Entradas etiquetadas como ‘estrellas’

¿Cuántas estrellas se ven a simple vista al mirar el cielo?

¿Cuántas estrellas se ven a simple vista al mirar el cielo?

Cualquier estrella que veamos a simple vista pertenece al vecindario que ocupamos en nuestra galaxia, la Vía Láctea.
Nuestra galaxia tiene unas 200.000 millones de estrellas, pero la fracción que podemos ver es mínima dada la pobre sensibilidad de nuestra vista.
Son muchos los factores que influyen en el número de estrellas que podemos ver a simple vista.
Por enumerar algunos:
La sensibilidad de nuestros ojos, la contaminación lumínica, la climatología, la parte del cielo que podemos ver en cada momento, si hay Luna y lo brillante que ésta sea, etc. De manera ideal (digamos un astronauta flotando en el espacio), el número de estrellas que podría ver dependerá sólo de la sensibilidad de su vista. A medida que vamos a estrellas más débiles, el número aumenta exponencialmente. Si podemos llegar a ver estrellas de magnitud 5, el número aproximado
será de unas 1.800 estrellas, mientras que si nuestra vista es magnífica y podemos ver hasta magnitud 7, podríamos alcanzar a ver unas 16.000 estrellas. Normalmente podemos llegar a ver hasta magnitud 6, lo que representa unas 5.000 estrellas en todo el cielo. Pero ¡ojo!, desde tierra sólo podemos ver la mitad que está sobre el horizonte, alrededor de 2.500. Además, la extinción atmosférica ocultará las estrellas más débiles a medida que nos acercamos al horizonte.
Por tanto, en un lugar privilegiado como puede ser el Observatorio del
Roque de los Muchachos, en la isla de la Palma – a 2.400 metros de altitud, donde existe una Ley de Protección del Cielo desde hace 20 años y la contaminación lumínica es mínima, con tiempo despejado y sin Luna- es posible que podamos ver alrededor de 1.500 estrellas.
Si nos vamos a un pueblo, puede que tan sólo podamos ver unas 300 equivalente a magnitud límite 4), y desde una ciudad muy iluminada, el número de estrellas puede ser entre ninguna (…eso que parece una estrella brillante es un planeta) y un par de docenas. Por ejemplo, hasta magnitud 3, existen una 100 visibles; y hasta magnitud 2, unas 30.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

Agradecimientos al Dr. Alfred Rosenberg González, profesor del Instituto de Astrofísica de Canarias por su amable colaboración para la realización de este post.

Fuente de la imagen: chandl3r (Flickr)

¿De dónde viene la frase ‘Somos polvo de estrellas’ y qué significado tiene?

Esta frase, doblemente hermosa porque es tan poética como científica, fue enunciada por el gran científico (y pensador) Carl Sagan (1934-1996). Su fundamento es bastante sencillo, si tenemos en cuenta la evolución del universo.

Después del big bang la única materia primigenia que existía eran los simples átomos de hidrógeno, materia que dio lugar a las estrellas (acabo de resumir en una frase unos cuantos eones de tiempo, pero bueno…).

Pero el único elemento que existía era ese, hidrógeno, el más básico y ligero del universo, así que… ¿cómo se generaron todos los demás elementos, el carbono, hierro, azufre, etc., los que nos rodean en nuestro día a día y de hecho forman los cimientos de nuestra propia existencia a nivel molecular?

La respuesta es tan hermosa como simple: En el interior de las estrellas.

Cuando se forma una estrella comienzan a producirse reacciones de fusión, en las que la estrella “quema” hidrógeno transformándolo en helio, un elemento más pesado. Cuando la temperatura en el centro de una estrella llega a varios millones de grados ocurre la fusión de helio a carbono, del carbono y helio dando lugar al oxígeno, etc. Si la temperatura es aún mayor pueden formarse otros elementos pesados como el Magnesio, Azufre, Silício, Niquel, Cobalto, Hierro, etc.

Cuando queman (fusionan) todo su “combustible” disponible, hay estrellas que simplemente quedan como cuerpos masivos inertes, pero a menudo, debido a su tamaño y/o temperatura, cuando llega ese momento la estrella se colapsa y estalla en lo que se conoce como una “supernova”. Ese estallido lanza al espacio todo un “huracán de polvo estelar” compuesto de esos elementos más pesados que el hidrógeno, un vendaval que provoca a su vez que en zonas cercanas del universo se comiencen a producir nuevas condensaciones de materia, que darán lugar a futuras estrellas, que a su vez estallarán algún día, etc.

Todo este proceso de estrellas que explotan y expulsan materia que alimenta a su vez a otras estrellas, repetido a través de unos cuantos miles de millones de años, da lugar a lo que hoy conocemos: en algún momento dado la materia pesada se va agrupando y se condensa alrededor de estrellas en forma de planetas, y en algún momento dado, si las condiciones son adecuadas, en varios (o muchos) de esos planetas, los “ladrillos” fundamentales de carbono que algún día nacieron en el interior de una estrella se transforman en VIDA orgánica.

La impresión de “infinito” que nos produce mirar al firmamento en una noche clara la podemos sentir también cada vez que miramos a nuestro alrededor y recordamos que TODOS y cada uno de los átomos que forman TODA esa materia que nos rodea (incluidos nosotros mismos) no es ni más ni menos que “polvo de estrellas”.


Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades de ciencia

 

 

ACTUALIZACIÓN (2013):
@DaniEPAP me envía un DM en el que me adjunta un enlace del The New York Times publicado en agosto de 2013 y en el que se le atribuye la autoría de la frase al astrónomo norteamericano Harlow Shapley, quien dijo en 1929: “We organic beings who call ourselves humans are made of the same stuff as the stars” (aunque, de todos modos, la cita de Shapley no invalida la poesía de la de Sagan): http://www.nytimes.com/2013/08/06/science/space/stars-gold-dung-beetles-and-us.html?_r=0

 

Sigue disfrutando de las curiosidades de este blog también en formato papel y no te pierdas la trilogía de libros: Ya está el listo que todo lo sabe, Vuelve el listo que todo lo sabey Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO que pueden convertirse en un regalo ideal.

Cómpralos en Amazon: http://amzn.to/2E3cMXT

 

 

 
Post publicado gracias a la inestimable colaboración de Fernando García-Quismondo

¿Qué nos indica el color de una estrella?

El color de una estrella –difícil de matizar por el ojo humano– “nos da la clave de su naturaleza”. El azul significa que es más caliente que el Sol; el rojo, que es más fría.

Eso es lo que nos dice el astrónomo canadiense David H. Levy en su libro Observar el cielo (Ed. Planeta). Una guía práctica del firmamento con la que resolver cualquier duda astronómica. del que ha vendido más de 1 millón de ejemplares.

 

 

Visto en GPS (Guía Para Sobrevivir)