Entradas etiquetadas como ‘comida de Navidad’

¿De dónde surge llamar ‘boxing day’ al 26 de diciembre?

¿De dónde surge llamar ‘boxing day’ al 26 de diciembre?El boxing day, literalmente día de las cajas (nada que ver con el boxeo), es una antigua tradición de origen británica que se celebra el 26 de diciembre. Esta práctica se basa básicamente en hacer regalos y donaciones a las personas más necesitadas y los presentes suelen ser en forma de comida, ropa, juguetes o dinero.

El origen de que se realice el día después de Navidad lo encontramos viajando varios siglos hacia atrás, aunque es algo discutido cuál fue el principal motivo por el qué se empezó a hacer y quién fue su artífice.

La mayoría de fuentes consultadas apuntan a que tuvo lugar en la época feudal, cuando los nobles, una vez pasado el día de Navidad, entregaban cajas/paquetes de alimentos a sus sirvientes como compensación por el duro trabajo que habían tenido los días previos a esa festividad y su celebración. Suelen señalar que en la mayoría de los casos se trataba de la comida sobrante de los banquetes familiares.

Pero hay quien prefiere pensar que esta generosa costumbre empezó como un acto de caridad que comenzó a realizarse en las iglesias: aquellos feligreses que acudían a la Misa del Gallo llevaban las viandas que les habían sobrado de la cena de Nochebuena y éstas eran repartidas el día 26 entre los pobres de la parroquia junto a lo depositado también en el oficio del día de Navidad.

Sea como fuere, lo que sí queda claro es que el boxing day se trata de un acto de generosidad y altruismo hacía los más necesitados que se ha expandido en casi todo el planeta, pero nada tiene que ver el nombre de esta tradición con la afirmación errónea que dan en algunas páginas que señalan que se llama así debido al hecho de que la gente se deshace ese día de las cajas y envoltorios de los regalos recibidos en Navidad.

Aprovecho para desearos unas muy ¡Felices Fiestas!

 

Lee y descubre en este blog otras Curiosidades Navideñas

 

 

Fuentes de consulta: snopes / oppenblog / elnorthern / mamalondon / britishfood
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Deipnofobia, el miedo irracional y patológico a mantener una conversación durante la cena

Deipnofobia, el miedo irracional y patológico a mantener una conversación durante la cena

A todos nos ha tocado alguna vez acudir a alguna comida o cena con amigos, familia o compañeros (muy típicas durante las fechas navideñas) en las que todos hablan con todos y las sobremesas se alargan entre chupitos y alguna que otra copa de licor.

Pero no todo el mundo es feliz al tener que acudir a alguna de esas comidas o cenas, ya que entre el maremágnum de fobias que existen y afectan a un buen número de personas nos podemos encontrar con la ‘deipnofobia’, la cual se define como un miedo irracional y patológico a mantener una conversación durante una cena, comida o sobremesa.

No hay una respuesta lógica al porqué les ocurre esto a los deipnofóbicos, aunque algún especialista señala que algunos de ellos podría estar originado en la niñez debido a tener que seguir algún tipo de estrictas normas de comportamiento a la hora de sentarse a la mesa.

Al contrario de lo que pueda parecer, aquellos que padecen de deipnofobia no tienen por qué ser personas introvertidas. No es una cuestión de timidez, sino de angustia por el hecho de tener que asistir a uno de esos actos sociales y que exista la posibilidad de tener que dar conversación a los que están a su alrededor.

Tampoco tiene nada que ver la formación y el nivel cultural que tenga, ya que tal y como indico en el título del post se trata de un miedo irracional y pueden estar muy cualificados para hablar de cualquier tema, pero son incapaces de hacerlo en ese entorno.

Los deipnofóbicos suelen inventarse diferentes excusas para no acudir a eventos sociales en los que hay que sentarse alrededor de una mesa: falta de apetito, otro compromiso, encontrarse mal, un contratiempo… De no tener más remedio que ir suelen sentarse en una de las puntas (donde menos personas le rodean) o junto a comensales que saben que no les van a dar/pedir conversación.

 

Lee en este blog más posts sobre otras curiosas fobias

 

Fuente de la imagen: penelopejonze (Flickr)