Entradas etiquetadas como ‘ninfomana’

¿De dónde proviene el término ‘ninfómana’?

¿De dónde proviene el término ‘ninfómana’?

Se conoce como ‘ninfómana’ a la mujer que tiene una insaciable apetencia sexual, siendo  habitualmente utilizado este término de un modo despectivo y con intención de insultar.

Científicamente la ninfomanía está descrita como una patología médica y que sirve para describir a quienes padecen de un deseo irrefrenable y compulsivo por tener cópula.

El origen del término lo encontramos en la Mitología Griega en la que se conocía como ‘ninfas’ a unas jóvenes y hermosas deidades que habitaban en la naturaleza y que, según explican las fábulas, atraían con sus cantos y belleza a los campesinos que por allí transitaban con la intención de seducirlos. Con este acto, según la mitología, surgía la fertilidad de la naturaleza.

Del término griego ninfa (νύμφα) también derivó el vocablo con el que se conoce en anatomía a los labios menores de la vulva femenina.

 

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Julia la Mayor “La viuda alegre de Roma”

Julia la Mayor (39 aC- 14 dC) era hija del emperador romano Augusto .
A los 14 años fue obligada a casarse con su primo Marcelo de la que enviudo poco después a causa del envenenamiento de éste por parte de Livia, segunda esposa de Augusto y madrastra de Julia.
A los 18 años la volvieron a casar, esta vez con Agripa , 24 años mayor que ella y con el que tuvo 5 hijos (3 varones y 2 hembras). El matrimonio duró 9 años.
La tercera boda sería con Tiberio, hijo de Livia y hermanastro de Julia, de quien estaba enamorada desde niña. Como éste no le hacía caso, Julia pidió consejo a su madrastra Livia, la cual le proporcionó un pócima con la cual conseguiría el amor de Tiberio y casarse con él. Y así fue.
Pero dicha pócima era un potente afrodisíaco, cosa que hizo despertar en Julia un ardiente apetito sexual que la llevó a convertirse en una desenfrenada ninfomana, participando en multitud de orgías y teniendo múltiples amantes.
Algunos escritos hablan de que mantuvo a lo largo de su disipada vida cerca de 80.000 relaciones sexuales, de ahí que fuera conocida con el epíteto de “la viuda alegre de Roma”.