Entradas etiquetadas como ‘periodo navideño’

¿Cuáles son los colores más usados o identificativos de la Navidad?

¿Cuáles son los colores más usados o identificativos de la Navidad?

Seis son los colores que más se utilizan durante el periodo navideño, ya sea para ser usado en los ornamentos decorativos, como en la vestimenta:

El verde lo encontramos en la práctica totalidad de los árboles navideños, así como el acebo típico de la época, el musgo con el que se decora el pesebre o el muérdago que se cuelga. Este color representa la esperanza, así como la naturaleza y la vida.

El rojo aparece en la mayoría de las cintas y lazos que se cuelgan, así como formar parte del color del traje que viste Papa Noel. Representa el color de la sangre de Cristo, la generosidad y el amor divino.

El blanco es colocado en la decoración navideña emulando la nieve. Su significado está relacionado con la pureza, la luz, alegría y fe.

El dorado está cada vez más presente en la decoración navideña. La mayoría de estrellas que se colocan en el árbol son de color oro. También tiene una clara alusión a uno de los regalos que recibió en niño Jesús por parte de los Reyes Magos. Este color tiene relación con la prosperidad y la riqueza.

El azul celeste está relacionado con la Virgen María y a partir de la Edad Media fue incluido en la iconografía mariana. Este color representa el cielo.

El púrpura es utilizado sobre todo en la época de Adviento y en relación con las celebraciones litúrgicas, siendo de ese color las velas que se encienden durante ese periodo, así como la tela que cubre el altar de algunas iglesias durante las misas de esos días. Representa la unión entre el cielo y la tierra.

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

 

Fuente de la imagen: pexels

¿De dónde proviene la tradición del ‘Amigo invisible’?

En las últimas décadas el realizar un regalo a alguien ocultando la identidad de la persona que hace tal presente se ha convertido en una de las tradiciones más extendidas cuando llega el periodo navideño.

¿De dónde proviene la tradición del ‘Amigo invisible’?

Un grupo de amigos, familiares o compañeros apuntan el nombre de cada uno de ellos en papelitos, estos se depositan en una bolsa o bol y cada uno de los participantes va cogiendo uno sin mirar. El nombre que aparezca es el de la persona a la que le deberá hacer un regalo en la fecha acordada (día de la comida o cena de empresa o facultad, en Nochebuena, Navidad e incluso en Nochevieja o Año Nuevo). También se ha puesto muy de moda hacerlo en escuelas, centros sociales e incluso entre los residentes de un asilo, siendo los familiares o personal contratado quienes se encargan de comprar cada uno de los regalos que se repartirán anónimamente.

Eso si, para llevarse a cabo correctamente el «Amigo invisible» hay que cumplir ciertas normas, como no sobrepasar la cantidad estipulada como tope máximo (o mínimo) que debe costar cada regalo, no intercambiar entre participantes información sobre quién es la persona que ha tocado a cada uno ni cambiarse los papelitos (a no ser que a alguien le salga su propio nombre) y, sobre todo, guardar el anonimato y no decir a la persona a la que se le ha hecho el regalo quién ha sido su amigo o amiga invisible.

Muchas y variadas son las hipótesis sobre el origen del amigo invisible, que en cada lugar tiene una denominación diferente. En los países anglosajones y Francia se le conoce como «Secret Santa», «Manita-Manito» en Filipinas, «Engerl-Bengerl» en Australia, «Kris Kringel» en Irlanda, «Julklapp» en Alemania, «Noël canadien» en Quebec (Canadá), «Amigo secreto» en Portugal y Brasil, «Lootjes trekken» en los Países Bajos o «Pollyanna» en algunas zonas de Rusia, por poner unos cuantos ejemplos.

Hay quien indica que se originó a finales del siglo XIX, pero que nada tenía que ver con la Navidad, sino que era un presente que se realizaba a alguien y se decidía hacer de forma secreta. Muchos son quienes señalan que, sobre todo, las personas que recibían esos regalos anónimos estaban  emparejadas o comprommetidas y que el presente era realizado por algún admirador o persona que estaba secretamente enamorada.

Existen algunas fuentes que indican que probablemente se originase en Venezuela, en el que mujeres casadas recibiesen regalos anónimos por parte de admiradores secretos. Otros historiadores apuntan a que se originó en Estados Unidos, cuando una serie de personas de mayor poder adquisitivo decidieron donar dinero de manera altruista y anónima a personas necesitadas, a las que les hacían llegar secretamente sobres conteniendo algunos dólares que servirían para pasar una buena Navidad.

La tradición del Amigo invisible ha ido evolucionando con el paso del tiempo y actualmente se hace todo tipo de regalos, desde los culturales como libros (el libro “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD” puede convertirse en un regalo ideal para tu próximo amigo invisible), pequeñas joyas, cosas inútiles o bizarras e incluso con connotaciones sexuales. Hay grupos que deciden que se realice cada uno a su libre criterio o, por el contrario, quienes prefieren que cada año todos los regalos sean de alguna temática concreta.

 

 

No te pierdas mi nuevo libro de curiosidades navideñas “Ya está el listo que todo lo sabe de la NAVIDAD”.
136 páginas que dan respuesta a un gran número de cuestiones relacionadas con esta celebración y que incluye un útil “Breve diccionario Navideño”.
Tan solo por 8,90€ y de venta exclusiva en Amazon, se puede convertir en uno de tus regalos sorpresa para estas navidades (ideal para el “Amigo invisible”). Compra a través del siguiente enlace: https://www.amazon.es/dp/8409162520/

 

 

 

Fuente de la imagen: needpix