Entradas etiquetadas como ‘El origen de cinco términos sobre lugares donde se da cobijo a quienes más lo necesitan’

El origen de cinco términos sobre lugares donde se da cobijo a quienes más lo necesitan

El origen de cinco términos sobre lugares donde se da cobijo a quienes más lo necesitan

Asilo:
Término con numerosas acepciones, entre las que se encuentran el de refugio para los perseguidos (asilo político) o establecimiento benéfico para atender a los desfavorecidos o ancianos. El vocablo nos llega a través del latín asȳlum y a este desde el griego asylon, cuyo significado literal era  lugar o templo inviolable.

Durante la antigua civilización grecorromana se crearon una serie de lugares considerados inviolables que estaban exentos de ser saqueados y a donde acudían a refugiarse viajeros de otras ciudades-Estados con la intención de alojarse durante el tiempo que permanecieran en aquella población, con el fin de evitar que les robaran. Habitualmente solían ser templos sagrados donde se rendía culto a las deidades, motivo por el que con el paso de los siglos quedó asociado el concepto de asilo y asistencia con las órdenes religiosas.

Cotolengo:
También llamado cottolengo, hace referencia a algunas instituciones de carácter religioso en donde se da cobijo y cuidados a personas con necesidades especiales y que no pueden valerse por sí mismas: ancianos, discapacitados mentales o físicos…

El término proviene del apellido del sacerdote italiano Giuseppe Benedetto Cottolengo, quien dedicó gran parte de su vida al cuidado y auxilio de los más desfavorecidos y en 1828 abrió en Turín un pequeño hospital inicialmente llamado Ospedaletto della Volta Rossa y, a partir de 1832, Piccola Casa della Divina Provvidenza, aunque con el tiempo quedó asociado al apellido de su fundador.

Hospicio:
Establecimiento benéfico donde se acoge a niños desfavorecidos de familias desestructuradas, abandonados (expósitos) o huérfanos, que allí reciben instrucción.

Proviene del latín hospitium, cuyo significado es ‘acción de acoger’ y comparte raíz etimológica con los términos hospital y hospitalidad.

Inclusa:
Lugar en el que se recoge a niños expósitos (abandonados) y su nombre lo recibe del cuadro de una virgen, conocida como Nuestra Señora de la Inclusa, que en el siglo xvi fue colocada en un hospicio que había en el centro de Madrid. La mencionada imagen religiosa era la Virgen de la Paz, pero al llevarla hasta la capital de España desde la isla L’Écluse, en los Países Bajos, recibió el nombre Inclusa, que, así, quedó asociado también a la institución benéfica.

Orfanato:
Establecimiento benéfico donde se da cobijo a los niños sin padres (huérfanos). En algunos lugares es comúnmente conocido como ‘orfanatorio’.

Es precisamente del término ‘huérfano’ de donde se origina tal denominación, la cual proviene del latín ‘orphănus’ (cuya traducción literal viene a decir ‘privado de padres’), al que se le añadió el sufijo ‘-ato’ (-ātus o -ātum en latín) utilizado para indicar un cargo o designar una institución.

 

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons