Entradas etiquetadas como ‘mala suerte’

¿De dónde surge decir que a alguien ‘le ha tocado la negra’ como sinónimo de mala suerte?

¿De dónde surge decir que a alguien ‘le ha tocado la negra’ como sinónimo de mala suerte?

A través de la página en Facebook de este blog, Manel Alonso me pregunta de dónde surge decir que a alguien le ha tocado la negra como sinónimo de mala suerte.

Desde la antigüedad el blanco y el negro son colores que han estado destinados para designar la buena y mala suerte, la vida y la muerte. Dependiendo de la cultura y civilización le daban (y siguen dándole) un sentido u otro. En el post que publiqué tiempo atrás sobre la expresión ‘pender de un hilo’ ya os explicaba cómo en la mitología romana, griega y nórdica (por citar tres ejemplos) existían unos personajes llamadas las Parcas (en Roma; Moiras para los griegos y Nornas para los escandinavos) que hilaban el ‘hilo de la vida’ (valga la redundancia). Dependiendo de lo feliz o desdichada que sería la vida de cada individuo lo hilaban de color blanco o negro, colores asociados a la dicha y la desdicha respectivamente.

Respecto a la expresión ‘tocar la negra’, que suele decirse como sinónimo de mala suerte, encontramos que su origen proviene de cuando se preguntaba a los Dioses, al oráculo o simplemente se quería echar algo en suerte a través de coger unas piedras (blancas y negras) que se encontraban dentro de un recipiente. Depende de la pregunta que se formulaba y el color que salía la respuesta era positiva o negativa.

En el caso de las antiguas Roma y Grecia el blanco quería decir fortuna y buena suerte y el negro infortunio y desgracia.

En estas civilizaciones existía la costumbre de elegir a algunos de sus representantes públicos (magistrados, senadores…) a través de meter piedras blancas y negras en una vasija (también se utilizaban habas de esos colores) y cada candidato a ocupar el cargo metía la mano para sacar una. Aquellos que cogían la blanca eran los elegidos y por tanto les sonreía la fortuna, sin embargo ‘al que le tocaba la negra’ tenía el infortunio de no ser elegido y quedar fuera.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Yamanaka Tamaki (Flickr)

¿De dónde surge la expresión ‘ser mano de santo’?

¿De dónde surge la expresión ‘ser mano de santo’?Solemos decir ‘esto es mano de santo’ cuando queremos referirnos a que algo tiene un efecto casi milagroso a la hora de curar una dolencia o arreglar un problema y su origen lo encontramos en la antiquísima superstición en la que se tenía el convencimiento de que una reliquia perteneciente a una parte del cuerpo de una persona que había sido santificada y/o era venerada tenía poderes curativos y aportaba buena suerte/protección solo por el hecho de tocarla o tenerla cerca.

Numerosos son los casos de cuerpos de santos y santas que han sido desmembrados y repartidas las diferentes piezas por diferentes iglesias, conventos o particulares que pagaban autenticas fortunas por el hecho de poseer uno de esos miembros.

Como imaginareis, las manos eran las más veneradas y de las que se creía que aportaban una mayor protección, curación y suerte. De ahí que, con el paso del tiempo, se comenzase a utilizar expresiones como ‘es mano de santo’ para referirse al poder curativo y milagroso de algún remedio, medicamento, etc…

Cabe destacar que durante todos los años que se mantuvo al frente de la jefatura del Estado, Francisco Franco tuvo la mano incorrupta de Santa Teresa en la capilla del Palacio del Pardo, con el fin de que le protegiera y guiase (se llegó a comentar que incluso la llevaba consigo en sus desplazamientos y viajes). Tras el fallecimiento del dictador, en 1975 la reliquia fue devuelta al convento de las Carmelitas Descalzas de Ronda.

La imagen que acompaña este post ilustra el momento en el que las religiosas del convento de las Carmelitas Descalzas de Ronda recibieron la mano de Santa Teresa, tras cuatro décadas en poder de Franco.

 

Fuente de la imagen: apostoladodelasreliquias

¿De dónde surge la superstición sobre las herraduras y la buena suerte?

¿De dónde surge la superstición sobre las herraduras y la buena suerte?

Como bien sabréis, las supersticiones son la extraña creencia que tienen algunas personas a pensar que poseer algún objeto, hacer algo concreto o evitar según qué situaciones influirá en su destino, otorgándole buena o mala suerte; todo ello por una rara e inexplicable conjunción mágica fuera de cualquier tipo de razonamiento científico, explicación lógica y coherente o demostración empírica.

Una de las supersticiones más extendidas es la que indica que tener una herradura colgada sobre la puerta de entrada de una casa la protege de la mala suerte, dotando al hogar con la fortuna y alejándolo de cualquier tipo de adversidad.

