partes de agua y por lo tanto sería más obvio buscar un nombre afín a algo húmedo y no a un término que nos recuerda a algo seco, cabe destacar que toda esa agua cubre aproximadamente el 75% de la “superficie” del globo terráqueo y si os fijáis bien he entrecomillado la palabra superficie, ya que hay que destacar que el mundo no es hueco, por lo que debajo del agua y dentro de él hay más parte de elementos sólidos y secos que líquido, por lo que no es ninguna incongruencia darle al planeta el nombre de Tierra en lugar de llamarlo, por ejemplo, Agua.

Por hacer una analogía con un ejemplo práctico, suponeos que separamos todo el agua que hay en el planeta y lo metemos en un recipiente y hacemos lo mismo con el resto (toda la parte sólida) colocándolo en otro recipiente. Si lo pusiésemos a una escala menor para poder compararlo, la tierra (sólido) estaría en un cubo mientras que el agua cabría en un vaso de chupito.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Por qué llamamos ‘planeta’ a la Tierra si es redonda y no plana?

¿Por qué llamamos ‘planeta’ a la Tierra si es redonda y no plana?

El término planeta no viene de plano, tal y como muchas personas creen, sino del griego planēs cuyo significado es errante y se utiliza porque ya los primeros astrónomos observaron cómo los cuerpos celestes se movían por el espacio y estos eran errantes.

Aquellas primitivas observaciones determinaron que, tanto las estrellas como los planetas, vagaban (eran errantes) por el Cosmos, sin marcar ningún círculo concreto alrededor de la Tierra.

El término fue discutido por la conveniencia de utilizarlo para referirse a los cuerpos celestes que orbitan alrededor de una estrella hasta que, en 2006, quedó aprobado por la Unión Astronómica Internacional. En el Diccionario de la RAE podemos encontrar la siguiente definición para el término planeta: «Cuerpo sólido celeste que gira alrededor de una estrella y que se hace visible por la luz que refleja. En particular los que giran alrededor del Sol».

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Qué ocurriría si la Tierra dejara de rotar durante unos segundos?

¿Te has planteado alguna vez esta pregunta? Pues a los amigos de la revista Quo sí y esta es la respuesta que nos dan:

Supongamos que de repente conseguimos frenar la rotación terrestre. La atmósfera seguiría rotando, claro, como pasa cuando damos vueltas a un vaso con agua y dejamos de hacerlo: el fluido sigue girando. Pero lo haría a 1.650 kilómetros por hora en el ecuador. Un viento más allá de lo huracanado: capaz de barrer la faz de la Tierra. Y el agua de los mares haría lo propio y barrería, a su vez, todos los continentes. Pero para frenar el planeta tendríamos que aplicar una enorme energía: más de un sixtillón (1030) de julios. Para hacerte una idea: la energía que podríamos obtener quemando todo el petróleo del planeta no llega a un trillón de julios. Haría falta un trillón de veces el petróleo del mundo… Eso signficaría que, para colmo, aumentaríamos en miles de grados la temperatura terrestre: o sea, nos freiríamos.

(Fuente: Quo) Más información sobre la rotación AQUÍ