Entradas etiquetadas como ‘higos’

La curiosa procedencia de la palabra ‘hígado’

La curiosa procedencia de la palabra ‘hígado’Como bien sabréis, el hígado es una víscera que poseemos y que entre sus muchas e importantes funciones está la de eliminar de la sangre las impurezas y sustancias nocivas que puedan ser perjudiciales para nuestro organismo.

En su origen, los griegos llamaban a este órgano ‘hépar’ (de ahí provienen términos como ‘hepático’, ‘hepatitis’ o ‘heparina’); en la Antigua Roma lo llamaban ‘iecur’ y de alguno de estos dos términos debería haber evolucionado hasta nuestros días la palabra con la que referirnos a él, pero no fue así, ya que pudo más el nombre de una técnica gastronómica que el de la propia víscera. Esta es la curiosa procedencia:

Los antiguos romanos ya conocían el uso culinario del  ‘foie’ y que tanta fama le ha dado a la gastronomía francesa. Ya por entonces tenían una técnica para conseguir un producto mucho más sabroso, siendo conocedores que para ello debían alimentar de un modo concreto a las ocas con el fin de que se les inflamase el hígado y así hacerlo más grande y exquisito. Lo que les daban de comer era nada más y nada menos que ‘higos’ (ficātum en latín), y sí, del nombre de este rico fruto se derivó el término con el que hoy llamamos comúnmente al hígado.

El proceso de engorde de las ocas y el resultado obtenido se llamaba ‘iecur ficātum’ (hígado alimentado con higos). Se hizo tan popular que incluso el famoso gastrónomo romano, del siglo I d.C., Marco Gavio Apicio utilizó esta técnica y habló de ella en algunos de sus escritos de la época, por lo que esta víscera comenzó a ser conocida como ficātum en lugar de iecur. Con los años y la evolución de la lengua el órgano acabó compartiendo nombre y etimología con el fruto de la higuera. Pero esto no es algo aislado que ha pasado únicamente con el castellano, ya que otras lenguas románicas también lo adoptaron: fetge (catalán), fégado/fígado (gallego), foie (francés), fegato (italiano), fígado (portugués).

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuentes de consulta: blog.lengua-e / elcastellano / RAE / etimologias.dechile / dicciomed
Fuente de la imagen: lemar (morguefile)

¿Cuánto tiempo pasa exactamente «de higos a brevas»?

 

En alguna ocasión seguro que has escuchado o utilizado la expresión «de higos a brevas». Esta frase se suele utilizar para decir que algo ocurre de tanto en tanto o cada bastante tiempo. Pero, ¿cuánto tiempo pasa exactamente de higos a brevas?

La respuesta es, aproximadamente, unos ocho meses. La cosecha de higos llega al finalizar el verano (septiembre u octubre), mientras que una higuera breval suele dar una cosecha de brevas al iniciarse el verano, sobre el mes de junio.

 

 

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)