Entradas etiquetadas como ‘figura’

¿Cuál es el significado del dicho ‘Genio y figura, hasta la sepultura’?

Días atrás, a través del perfil en Instagram de este blog (@yaestaellistoquetodolosabe2), mi buen amigo Javier Santamarta (@javisantamarta), me emplazaba a escribir sobre el dicho ‘Genio y figura, hasta la sepultura’.

¿Cuál es el significado del dicho ‘Genio y figura, hasta la sepultura’?

Esta antiquísima locución se utilizaba para advertirnos que una persona mantiene su forma de ser y pensar a lo largo de toda su vida (hasta el momento de su fallecimiento) y que, por mucho que trate de aparentar que se ha cambiado o evolucionado, en el fondo siempre será y obrará del mismo modo, debido a la herencia genética que hemos recibido y, por tanto, con el paso del tiempo el carácter (personalidad) seguirá siendo la misma.

Debido a los dos términos utilizados en la expresión (‘genio’ y ‘figura’), muchas son las diferentes interpretaciones que se pueden hacer de la misma, ya que hay quien cree que el ‘genio’ al que se hace referencia es carácter (buen o mal genio) o al intelecto y sabiduría (ser un genio en algún arte o disciplina). Respecto a la interpretación del vocablo ‘figura’, hay quien cree que se refiere a una cualidad sobresaliente (ser una o un figura en alguna actividad determinada) e incluso a la silueta o cuerpo de un individuo (tener buena figura).

La expresión en español ‘Genio y figura, hasta la sepultura’ tiene diferentes variantes según los idiomas, aunque en gallego ‘Xenio e figura, ata a sepultura’ y catalán ‘Geni i figura fins a la sepultura’ se mantiene intacta la locución. En euskera lo encontramos en la forma ‘Antz-azturak hobiraino’ (El aspecto y las costumbres hasta la tumba); ‘The leopard cannot change his spots’ (El leopardo no puede cambiar sus manchas) en inglés; ‘Chassez le naturel, il revient au galop’ (Expulsad lo natural y volverá a galope) en francés; ‘O que o berço dá, a tumba o leva’ (Lo que la cuna da, la tumba se lo lleva) en portugués; e incluso la antiquísima expresión en latín ‘Quod iuvenis suescit, senex dimittere nescit’ (A lo que el joven se acostumbra, el viejo no sabe renunciar).

 

 

Te puede interesar leer también:

 

 

 

Fuente de la imagen: needpix

¿De dónde surge llamar ‘ídolo’ a aquel personaje al que admiramos?

¿De dónde surge llamar ‘ídolo’ a aquel personaje al que admiramos?

Ídolos hay muchos, ya sea una persona que se dedique a cantar, a la interpretación, a tener un canal en Youtube, practicar algún deporte o incluso a la política. Son personajes que atraen a un gran número de seguidores que los admiraran con devoción y exaltación.

El término ‘ídolo’ llegó al castellano desde el latín ‘idōlum’ y a éste del griego ‘eídōlon’ (εἴδωλον) y su significado original era ‘imagen’. Y era precisamente las imágenes de deidades y líderes de la época (en sus formas de estatua, efigie u otros objetos de culto) lo que se adoraba e idolatraba en la antigüedad del mismo modo que hoy en día se hace con las ‘imágenes religiosas’.

Se pasó de idolatrar efigies a adorar personas físicas, dándole el mismo término para ambas cosas.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: pixabay