¿De dónde surge la superstición sobre las herraduras y la buena suerte?El origen a esta creencia, tan arraigada popularmente, se la debemos a una antigua leyenda que surgió en el siglo X alrededor de San Dustan, quien, antes de ser nombrado Arzobispo de Canterbury y ser canonizado tras su fallecimiento, trabajó como herrero en Baltonsborough (suroeste de Inglaterra).

Dicha leyenda explicaba como se le apareció a Dustan una extraña criatura (mitad hombre mitad animal) que le solicitó que le pusiera un par de herraduras, descubriendo el herrero de que se trataba del mismísimo demonio y con gran habilidad se deshizo de él gracias a un ingenioso engaño, clavándole las herraduras de una manera muy dolorosa hasta conseguir que el diablo le suplicase clemencia.

Fue a partir de la divulgación y el boca a boca de esta historia donde surgió todo el aura y simbología que se le ha querido dar a las herraduras como talismán de la buena suerte (muy posiblemente de todos los amuletos el más famoso).

Cabe destacar que en algunos lugares se indica que en tiempos de la Antigua Grecia, estos ya le atribuían dones de buena suerte y fortuna a las herraduras, pero no hay ninguna historia/relato lo suficientemente difundida que pueda demostrar que el origen de esta superstición se debe a los griegos y no a la leyenda de San Dustan.

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de las imágenes: Leo Reynolds (Flickr)  / Wikimedia commons

¿De dónde surge llamar ‘cenizo’ al que tiene o trae mala suerte?

¿De dónde surge llamar ‘cenizo’ al que tiene o trae mala suerte?Varias son los términos que se pueden utilizar para referirnos a una persona que tiene o trae mala suerte a los demás: aguafiestas, gafe, cenizo

Aguafiestas tiene un origen y significado que su propia palabra lo describe y para la palabra gafe, tal y como os explicaba en un post que publiqué en 2009, encontramos la respuesta en la enfermedad llamada ‘gafedad’ que era un tipo de lepra.

De ahí que en la entrada de hoy me centre en esa tercera palabra: ‘cenizo’, cuyo origen tenemos que buscarlo en el ‘ceñiglo’, una planta silvestre y catalogada comúnmente como mala hierba, ya que crece en casi cualquier parte, proliferando en estercoleros, y zonas donde abundan otro tipo de hierbas y plantas de escasa utilidad.

El poco valor que se le otorga a esta planta y el hecho de que donde crece suele ser malas tierras, hizo que ya en el siglo XVI se utilizase el término cenizo para referirse a aquellos individuos que tenían mala sombra/suerte o que se la traían a los demás.

El parentesco con la palabra ceniza y la relación de ésta con las reliquias o residuos de un cadáver, ayudó a la consolidación del término y su significado.

 

 

Fuentes de consulta: Inventario general de insultos de Pancracio Celdrán / RAE

Fuente de la imagen: ichn.iec.cat

¿Por qué en muchos países el ‘viernes 13’ es sinónimo de mala suerte?

En España los supersticiosos siempre le han tenido miedo al ‘martes y 13’ (algunos solamente al número 13) pero desde que en 1980 se estrenó la película ‘Viernes 13’ muchos son los que se han sumado a la moda de tenerle también fobia a este día.

El viernes 13 es el día elegido en un buen puñado de países para representar el día de la mala suerte y para encontrar su origen hemos de retroceder siete siglos.

Lejos de supercherías por parte de algunos cuantos que intentan lucrarse con el negocio de la superstición o el propio marketing del film ya mencionado (con un total de 12 cintas estrenadas), el viernes 13 nada tiene que ver con maldiciones, cartas del tarot o relación alguna con la ‘última cena’ y los 13 comensales en vísperas de la crucifixión de Jesús.

La mayoría de historiadores coinciden en situar el origen de ese día concreto, en relación a la mala suerte, a un hecho acontecido el viernes 13 de octubre de 1307, en el que el Rey Felipe IV de Francia (apodado el hermoso) mandó apresar a Jacques de Molay, Gran Maestre de la Orden del Temple, junto a otros 60 Caballeros Templarios, acusándolos de sacrilegio contra la Santa Cruz, herejía o sodomía (entre otras cosas).

Tras sufrir todo tipo de torturas, Jacques de Molay acabó reconociendo los cargos por los que se le acusaba y fue condenado a morir en la hoguera.

Con el fin de apropiarse de los tesoros de la Orden del Temple, la detención había sido convenida por el propio rey y la inestimable ayuda de Guillaume de Nogaret (un oscuro personaje, mano derecha del rey, jurista de profesión y que había estado involucrado en 1303 del secuestro del Papa Bonifacio VIII, acérrimo enemigo del monarca francés). A destacar también la figura del papa Clemente V quien, sin dar un consentimiento explicito, no hizo nada para evitar el trágico destino de los templarios.

