BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘Ignacio González’

El histórico origen de la contundente expresión ‘Odio africano’

El histórico origen de la contundente expresión ‘Odio africano’

A raíz de la reciente filtración con la grabación de una conversación mantenida por los políticos del Partido Popular (el exministro de Trabajo y Asuntos Sociales y expresidente de la Comunidad de Valencia, Eduardo Zaplana, con el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González), en la que el valenciano comentaba al madrileño que el expresidente del Gobierno José María Aznar sentía ‘odio africano’ por Mariano Rajoy (actual Presidente del Gobierno) he recibido un correo a través del apartado de contacto en el que María Luisa F. G. me consulta sobre el origen de dicha expresión y me pregunta si la misma no debería ser censurable por sus connotaciones racistas.

Ante todo cabe destacar que en la expresión ‘Odio africano’ no existe connotación racista alguna hacia las personas originarias de África y que el significado de esta locución viene a destacar una animadversión intensa que siente una persona por otra, pero no por su origen o color de piel, pues su origen es antiquísimo y paso a explicarlo a continuación.

Tal y como defienden la mayoría de etimólogos e historiadores, sitúan el origen de la contundente expresión ‘Odio africano’ a la época en la que la República Romana se encontraba en guerra con la República Cartaginesa del norte de África (y sur de la Península Ibérica) en el siglo III a.C., que eran las dos potencias que en aquel momento dominaban el Mediterráneo occidental (las conocidas como Guerras Púnicas).

Uno de los grandes enemigos de Roma fue Amílcar Barca, originario de Cartago (en la actualidad a escasos kilómetros de la ciudad de Túnez, capital del homónimo país) y que tras su muerte el odio y enemistad que sentía hacia el pueblo romano fue transmitido a las generaciones que lo sucedieron (ente ellos su hijo Aníbal, quien destacó –entre otras muchas cosas- por su ofensiva militar en la que atravesó los Alpes con un numerosísimo ejército de infantería, caballería y los famosos elefantes).

Pero Roma ganó finalmente las Guerras Púnicas en invadió el norte de África, tras algo más de un siglo de enfrentamientos, destruyendo por completo Cartago y apresando a sus ciudadanos a quienes posteriormente vendieron como esclavos. El ‘odio africano’ hacia el pueblo romano se transmitió de una generación a otra, siendo este hecho histórico el que daría origen a la expresión.

Cabe destacar que, erróneamente, hay quien atribuye el origen de la locución a otros hechos (mucho más recientes en la Historia). Por un lado hay quien defiende que la expresión se originó a raíz de la venta de esclavos africanos por parte de españoles, ingleses y portugueses en el continente americano a partir del siglo XVII. También se puede encontrar quienes dan como origen los conflictos militares entre España y el norte de África (Marruecos) durante la segunda mitad del siglo XIX y primer cuarto del siglo XX.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Quién pone nombre a las operaciones policiales?

¿Quién pone nombre a las operaciones policiales?

Días atrás recibía un mensaje a través del apartado de contacto en el que Lario Turmo me realizaba la siguiente consulta: No sé si podrías averiguar quién pone nombre a las operaciones policiales (como la operación Lezo), y en qué se basan para poner estos nombres.

Cuando un cuerpo de seguridad (ya sea la Policía Nacional, Guardia Civil o de las distintas policías autonómicas de nuestro país) inicia la investigación de un caso que, de antemano, se prevé que va a requerir invertir numeroso tiempo y efectivos (ya sea un caso de corrupción, narcotráfico, trata de blancas, pedofilia o pederastia, terrorista o banda organizada –por citar unos pocos ejemplos) se activa un protocolo por el cual se debe delimitar al máximo la información e intercambio de datos que se van a producir con la intención de evitar que se produzcan filtraciones (ya sea a la prensa o a los propios implicados), por lo que se busca un nombre en clave para bautizar a dicha operación.

Normalmente quienes están al mando de una operación son los encargados en bautizarla con el nombre en clave, aunque hay algunos departamentos policiales que ya disponen de algún responsable de prensa que ayuda a buscar la denominación perfecta que reúna los requisitos de ayudar a mantener en secreto la operación y una vez dada a conocer a los medios consiga relevancia e impacte.

Para encontrar el nombre adecuado a cada operación se barajan varias cuestiones: la primera y primordial es que no dé pista alguna sobre la investigación y en segundo lugar que tenga una relación directa con alguno de los encausados (ya sea con el apellido, apodo, lugar de nacimiento…), de ahí que nombres llamativos de operaciones que en apariencia parece que nada tienen que ver con el caso sí que están relacionados.

Por ejemplo la ‘Operación Lezo’, que cita el lector del blog que me ha hecho llegar la consulta, proviene del apellido de ‘Blas de Lezo’, uno de los más prestigiosos almirantes en la Historia de la Armada española… y ¿cuál es la relación de Blas de Lezo con Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid y cerebro de la trama de corrupción que se investigaba? pues resulta que Ignacio González fue espiado durante uno de sus viajes oficiales a Cartagena de Indias, el mismo lugar que Blas de Lezo defendió del asedio de los ingleses en el siglo XVIII.

Todos los nombres de las operaciones policiales están rebuscados pero siempre tienen alguna vinculación directa o indirecta con la causa.

Otros nombres curiosos de operaciones policiales que se hicieron famosos son: el ‘Caso Gürtel’ (sobre la presunta red de corrupción política vinculada al Partido Popular, actualmente celebrándose el juicio) tiene como uno de sus principales acusados a Francisco Correa y es precisamente su apellido traducido al idioma alemán lo que da nombre a esta famosa operación. La ‘Operación Candy’ con la que se atrapó al conocido como ‘pederasta de Ciudad Lineal’ (Antonio Ortiz) tras haber abusado de varias niñas pequeñas, recibió ese nombre debido a que candy es el modo de referirse en inglés a las golosinas, ya que el mencionado pederasta regalaba uno de esos dulces a las víctimas de las que abusaba sexualmente. La ‘Operación Púnica’ se trata de una trama de corrupción en la que está implicado Francisco Granados y se le puso esta definición en base al nombre en latín del árbol que da el fruto de la granada ‘Punica granatum’ (como clara referencia al apellido del principal implicado en el caso).

 

 

Otros posts que quizás te interese leer:

 

 

Fuentes de consulta: 20minutos / abc / elpaís / bbc
Fuente de la imagen: Wikimedia commons