Entradas etiquetadas como ‘como a Marica por Rávena’

¿De dónde surge la expresión ‘Buscar a María por Rávena’?

En mi afán de buscar y recuperar lo que se conoce como ‘expresiones viejunas’, añado a mi lista la locución ‘Buscar a María por Rávena’, la cual se utilizaba antiguamente para designar el acto de realizar una búsqueda que puede ser muy dificultosa o casi imposible de lograr (algo así como ‘buscar una aguja en un pajar’).

¿De dónde surge la expresión ‘Buscar a María por Rávena’?

Curiosamente esta expresión surge de un error de traducción, ya que esta no debería de ser ‘Buscar a María por Rávena’ sino ‘Buscar el mar en Rávena’.

Originalmente la locución surgió en latín en la forma ‘Ravennae maria quaerere’, que significaba literalmente ‘Buscar el mar en Rávena’, ya que el ‘maria’ al que hace referencia no es el nombre de mujer sino una de las muchas denominaciones que existían antiguamente para referirse al mar.

La población de Rávena se encuentra en noreste de Italia y está separada del mar Adriático varios kilómetros, aunque en la Edad Media tuvo un importante tránsito marítimo gracias al acceso fluvial a través del río Candiano (desde el siglo XVIII gracias al canal Corsini).

A pesar de no tener un acceso directo al mar, Rávena llegó a convertirse en uno de los principales puertos comerciales de su época auspiciado por la Serenísima República de Venecia. Una serie de inundaciones, a finales del siglo XVI, provocaron que se limitara aquel paso fluvial hacia el mar, surgiendo la mencionada locución ‘Ravennae maria quaerere’.

Una mala interpretación llevó a confundir el término mar con el nombre María, cambiándolo en la traducción.

Cabe destacar que en ‘El Quijote’ aparece esta expresión (pronunciada por Sancho Panza) con un pequeño cambio y de la siguiente manera: […] Y más, que así será buscar a Dulcinea por el Toboso como a Marica por Rávena, o al bachiller en Salamanca […], pero cabe destacar que la ‘Marica’ a la que hace alusión no es la forma despectiva usada para referirse a un hombre afeminado u homosexual, sino que es el diminutivo del nombre ‘María’ que se utilizaba en aquella época para llamar de ese modo y de una manera familiar a muchas mujeres.

 

 

Quizá te interese leer en este blog otros posts con más ‘expresiones viejunas’

 

 

Fuente de la imagen: pixabay