El 18 de marzo de 1314, frente a la Catedral de Notre Dame, Jacques de Molay fue quemado vivo. La casualidad hizo que Felipe IV, Clemente V y Guillaume de Nogaret fallecieran ese mismo año (en diferentes fechas y por distintas causas), propiciando que quedase como una fecha funesta y de mala suerte en el mundo anglosajón el viernes 13.

Cabe destacar la leyenda urbana que circula por la red en relación a un barco llamado HMS Friday y su relación directa con el viernes 13. Pero dicha embarcación jamás ha existido y no deja de ser uno más de los muchísimos fakes que se envían vía email o se publican en blogs, foros y redes sociales.

Por cierto, aquellos que le tienen miedo/fobia al viernes 13 (dejando supersticiones a un lado) padecen de friggatriskaidekaphobia.

 

Lee en este blog más posts sobre otras curiosas fobias

 

Sigue disfrutando de las curiosidades de este blog también en formato papel y no te pierdas la trilogía de libros: Ya está el listo que todo lo sabe, Vuelve el listo que todo lo sabey Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO que pueden convertirse en un regalo ideal.

Cómpralos en Amazon: http://amzn.to/2E3cMXT

 

 

Fuentes de consulta y más info:  fenix137rls / xabigarate / hogueradelasnecedades / urbanlegends / wikipedia
Fuente de la ilustración de la ejecución de Jacques de Molay: zzona

¿De dónde viene la superstición que dice que el abrir un paraguas en un interior trae mala suerte?

¿De dónde viene la superstición que dice que el abrir un paraguas en un interior trae mala suerte?

Algunas personas, al llegar a casa tras un día de lluvia, dejan el paraguas abierto en la bañera para que escurra el agua. Lo hacen como un acto cotidiano y sin el más mínimo problema. Pero el asunto se complica cuando en la vivienda hay alguna persona supersticiosa que cree que ese sencillo acto puede traer consigo la mala suerte.

Desde hace varios siglos, el hecho de abrir un paraguas en un lugar interior se ha vinculado directamente con una desgracia venidera. Muchas de estas personas supersticiosas aseguran el poder maléfico de este acto, pero la gran mayoría no saben explicar el verdadero origen de esta creencia, atribuyéndolo a antiguos encantamientos y maleficios milenarios que mezclan a Dioses, creencias y muerte.

Pero esas extrañas creencias andan bien lejos de la realidad, ya que,  la superstición que dice que el abrir un paraguas en un interior trae mala suerte, es muchísimo más reciente.

El paraguas (tal y como lo tenemos conceptuado en la actualidad) fue inventado en China hace aproximadamente unos 2.600 años. Pero el hecho de cubrirse con algo para evitar mojarse o resguardarse del sol se ha realizado con múltiples artefactos desde tiempos inmemoriales.

Jonás Hanway fue el primero en usar un paraguas en la Inglaterra Victoriana

Jonás Hanway fue el primer británico en usar un paraguas en la Inglaterra del siglo XVIII. Lo había adquirido en uno de sus múltiples viajes a Oriente y le agradaba su polivalente uso para resguardarse del sol y de la lluvia. Le encontró una perfecta utilidad para su retorno a Gran Bretaña y su intempestivo clima, en el que la lluvia estaba presente gran parte del año.

El uso del paraguas se fue popularizando, llegando también hasta las clases más bajas, las cuales usaban unos modelos algo rígidos y torpes.

Muchas personas, antes de salir de su casa abrían el paraguas y así accedían a la calle sin tener que mojarse e incluso lo hacían a la inversa, accediendo a la vivienda con él aun abierto.

Esto ocasionó muchos accidentes domésticos, sacando más de un ojo y provocando múltiples lesiones, lo que llevó rápidamente a la creencia que dice que el abrir un paraguas en un interior trae mala suerte.

La popularización del paraguas por todo el continente y el boca a boca hicieron el resto del trabajo, logrando hacer creer a tantísimas personas en esta superstición.

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos, Leyendas Urbanas y Supersticiones’ de este blog

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

Fuente de la imágenes: shaylor (Flickr) / Wikipedia

¿Por qué llamamos ‘gafe’ a los que traen mala suerte?

¿Por qué llamamos ‘gafe’ a los que traen mala suerte?Actualmente llamamos gafe a aquella persona que trae mala suerte (tanto para sí misma como para los que le rodean), pero antiguamente se utilizaba el término gafo para referirse a aquellos que padecían una enfermedad llamada gafedad, un tipo de lepra que además provoca que los dedos de la mano y, en algunas ocasiones de los pies, se encorven fuertemente.

La lepra estaba considerada como una enfermedad altamente contagiosa, por lo que no era nada aconsejable acercarse a un leproso o gafo, para evitar así contagiarse. Los avances médicos demostrarían que la lepra era una enfermedad infecciosa, pero de nula transmisibilidad.

De ahí que con el pasar del tiempo la palabra pasase de gafo a gafe y se haya acabado utilizado este término para referirse a las personas que tienen y contagian la mala suerte.

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)